Cómo utilizar el cierre rápido de la bicicleta correctamente

Quick Release
Foto: Trek

Creado por Tullio Campagnolo, el cierre rápido para rueda de bicicleta es un mecanismo ideado para sujetar una rueda a una bicicleta de manera rápida, sencilla y sin necesidad de herramienta.

No obstante que este tipo de mecanismos también es común encontrarlos en abrazaderas para tija de sillín y en las bisagras de una bicicleta plegable, por mencionar algunos ejemplos, en este texto nos enfocaremos en el quick release para las ruedas de bicicletas. 

Funcionamiento el cierre rápido o quick release

Cómo cerrar el quick release
Foto: Park Tool

El mecanismo consiste en una varilla con cuerda (roscada) en un extremo y con un sistema de levas accionado por palanca en el otro. La varilla se inserta en el eje hueco de la rueda, se enrosca en una tuerca especial que también es conocida como caperuza o capuchón y la palanca se cierra para apretar la leva y asegurar la rueda a la horquilla o en las punteras traseras según sea el caso.

Cómo ajustar y cerrar el quick release de tu bicicleta

La palanca del mecanismo de cierre rápido, generalmente está rotulada en inglés con: Open o Close en cada uno de sus lados, pero si la tuya no presenta esta leyenda, sabrás que está abierta cuando se encuentra volteada 180 grados sobre sí misma. Indicando que el sistema está liberado y el mecanismo se encuentra abierto.

Para cerrarlo hay que efectuar lo siguiente:

Ajuste del Quick  Release
Foto: Pure Cycle
  1. Enrosca una de las caperuzas. Sujeta ambos extremos del cierre rápido y gira alguno en el sentido de las manecillas del reloj hasta que sientas cómo se va ajustando el mecanismo.
  2. Revisa la tensión del mecanismo. Intenta replegar la palanca de cierre girándola 180 grados a partir de su posición abierta. Si solo puedes cerrar la palanca parcialmente, ábrela, desenrosca ligeramente el ajuste e intenta nuevamente ajustar su tensión como se explica a continuación.

El ajuste

Cómo ajustar el Quick Release
Foto: Bike Radar

El ajuste de tensión del mecanismo de cierre rápido es correcto cuando la palanca presente una resistencia adecuada al cierre utilizando sólo tu mano, debe dejar una impresión en la palma de tu mano. Si no es así, debes ajustar la tensión del mecanismo. Para hacer esto, abre la palanca de liberación rápida.

  1. Atornilla para agregar tensión o desatornilla para retirar tensión. Gira gradualmente alguna de las caperuzas hasta que sientas que la tensión es adecuada y la rueda está bien sujeta a la horquilla y/o cuadro.
  2. Presiona con la palma de la mano para cerrar la palanca. El utilizar la palma de la mano te permite poner tus dedos detrás del cuadro u horquilla para hacer “pinza”  y ayudar a apretar la palanca para cerrarla (la palanca debe estar lo suficientemente apretada como para dejar su impresión en la palma de tu mano).
  3. Asegurate de que la rueda esté bien colocada. Revisa que este bien colocada en las punteras o dropouts, que esté centrada y cierra completamente el quick release.

Cómo desmontar y montar una rueda con cierre rápido

Abrir el Quick Release
Foto: ROL Wheels

Desmonte de una rueda con cierre rápido

  1. Abre el  mecanismo de cierre rápido. Gira la palanca 180 grados, para posteriormente desenroscar los extremos y despejar las punteras de la horquilla o cuadro.
  2. Afloja las caperuzas. Gira en sentido contrario a las manecillas del reloj para desenroscarlo hasta que haya suficiente espacio para que la rueda salga de las punteras de la horquilla o cuadro.

Ten presente que la mayoría de las horquillas tienen pestañas de retención. Estas pestañas son pequeñas protuberancias que evitan que una rueda mal asegurada se salga de la horquilla. En caso de que tu horquilla las tenga, solamente tienes que desenroscar la tuerca hasta que haya espacio suficiente para que las caperuzas libren las pestañas y puedas sacar la rueda.

Montaje de una rueda con cierre rápido

Verificando el Quick Release
Foto: All Terrain Cycles
  1. Monta la rueda. Debes centrar la rueda, ya sea en el cuadro o en la horquilla, según sea el caso. Revisa que el eje este bien sentado en las punteras o dropouts de tu bicicleta y ajusta uno de los extremos del cierre rápido hasta que esté apretado.
  2. Cierra el mecanismo. Aprieta la palanca de cierre de tal manera que se posicione alineada con la horquilla o tirantes del cuadro para que tengas con qué hacer palanca con tus dedos mientras cierras la palanca con la palma de tu mano. Esto servirá para que la palanca del cierre rápido quede de alguna forma protegida por la horquilla o cuadro y no sea posible que se enganche con algo.

Cómo saber si el cierre rápido está ajustado correctamente

Cuidados para el Quick Release
Foto: Mavic

Hay dos formas principales de saber si la palanca de liberación rápida está haciendo su trabajo para mantener la rueda de forma segura en tu bicicleta.

  1. Asegúrate que el mecanismo este en posición de cerrado. La mayoría de las palancas tienen estampadas las palabras “Abierto” y “Cerrado”, así que búscalo. Si dice “Abierto”, significa que la rueda no está bien ajustada y puede salirse, incluso si la rueda y la palanca se sienten apretadas. En caso de que la palanca no estén marcada, puedes saber si está cerrada o abierta por su curvatura. Cuando la curva de la palanca sobresale hacia afuera como una protuberancia (convexa), significa que la palanca está cerrada. Cuando la curva es cóncava (ahuecada), la palanca está abierta.
  2. Revisa que la palanca no sobresalga del cuadro. Si una palanca del cierre rápido sobresale del cuadro, es decir no está al ras, eso también significa que no está completamente cerrada. Puede parecer que está sosteniendo la rueda, sin embargo, una palanca que sobresale no está cerrada y es posible que se suelte.
  3. Revisa la tensión del mecanismo. Si todo está en orden y la palanca del mecanismo de cierre rápido se ve en una posición adecuada, puedes probar que tan firme está al intentar liberarla tirando de ella con un poco de fuerza. Si resiste, está bien asegurada. Si se abre con el pequeño esfuerzo, será necesario que la ajustes siguiendo las instrucciones antes descritas para apretar el cierre rápido de la bicicleta adecuadamente.

Cuidados para mantener el cierre rápido de tu bici en buen estado

Cómo saber que está bien ajustado el Quick Release
Foto: Skunk River Cycles
  1. Lubrica tus palancas de liberación rápida con regularidad. Una palanca seca no funcionará bien y puede sentirse que está cerrada y sujetando la rueda firmemente cuando no lo está.
  2. Lubrica el cojinete.  Las palancas fabricadas en aluminio generalmente cierran al presionar contra un cojinete, lubrica este punto para mantener el mecanismo en buen estado.
  3. Revisa la posición de los resortes. Generalmente el cierre rápido para bicicletas cuenta con dos resortes cónicos, uno de cada lado, asegúrate de que la parte angosta este en dirección a la bicicleta y el extremo ancho haga contacto con las caperuzas del mecanismo.
  4. Lubrica la caperuza. En las palancas fabricadas en acero lubrica el capuchón o caperuza con regularidad, haciéndolo por goteo en el punto en donde se une la palanca con esta.
  5. Mantén ajustados los tornillos. En algunos cierres rápidos –sobre todo con varios años de haber sido fabricados- presentan un tornillo al reverso del capuchón que sujeta la palanca del cierre, revisa periódicamente que esté apretado para asegurarte que la palanca cierra correctamente y sujeta correctamente la rueda.

Ventajas de los cierres rápidos para ruedas de bicicleta. 

Ventajas del Quick Release
Foto: Cleary Bikes
  1. No se necesita herramienta para montar y desmontar la rueda. El mecanismo de quick release es bastante útil al momento de reparar un pinchazo u otro desperfecto mecánico.
  2. Práctico para transportar la bicicleta. También es útil cuando por algún motivo vas a transportar la bicicleta en un rack al techo o incluso dentro de un automóvil.
  3. Dificulta el robo de la bici en paradas breves. En esas ocasiones que sales sin candado para asegurar tu bicicleta y quieres entrar brevemente a una tienda de conveniencia o algún otro local, lo que puedes hacer es liberar el cierre rápido y llevar la rueda contigo.

Desventajas de los cierres rápidos para ruedas de bicicleta. 

En el lado negativo, un mecanismo de cierre rápido hace que una rueda sea más vulnerable al robo y debes tener cuidado para garantizar que el mecanismo esté apretado adecuadamente, y al momento de encadenar tu bicicleta correctamente en la calle, lo hagas de manera que cubra las ruedas con este tipo de sistemas.