Y a ti… ¿Qué te dejó el 5º Congreso Nacional de Ciclismo Urbano?

La semana pasada me lancé a la hermosa ciudad de Oaxaca de Juárez con mis amigos de GDL en Bici y fui participe del 5º Congreso Nacional de Ciclismo Urbano.   El jueves abordé una camioneta con 19 compañeros y nada más que mi mochila y mi bicicleta. Tres días después regreso con un montón aprendizaje, una cabeza llena de nuevas ideas y lo más enriquecedor el haber conocido personas increíbles y que además, a pesar de ser tan diversos compartimos esa convicción de trabajar por las ciudades que nos merecemos. Cada quien a su manera, con sus habilidades y aptitudes, pero al final todos vemos hacia el mismo horizonte.

La organización, a cargo de Mundo Ceiba y cada una de las ponencias fue de excelente calidad. Cada una de ellas aporto algo a todo lo que traje de regreso a casa. Se abordaron temas de salud, educación, infraestructura, experiencias, logros, economía entre otros. En lo personal, algo que me queda más que claro, es que para poder generar ciudades en equilibrio, hay que trabajar en la creación de un sentido de comunidad con la ciudadanía en general, no limitarse a los que usan la bicicleta. Todos tienen que involucrarse pasando por autoridades, peluqueros, comerciantes, etc.

 

Como lo mencionó Rex Burkholder, fundador y director de Bicycle Transportation Alliance, un factor indispensable para que la ciudad de Portland haya llegado a convertirse en una ciudad bicicletera por excelencia fue el apoyo de la comunidad. Los logros de Portland  se han dado, en gran medida porque el objetivo es que la ciudad se convirtiera en un lugar con una mejor calidad de vida. El uso de la bicicleta y todo la infraestructura y políticas que giran a su alrededor han sido tan sólo uno de los medios que generarían beneficios de movilidad, de salud, económicos y sociales para la ciudad y su gente.

Rex además añadió que para lograr esto fue vital la creación de una organización con objetivos a largo plazo y tres características fundamentales:

  •  Paciencia
  • Comunicación
  • Visión

Esta organización fue capaz de crear alianzas e identificar a aquellas personas dispuestas a apoyar la causa y los objetivos. El apoyo de la comunidad hacia Bicycle Transportation Alliance  fue tal que el mismo Rex y otros miembros de esta organización han ocupado cargos en el gobierno, haciendo posible el impulso de políticas desde el interior.

En mi opinión creo que este es un punto que hace falta explotar en México. Muchas veces como comunidad nos quedamos esperando a que las asociaciones actúen por nosotros. Hace falta que nosotros también nos comprometamos y exijamos a las autoridades y entre todos apoyar a todas estas organizaciones que representan nuestros intereses y objetivos para así juntos trabajar por un bien común. Ya basta de permitir que los gobernantes hagan lo que se les antoje y se la pasen buscando soluciones a corto plazo que muchas veces no hacen más que beneficiar su propio bolsillo.

En este congreso no sólo aprendí de los expositores. Ademas tuve la valiosa oportunidad de convivir y compartir las propuestas, manera de trabajar y organizarse de miembros de organizaciones de otras partes tanto de aquí en México y en Estados Unidos. Por ejemplo, conocí a Brenda y a Miguel miembros del proyecto Raices Roots quienes se encuentran en una travesía que los llevará desde Los Ángeles hasta Tikal. De igual manera conocí a Carolina, Eduardo y el famosísimo Zamora  con quienes intercambiamos opiniones y me platicaron un poco del trabajo que cada uno hace con sus respectivas asociaciones: MXLiBiCi, Pedaleale Colima y Zamora en Bici.

Sin lugar a dudas este, mi primer congreso de ciclismo urbano me nutrio con nuevas ideas, diferentes puntos de vista y la oportunidad de entrar en contacto con personas que al igual que yo buscan hacer su parte para generar ciudades que nos permitan mejorar la calidad de vida, que sean más seguras, libres de contaminación, incluyentes y democráticas. ¡Nos vemos en Morelia el año que entra!

Recomendado para ti
Pegot plegable
7 Canciones a la bicicleta, una para cada día de la semana