Grupo de ciclistas de montaña en Ezcaray

3 rutas de Enduro mtb en Ezcaray, paraíso riojano

Última actualización:

Probablemente cuando escuches La Rioja lo primero que venga a tu mente es que es lugar de culto del vino. Y no te vamos a quitar la razón, porque ¿quién no conoce los afamados caldos de denominación de origen Rioja?

Pero Ezcaray es un lugar que descubrir y disfrutar de todo lo que ofrece, sin importar la época del año en la que te encuentres. Aunque es conocido sobre todo por su estación de esquí que atrae gran cantidad de turismo en época invernal, fuera de temporada sus increíbles rutas de Enduro por parajes de ensueño no te dejarán indiferente.

Rutas de Enduro en Ezcaray

Te enamorarás de sus vistas espectaculares y sus bellos hayedos. Sentirás cómo la diversión se te sale por las costuras descendiendo senderos divertidos entre pinos, algunos más técnicos e incluso algo aéreos. Los chicos de Enduro Ezcaray trabajan de continuo para que podamos disfrutarlos en su máximo esplendor.

Esta bonita villa riojana calmará tu hambre después de las rutas con deliciosos platos, tapas y pinchos que mezclan tradición y vanguardia. Te encantará perderte por su casco antiguo que aún conserva su arquitectura tradicional con sus soportales, casas de piedra y vigas de madera.

Ruta 1 – el Enduro de los que aman lo natural

  • Subida sencilla por carretera y pista y una bajada de tirón con muy alto porcentaje de sendero.
  • Gran belleza paisajística y senderos naturales para fluir.
  • Refugio de Bonicaparra y fuente.
  • Combinable con la Ruta 2 para subir también por pista y senda, o bajar por el “bikepark”.

Decidimos ir a Ezcaray la tarde anterior para dormir allí con la furgo. Tras pasar una noche pésima sin pegar ojo debido a la lluvia golpeando la chapa, amanecimos temprano con un cielo bastante despejado y la temperatura más bien fría. 

Tras prepararnos, partimos hacia nuestro destino por la carretera que llega hasta el refugio de Bonicaparra. Es un ascenso muy cómodo que transcurre entre hayedos y que en esta época están tan frondosos y verdes que es una auténtica maravilla recorrerlos. Hay un par de apartaderos con mesas, fuente y asadores en los que aprovechamos a tomar unas fotos.

Llegamos al refugio, donde hacemos una pequeña parada (hace bastante aire y es fresco, no queremos quedarnos fríos), antes de continuar subiendo por la pista a su izquierda. La ascensión sigue siendo bastante cómoda entre bosque de pinos con un par de repechos sin mayor importancia. Salimos de la zona de bosque para encontrarnos con las praderas del collado Marulla. Seguimos un tramo más de pista que zigzaguea y atajamos a nuestra derecha por la pradera cuando visualizamos la primera baliza cercana de GR (Gran Recorrido – Señal blanca y roja).

Praderas del Collado en Ezcaray

Una vez arriba, merece la pena pararse a contemplar el paisaje en sus 360º. Anoche por lo visto estuvo nevando, ya que el día nos regala una blanca vista del pico San Lorenzo, cumbre más alta de La Rioja con sus 2271 metros de altura.

Tras colocarnos las protecciones, dejando a nuestras espaldas la vista de la cima, continuamos cresteando por un pequeño tramo de pradera hasta tomar a mano izquierda el sendero de bajada. ¡Aquí empieza la diversión! Primeramente descenderemos un tramo técnico y estrecho bastante aéreo con un barranco a la izquierda.

Llegamos a una pequeña vaguada para proseguir por otro sendero más limpio y juguetón, con curvas y pequeños toboganes por los que podrás fluir mejor si aplicas la técnica del “bombeo” aprendida en los pump tracks. ¡Ten cuidado aquí con dar pedales! Más adelante, pasa a ser un terreno más roto que enseguida desemboca en una pista ancha que deberemos cruzar para continuar el descenso.

Entramos en un pinar, bajando por un tramo de pista muy rápido hasta ver una bifurcación. Tomamos la de la derecha, que más adelante tras dos curvas pronunciadas se convertirá en un sendero divertido y rápido entre bosque mixto de pinos y hayas. Más hayedo y salimos a una zona de matorral, para entrar de nuevo en pinar con un par de curvas cerradas y seguir fluyendo por sendero limpio entre bosque de hayas, pinos y acebos. 

Llegamos a la carretera por un tramo de escaleras con peldaños bastante altos y continuamos de frente por un sendero muy fluido y rápido hasta encontrarnos con una zona donde hay un par de saltos y un cortado, que dejamos para la ruta 2, ya que tiene escapatoria. El sendero que se estrecha ganando en técnica debido a las raíces y piedras nos lleva a la carretera del río, y de vuelta para la furgo. Ten precaución siempre al llegar a los tramos de carretera.

Ruta 2 – Enduro con sabor a bikepark

  • Muy alto porcentaje de sendero.
  • Tramo de peraltes (circuito DH).
  • Refugio de Bonicaparra y fuente.

Dejamos la furgoneta en el aparcamiento habilitado para autocaravanas y volvemos un pequeño tramo de carretera para tomar la pista a la izquierda antes de llegar al aparcamiento de La Estación. Subiremos también hasta el refugio de Bonicaparra, pero esta vez más directamente.

Se trata del GR-93, una pista que asciende sin descanso con algunos tramos de roca entre verdes galerías y otros más abiertos en los que se observan los hayedos por donde subimos en la primera ruta. Aunque hoy el calor aprieta, en invierno esta pista suele estar bastante mojada e incluso corre el agua, por lo que tomar la opción de la carretera sea lo más recomendable salvo que quieras ponerte a prueba. Puedes adaptar nuestras dos primeras rutas a tu antojo.

Llegamos al pueblo de Turza, que está en obras, y mientras fantaseamos con la idea de lo bonito que sería vivir ahí y despertar con esas vistas, continuamos ascendiendo por un pequeño tramo de galería boscosa hasta salir a una pista de hierba que va ganando inclinación y nos hace sudar la gota gorda. Una vez en el refugio paramos para dar un bocado a una barrita de dátil y tomar cuatro fotos y continuamos por el mismo ascenso que en la primera ruta. Mientras nos preparamos en las praderas nos alcanza un grupo de cuatro bikers, charlamos brevemente y esperamos a que bajen ellos primero.

Descendemos el tramo del GR-190 coincidente con la ruta 1 hasta llegar a la bifurcación, que en este caso elegiremos la de la izquierda. Bajaremos con gran rapidez una pista abierta entre pinos, matorrales con colores amarillos y violetas y bellas vistas a la derecha hasta llegar a un tramo bastante roto que gana algo de inclinación y da a parar a un abrevadero. Continuamos por la senda a la izquierda y disfrutamos del sendero que atraviesa una pradera y se encamina al pinar que tenemos enfrente.

Ciclista mtb descendiendo entre árboles

Con mayor inclinación, curvas, raíces y algunos peraltes, iremos perdiendo elevación mientras disfrutamos de la sombra que nos otorga el bosque. Y aquí llegamos a la parte de pasarelas y peraltes artificiales, en la que nos entretenemos un ratito y nos encontramos con David, uno de los chicos que trabajan para que podamos aprovechar la zona. Nos cuenta que el proyecto de convertir la estación de esquí en un bikepark sigue adelante, y nos enseña lo nuevo que están construyendo.

Tras despedirnos, reanudamos la marcha y disfrutamos de otro par de peraltes antes de salir a la carretera y enlazar nuevamente con la bajada del GR, en la que esta vez aprovechamos los saltos y el cortado, y gozamos por el último tramo técnico hasta llegar al pueblo.

Ruta 3 – EnDHuro Ezcaray

  • Zonas de pasarelas y peraltes.
  • Opción a hacer el DH clásico de Ezcaray.

Tras dejar la furgoneta en un aparcamiento dentro del pueblo, lo atravesamos hasta girar a mano izquierda por la carretera LR-111 y nuevamente girar a la izquierda en Fuente del Sáuco para ir ascendiendo sin descanso por la carreterilla que llega hasta la ermita Santa Bárbara. El viento sopla fuerte y nos merma las fuerzas.

No subimos hasta la edificación, sino que continuamos de frente por la pista admirando la vegetación que está en su máximo esplendor y las vistas del valle. 

En esta época su belleza es inconmensurable, se respira paz y tranquilidad y el canto de los pájaros nos deleita durante todo el trayecto. Quizá por eso los varios kilómetros de subida se hacen más llevaderos. Y por fin, tras varios zigzags de la pista, sufriendo cuando tenemos el aire de frente y aliviados cuando nos empuja de espaldas, observamos el ansiado sendero. Nos lleva entre subibajas a un cortafuegos que debemos tomar a mano derecha.

Cortafuegos en Ezcaray

Ojo aquí, porque empiezas a descender a todo trapo de las ganas que tienes, y es muy fácil pasarse el desvío del sendero porque el terreno no está muy marcado. Memoriza el pino que hay a la izquierda de Isra saltando, porque solo unos metros más adelante tendrás que desviarte. Otra pista para localizar mejor el lugar: hay un poste metálico a mano derecha que tiene una pequeña antena, y a la izquierda un pino con troncos a su alrededor.

El sendero entre coníferas es muy fluido, divertido y rápido con varias curvas peraltadas. El verde de los matorrales del suelo realza la senda, y nos da mayor sensación de velocidad. Seguimos disfrutando de los pinares, llegando a una bifurcación que deberemos tomar a mano izquierda, con una pequeña subida. Esta parte es un poquito más rocosa, pero muy sencilla.

Ciclista entre hayas

Llegamos a una pista, giramos a la izquierda y aparece ante nosotros otro bello hayedo. A nuestra derecha girando 180º tomaremos una senda que desciende por una zona de peraltes, varias pasarelas y saltos artificiales. Llegamos a una pista, donde tomaremos más adelante otro sendero de bajada natural muy divertido, al principio muy limpio y en el tramo final algo más técnico. Salimos a la carretera. Aunque de primeras en esta ruta queríamos incluir el descenso clásico de Ezcaray, estamos bastante cansados y preferimos ir volviendo. 

Si eliges realizar el DH clásico, toma de nuevo la carretera y sube esta vez hasta la ermita de Santa Bárbara. Detrás empieza el sendero que zigzaguea hasta llegar al pueblo. 

Si vuelves, en vez de bajar todo por carretera, haz como nosotros y toma una pista a mano derecha. Desciende suavemente por un terreno de gravilla, hasta juntarse con el tramo final del DH, un camino estrecho con piedra suelta que acaba en el Crucero de San Lázaro, a pocos metros del aparcamiento.

RESPETA

Ciclista observando a los caballos

No nos cansamos de repetirlo allá donde vayamos. En este caso, Ezcaray tiene tanto turismo que lo más normal es que el monte sea muy frecuentado por otros ciclistas y senderistas, sobre todo en fin de semana y en temporada estival. La educación y el sentido común es fundamental para que todos podamos disfrutar de nuestras actividades. Saluda con una sonrisa. Recuerda respetar la prioridad en las sendas estrechas (reglamento IMBA), aminora la velocidad y da las gracias si te dejan pasar. Si somos responsables evitaremos conflictos innecesarios. 

También comentar que hay bastante ganado, por lo que si te cruzas una vacada, no vayas a lo loco y asustes a los pobres animales. Nosotros nos encontramos de frente con un par de ejemplares y sus terneros en la parte de arriba cuando descendíamos el GR-190. Apartamos la bici a un lado y nos subimos hacia la montaña para que pudieran continuar su camino tranquilamente.

PARA DESPUÉS DE TU RODADA

Disfrutando un vino en La Rioja

Como comentábamos antes, en Ezcaray tienes gran cantidad de bares y restaurantes con amplia oferta gastronómica donde elegir, tanto comida tradicional como sabores nuevos y fusión, pinchos, tapas y menús. Disfruta de esa cerveza fresquita o de un buen vino riojano.

También dispones de una zona de esparcimiento en el refugio de Bonicaparra, otra en Santa Bárbara y otra al lado del río. Hay asadores y mesas, podrás llevarte tu propia comida, o comprar lo necesario en el pueblo para hacerte una barbacoa o un bocata.

Si es verano, aprovecha a meter los pies en el río, o llévate bañador para refrescarte tras la ruta.

Si te has encontrado barro y has manchado tu mtb, el ayuntamiento de Ezcaray ha habilitado un punto de limpieza público para bicicletas en el aparcamiento que se encuentra detrás del ayuntamiento. Funciona de 12 a 21 h. Por favor, respétalo y cuídalo para que más personas puedan disfrutar de este servicio.

LA BICICLETA IDEAL PARA ESTAS RUTAS

Bicicleta de Enduro en Ezcaray

Para una mayor comodidad la bicicleta ideal de montaña sería de doble suspensión, aunque dependiendo de tus habilidades técnicas, podrías utilizar una rígida de Enduro.

El mínimo de la medida de las cubiertas lo establecería en 2.30 pulgadas, para evitar llantazos, ya que hay algunas zonas pedregosas. Puedes utilizar ruedas de 26, 27.5 o 29 pulgadas.

Preparativos para rodar en Ezcaray

Hidratación

En el área de mesas al lado del río, en un apartadero en la carretera hacia Bonicaparra y en el propio refugio hay una fuente en la que puedes rellenar tu botellín o mochila de hidratación. No obstante, nosotros preferimos siempre partir con las provisiones tanto de agua como de comida necesarias para afrontar la ruta.

Equipo

Es muy importante equiparnos con lo necesario para disfrutar con seguridad de una actividad como el Enduro. Usa casco (de preferencia integral) y rodilleras. Si ves preciso añadir unas coderas o un peto, hazlo. Ponte guantes, mejor con algo de protección añadida, para evitar arañazos o golpes.

Utiliza prendas adecuadas a las condiciones meteorológicas. En Ezcaray los inviernos son largos, muy fríos, ventosos y nubosos. Aunque ahora las nevadas son menos comunes, no descartes que en la parte más alta pueda haber nieve, no en vano existe la estación de esquí. Ponte toda la ropa que necesites para afrontar este tipo de ruta, o busca unas buenas prendas técnicas que eviten que pases frío.

Ten especial precaución si sales en estas circunstancias y no tienes la destreza o el conocimiento suficiente para manejar tu bici. Como consejo, te recomendamos que en el maletero de tu coche lleves una mochila con ropa seca en la que incluyas aparte de la ropa habitual unos calcetines calentitos y una camiseta térmica, un gorro y unos guantes, seguro que lo agradeces profundamente cuando acabes la ruta.

El verano es cálido y muy seco, por lo que madrugar es buena opción para evitar tostarte desde primera hora en la subida. Una vez que empieces a bajar, el frescor de la velocidad y la sombra de los bosques compensa. Si te incomoda, quítate el casco en las subidas o bájate las rodilleras, así el aire te refrescará un poco, y de paso evitarás ese típico moreno endurero a franjas.

Alimentación

El entorno es natural, por lo que no encontrarás bares o restaurantes. Lleva en tu mochila lo que necesites para afrontar tu ruta.

GRAN OFERTA TURÍSTICA

Ezcaray no solo es esquí y ciclismo de montaña. Tanto si te traes la bici como si no, puedes disfrutar de otras actividades complementarias. Llévate las botas de montaña y haz senderismo o recorre sus caminos con tus zapatillas de “trail running”.

Si no te gusta especialmente el deporte, (cosa que dudamos si estás leyendo este artículo) siempre puedes revisar la agenda de eventos de Ezcaray y acercarte a su festival de jazz o al Ezcaray Fest, que mezcla música independiente y rock nacional e internacional. Normalmente se celebran entre julio y agosto.

También puedes disfrutar de la feria de artesanía en agosto donde se reúnen varios artesanos de la zona. En octubre se celebran las jornadas micológicas, donde puedes ver una gran exposición de todas las setas y hongos; además de degustarlas en los bares y restaurantes, que las utilizan como ingrediente principal en sus pinchos, tapas y platos.

Durante el otoño, Ezcaray es un lugar excepcional para observar el fenómeno de la berrea. Empresas como Silvestres Ezcaray ofrecen sus servicios para avistar y escuchar la fauna en las mejores condiciones tanto para ti como para los ciervos.
Y por supuesto, siempre puedes agarrar la cámara de fotos, darte un paseo y observar o captar la abundante fauna y flora de la zona. 

Fotografía Ana Díaz de Tuesta e Israel Murria (i2fotos)

Términos de uso: Si decides hacer cualquiera de las rutas publicadas en labicikleta.com, lo haces bajo tu propio riesgo. La información aquí encontrada es únicamente un recurso que te ayudará a planear y deberá ser usada como inspiración, en conjunto con tu buen juicio y debida diligencia. labicikleta.com, sus fundadores, autores y contribuidores no son responsables, en ningún caso, por lesiones, daño a pertenencias personal o cualquier otra situación que pudiera suceder a personas circulando o siguiendo cualquiera de estas rutas.