Todo lo que debes saber sobre las zapatillas de ciclismo

Contar con las zapatillas de ciclismo adecuadas marcarán una gran diferencia en la potencia de tu pedaleada y la certeza con la que conduces.

Si has sido un tenaz ciclista durante algún tiempo, probablemente ya estés familiarizado con los conceptos más relevantes sobre los zapatos de ciclismo. Si acabas de comprar tu primera bicicleta o, ya estás listo para comenzar a usar zapatillas para ciclismo, en este artículo encontrarás toda la información que necesitas sobre los zapatos para ciclismo.

Para qué sirven las zapatillas de ciclismo

La zapatilla de ciclismo es un tipo de calzado que ha sido diseñado específicamente para la práctica del ciclismo -casi desde que la bicicleta fue creada-. Pues éstas, además de hacer más cómodo para el ciclista el pedaleo y proteger sus pies, buscan transferir con absoluta eficacia la potencia de tus piernas a los pedales.

Mejor transferencia de potencia

Con los zapatos de ciclismo puestos, no se desperdicia nada de la energía que generas al pedalear. Y, debido a que mantienen tus pies firmes, la eficiencia de tu pedaleo será mucho más eficiente. El simple hecho de no tener que preocuparse por el posible deslizamiento de tu pie, garantiza una transferencia de energía mucho más eficiente.

Diseñado para alta tensión

Esto se relaciona con la capacidad de los zapatos para mantenerse cómodos, incluso cuando das lo mejor de ti mismo al pedalear. Si hicieras esto con zapatos comunes, tus pies se adormecerán debido al delgado espacio entre las plantas de tus pies y los pedales.

Si usas zapatos para ciclismo, puedes pedalear tan frenéticamente como quieras y no sentirás ningún tipo de estrés en las plantas de tus pies, además de evitar posibles problemas en los tendones y esa sensación de ardor en la parte inferior de los pies que aqueja cuando recorremos grandes distancias en nuestros entrenamientos y rodadas.

Diseño ergonómico

Las zapatillas de ciclismo no se sienten tan voluminosas como otro tipo de calzado y son extremadamente ligeras en comparación a otro tipo de calzado y dependiendo de su precio y marca que las fabrica. Esto, sin embargo, no compromete su resistencia.

Foto: Reebok

Tipos de zapatillas de ciclismo

Hay una amplia variedad de diseños dependiendo del tipo y la intensidad del ciclismo que practiques y para el que están destinados.

Entre las características clave en este especializado calzado, se incluyen: la rigidez, tanto de la suela como de la horma que, sirve para una transferencia más eficiente de la potencia del ciclista a los pedales; peso del calzado; un método para sujetar la zapatilla firmemente al pedal y adaptabilidad para usar dentro y fuera de la bicicleta.

La mayoría de las zapatillas de ciclismo de alto rendimiento se pueden ajustar mientras están en uso, a través de un sistema de ajuste rápido que ha reemplazado en gran medida los cordones o agujetas.

Diferencias entre los diferentes tipos de zapatillas de ciclismo

Los zapatos para ciclismo se pueden clasificar por el tipo de terreno en el que los ciclistas los utilizarán y por el propósito para el que se usan, por ejemplo: ciclismo de ruta, de montaña, para transportarte, entre otros.

Las diferencias clave entre las zapatillas para ciclismo y la mayoría de los otros zapatos deportivos son:

  • Suela rígida para la protección de los pedales y para garantizar que no se pierda energía al transferir la potencia a los pedales.
  • Un ajuste perfecto para que tus pies no puedan moverse dentro de los zapatos mientras pedaleas.
  • Poco o nada de amortiguación en las plantas de los pies porque esto interferiría con el pedaleo.
  • Parte superior ligera y ventilada para mantener tus pies frescos, secos y para mantener las zapatillas ligeras.
  • Cuentan con orificios especiales para instalar las fijaciones o cleats que se utilizan para engancharte a los pedales.

Echemos un vistazo a cada tipo para ver qué características tienen.

Ruta o carretera:

Las zapatillas para ciclismo en carretera suelen tener suelas lisas y rígidas. Sus calas o cleats tienen forma de salientes en la suela, por lo que se pueden sujetar en los pedales en cuestión de segundos. Son muy livianos y cómodos de usar, sobre todo en largas distancias.

Sus precios son asequibles, pero el precio puede verse afectado por el material del que están hechos, además de que gracias a su diseño aumentan la transferencia de poder a los pedales.

Los zapatos para ciclismo de ruta tienen suelas muy rígidas que, muchas veces están hechas de fibra de carbono -pero depende del precio y marca- para mayor resistencia y un peso mínimo. Por lo general, lucen partes superiores ligeras y ventiladas hechas de malla de nylon y se refuerzan en lugares estratégicos con cuero material sintético.

Su transpirabilidad está asegurada por la malla exterior que acompaña a la mayoría de los modelos. Puedes pedalear todo lo que quieras, y tus pies estarán frescos.

Foto: SIDI

Sus sistemas de cierre son con velcro o trinquete –que son: es un mecanismo que permite a un engranaje girar hacia un lado, pero le impide hacerlo en sentido contrario, ya que lo traba con un gatillo- son populares por lo que los ajustes se pueden hacer sobre la marcha; más apretados para escalar o pedalear a velocidad, más flojos si tus pies se hinchan o te sientes incómodo.

Debes prestar atención al hecho de que la mayoría de las veces las zapatillas de carretera vienen con un sistema de cleats de 3 orificios. Si tus pedales tienen solo 2 pinzas, estos zapatos no servirán. Pero, no te preocupes, puedes encontrar fácilmente zapatillas de ciclismo para ruta con sistema de cala o cleats de 2 orificios.

Es necesario considerar que este tipo de calzado no es práctico para caminar, pero sobre la bicicleta son muy útiles. Debido a que con estas zapatillas el caminar es limitado, tendrás que revisar periódicamente tus calas para cerciorarte del desgaste de éstas.  

Montaña y off road:

Las zapatillas hechas para ciclismo de montaña deben presentar un exterior robusto, un sistema de sujeción casi infalible y, por último sus calas empotradas. Lo anterior te permitirá caminar con mayor soltura, especialmente si practicas una combinación de senderismo y ciclismo.  

Los zapatos todo terreno también son bastante rígidos e inflexibles, pero no tanto como los modelos para ruta. Al igual que las zapatillas para ciclismo de ruta, éstas también proporcionan una mayor transferencia de potencia a través de los zapatos a los pedales.

Este tipo de calzado, incluso acepta pernos adicionales que se atornillan cerca de los dedos para un agarre en senderos más enlodados.

Las partes superiores suelen ser un poco más robustas que las zapatillas de carretera, para hacer frente a la maleza, piedras y otras irregularidades que te encontrarás en la montaña.

Si se usan cordones, estos usualmente están ocultos por una lengüeta protectora.

Foto: iStockphoto/Alvaro Chan

Ciclismo urbano o casuales:

Los zapatos para ciclismo urbano se fabrican pensando en la comodidad y, por lo tanto, tienden a ser más flexibles que sus súper rígidos hermanos de ruta y montaña, ya que la presión ejercida sobre ellos no será tan grande y se utilizarán para caminar mucho más que para pedalear.

Así que si usas  tu bicicleta para desplazarte entre tu trabajo y el hogar o escuela, si montas tu bicicleta para dar una vuelta de vez en cuando, puedes usar casi cualquier tipo de calzado.

Pero es recomendable que sea de suela plana y que no tenga demasiados adornos, cintas o elementos que sean fáciles de enganchar en la bicicleta, si eres mujer, te recomiendo que no uses zapatos de tacón muy alto para pedalear, pero tampoco los llamados flats, pues estos, además de que su suela es muy suave, se salen con facilidad del pie. Sin embargo, ambos tipos de calzado pueden ser usados en distancias cortas y sin imprimir mayor potencia a los pedales.

Bueno, los desplazamientos urbanos por lo general no son una tarea de alto rendimiento, por lo que no necesitas un sistema de pedal con clip para hacer el trabajo, pero si así lo deseas, puedes instalar sistemas de sujeción en ellos, aunque hay marcas de artículos para ciclistas urbanos que vende este tipo de calzado, sin embargo, cualquier tipo de zapato deportivo puede ser acondicionado para permitir sistema de fijación al pedal.

Foto: Quoc CC

Características a considerar al buscar unas zapatillas de ciclismo

Rigidez de la zapatilla

La rigidez de tus zapatos para ciclismo dependerá del tipo de ciclismo que practiques, y como ya has visto, los de ruta son los más rígidos, después le seguirán los de montaña o todo terreno y por último las zapatillas para ciclismo urbano. Estos aspectos estarán presentes tanto en su horma como para su suela.  

Material de la zapatilla

Los materiales más usados actualmente para las suelas son el hule, para los de montaña y urbanos; en cuanto a los zapatos para ruta está hecha de algún tipo de plástico rígido, a menudo reforzado con fibra de vidrio o fibra de carbono.

Para el cuerpo del calzado es frecuente el cuero, la gamuza, los plásticos e incluso la lona para los zapatos para el ciclismo urbano.

Foto: British Cycling

Sistema de ajuste de la zapatilla

Cordones o agujetas:  

Ofrecen el ajuste y la comodidad más personalizables.

Cuando uses un zapato con cordones, asegúrate de que los extremos sean lo suficientemente cortos o estén escondidos para evitar que se enganchen con algunas pieza de la bicicleta.

Foto: Mavic

Las correas antideslizantes o velcro:

Cuentan con un cierre rápido y se pueden usar en condiciones fangosas y húmedas. Las correas se estiran menos que los cordones y es más probable que permanezcan bien. La mayoría de los zapatos de ciclismo tienen 2 o 3 correas; Cuantas más correas, más se puede ajustar el calzado a tu pie.

Trinquete o hebilla:

Son más caros, pero ofrecen el mayor poder de sujeción y seguridad para tus pies.

Foto: Specialized

Cómo elegir la talla adecuada de tus zapatillas de ciclismo

A la hora de adquirir unos zapatos para ciclismo, no subestimes la importancia de probártelos, pues algunas marcas son más anchas de horma que otras; algunas formas de suelas se adaptan mejor que otras a tus pies y algunas marcas presentan mayores tamaños que otras.

Siempre pruébate el calzado con los calcetines que vas usar con ellos. De preferencia usa calcetines para ciclismo, éstos son delgados y generalmente son de fibras sintéticas para asegurar que se sequen rápido, aunque la lana también es un fibra que se utiliza en este tipo de prenda.

En cuanto cómo escoger  el tamaño de zapato adecuado para ti, ten en cuenta estas consideraciones.

Todas las zapatillas para ciclismo deben permitir que los dedos de los pies tengan suficiente espacio para moverse ligeramente. Tu arco debe estar ajustado y apoyado y tu talón no debe deslizarse hacia arriba o hacia abajo.

Al probarte los zapatos para ciclismo, es posible que sientas un deslizamiento en el talón cuando caminas. Esto se debe a la rigidez de las plantas, que está diseñada para apoyar tu pie en una posición estable mientras pedaleas. Si crees que un mal ajuste está causando el deslizamiento, prueba con un tamaño más pequeño o un modelo de zapato diferente.

Los zapatos para bicicletas se venden en tallas de EE. UU. o Europa, dependiendo del fabricante.

Europa363738394041424344454647
EE.UU.
Hombres
3.5-44.555.5-66.57.58-8.599.510.511-11.512
EE.UU.
Mujeres
5.56-6.577.58.59-9.51010.511-11.512.513N/P

No importa cuánto te guste el aspecto o las características de una zapatilla de ciclismo, un mal ajuste puede arruinar tu rodada, así que, siempre es mejor probártelos.  

Como último consejo

Los zapatos que están hechos para el ciclismo no necesitan un tratamiento diferente al calzado que usas a diario. Una pequeña diferencia es que tienden a oler más rápido, pero pueden cuidarse ventilándolos o usando un desodorante especial para zapatos.

En caso de que tengas que limpiarlos, lo puedes hacer en unos pocos minutos. Todo lo que tienes que hacer es enjuagarlos con agua si están embarrados y luego usar un cepillo para limpiar las manchas que son un poco más resistentes.

Si durante tu rodada se mojan mucho, trata de secarlos lo más rápido posible. La mejor manera de hacerlo es rellenándolos con toallas de papel o papel periódico.

Foto: Giro

Recomendado para ti
6 maneras de mantener tu casco en buenas condiciones