Primeros auxilios básicos para ciclistas

Primeros auxilios para ciclistas
Foto: St. John Ambulence

Saber qué hacer si te has involucrado en un accidente en tu bicicleta es crucial para quienes viajamos en dos ruedas. A menudo, las personas simplemente no conocemos el procedimiento correcto para a hacer frente a este tipo de situaciones.

El estar preparado para suministrar oportunamente los primeros auxilios a un compañero ciclista que ha sufrido una caída o incidente de tráfico mientras andas en bicicleta, o a ti mismo, puede hacer una gran diferencia en tu salud y en el tiempo de recuperación de las posibles lesiones que has sufrido después de un incidente.

Primero que nada hay que saber que los primeros auxilios son aquellos procedimientos y técnicas de carácter inmediato que se deben proporcionar a las personas que han sido víctimas de un accidente o de un padecimiento médico repentino. Esta ayuda antecede a otros procedimientos más complejos y exhaustivos, que tendrán que ser llevados a cabo por especialistas en lugares especializados como un hospital o una clínica.

Y sin bien no hay que ser pesimistas y esperar siempre lo mejor, es inteligente estar preparados para lo peor.  

Lesiones comunes en ciclistas y cómo tratarlas

Cómo tratar cortadas y raspones

Cómo tratar cortadas y raspones en ciclistas
Foto: St. John Ambulance

Ya sea por una caída o por un golpe con algún objeto en el camino, los cortes y raspones son de las lesiones más frecuentes entre las personas que andamos en bicicleta. 

1. Lávate las manos y lava la herida para evitar infecciones

Limpia muy bien la herida con abundante agua y quita cualquier suciedad. De preferencia usa jabón para lavarla, pero si utilizas alcohol, agua oxigenada o yodo, ten en cuenta que eso irritará la herida y te causará más dolor.

2. Detén el sangrado

En el caso de las laceraciones y rasguños más comunes entre los ciclistas, por lo general el sangrado se detiene solo después de unos pocos minutos (no más de 5 minutos).

Si el sangrado no se detiene, es necesario aplica presión suave con una venda o paño limpios y eleva la extremidad herida hasta que se detenga el sangrado.

3. De ser posible aplica un antibiótico tópico o vaselina

Aplica una capa fina de ungüento antibiótico o vaselina para mantener húmeda la superficie y evitar la formación de cicatrices. En el caso de las escoriaciones esto disminuirá el ardor. Ten en cuenta que determinados ingredientes en el ungüento pueden causar una erupción cutánea leve en algunas personas. Si es así, suspende el uso del ungüento.

4. Cubre la herida

Cubrir la herida la mantiene limpia. Puedes utilizar un vendaje, una gasa enrollada o una gasa con cinta adhesiva. Si la herida solo es un rasguño menor o una raspadura, no la cubras, así sanará más rápido.

Cuidados posteriores:

  • Cambia el apósito o vendaje. Cámbialo al menos una vez al día o siempre que el vendaje se moje o se ensucie
  • Si te has cortado o raspado con superficies demasiado sucias o metálicas o, tu herida es muy profunda es recomendable que te vacunes contra el tétanos, pero siempre consulta a tu médico siempre
  • Mantente atento en busca de signos de infección como: enrojecimiento, mayor dolor, drenaje, calor o hinchazón, consulta a tu médico

Golpes y lesiones en la cabeza

Primeros auxilios para golpes en la cabeza de ciclistas
Foto: Shutterstock

Una de las cosas acerca de caerte de tu bicicleta es que nunca puedes saber exactamente cómo o dónde vas a aterrizar. Y debes saber que el casco ciclista no evita la contusión cerebral, en lo que te ayudará es en evitar una herida en la cabeza. Es muy importante evitar que tu cabeza se golpee. Pero, si ya es demasiado tarde y te golpeas la cabeza:

1. Pide ayuda

Lo más recomendable es mantener a la persona inmóvil hasta que llegue la ayuda médica. Mantén a la persona lesionada acostada y tranquila, con la cabeza y los hombros ligeramente elevados. No muevas a la persona a menos que sea necesario y evita moverle el cuello. Si la persona está usando un casco, no se lo quites, y mucho menos si sospechas de alguna fractura de cráneo.

2. Si tienes la certeza que se trata de una lesión menor (No presenta sangrado, descalabrada, excoriación, etc)

Puedes retirar el casco y siéntate o sienta al herido, sin hacer movimientos bruscos y sostén algo frío (bebida, hielo, etc.) envuelto en un paño limpio contra el área del golpe.

3. Si hay señas de herida en la cabeza

Si te hiciste una herida, descalabrada o abierta en el cuero cabelludo, limpia con abundante agua y aplica presión directa para aminorar el sangrado, a menos que sospeches de una fractura de cráneo, en cuyo caso, no apliques la presión y espera por la ayuda de los servicios médicos.

4. Comprueba que el herido está consciente y atento

Hazle algunas preguntas (como en dónde se encuentra, su nombre, la fecha, etc) y comandos simples (mover manos o piernas, etc). Si responde adecuadamente, vigílalo hasta que se recupere.

Al no responder, o no estar del todo bien, no lo dudes, llama a los servicios médicos, en este caso no es recomendable que pedalee hasta un centro hospitalario, así que esperen por la ayuda o a ser traslado por otros medios.

Si presentar cualquiera de estos síntomas, pide ayuda al personal especializado y no lo muevas ni intentes hacer algún procedimiento.

  • Hemorragia o secreción de líquido de la nariz o los oídos
  • Dolor de cabeza intenso
  • Cambio en el nivel de conciencia por más de unos pocos segundos
  • Coloración azul y negra debajo de los ojos o detrás de las orejas
  • Dificultad para respirar e incluso asfixia
  • Sueño, somnolencia
  • Confusión
  • Pérdida del equilibrio
  • Debilidad o incapacidad para usar un brazo o una pierna
  • Pupilas de tamaño desigual
  • Balbuceo
  • Convulsiones

Cuidados posteriores a un golpe en la cabeza

Hasta un golpe leve puede causar síntomas crónicos persistentes, como dolores de cabeza o dificultad para concentrarse. Después de sufrir un golpe en la cabeza, es recomendable una consulta médica para la valoración. Es común que se recete la suspensión de actividades cotidianas, además del ciclismo, para descansar lo suficiente y lograr una recuperación completa.

Dislocaciones de articulaciones 

Primeros auxilios para el dislocamiento de articulaciones en ciclistas
Foto: St. John Ambulance

Esta lesión generalmente es provocada por una caída a alta velocidad o bien por la colisión con un automóvil o impacto con un objeto contundente, dando como resultado que los extremos de los huesos se salgan de su posición normal.

En los ciclistas generalmente la dislocación involucra las articulaciones más grandes del cuerpo, siendo el hombro la más recurrente. Esta lesión deformara e inmovilizará la articulación dañada de modo temporal y causará dolor, así como hinchazón, por lo que necesitarás de atención médica lo antes posible.

Pero si estás lejos de la atención médica y crees que te dislocaste alguna articulación:

1. No muevas la articulación

Entablilla o inmoviliza la articulación afectada en su posición fija. Lo puedes hacer con vendajes, un cinturón, una cámara de bicicleta o cualquier objeto que te permita la sujeción firme de la articulación lesionada.

2. No trates de mover la articulación dislocada ni de volver a colocarla en su lugar

Esto puede dañar la articulación, los músculos, los ligamentos, los nervios o los vasos sanguíneos que la rodean. Espera a que este procedimiento sea atendido por personal de auxilio calificado.

3. Coloca hielo en la articulación lesionada

Esto puede ayudar a bajar la hinchazón controlando el sangrado interno, así como la acumulación de líquidos en la articulación lesionada y alrededor de esta.

4. No te demores en buscar atención médica

Obtén asistencia médica de inmediato.

Fracturas de huesos

Cómo tratar fracturas de huesos en ciclistas
Foto: Howcast

A la rotura o grieta en un hueso se le llama fractura. En casos con mayores consecuencias, fragmentos de hueso roto pueden perforar la piel, lo que se denomina fractura expuesta. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se puede ver un hueso roto y esto se llama fractura cerrada. En estos casos, no verás desgarre en la piel, ni sangre,  pero la ruptura puede haber causado una hemorragia interna.

Para reconocer una fractura cerrada deberás buscar lo siguiente:

  • Hinchazón y hematomas
  • Forma inusual en la zona con dolor, es decir algún tipo de bulto e incluso ángulos rectos formados por el hueso roto
  • Dolor intenso y suma susceptibilidad al contacto
  • Dificultad para mover la zona afectada
  • Movimiento en una dirección antinatural
  • Una extremidad que se ve más corta, torcida o doblada
  • Un ruido o sensación de rechinar si se mueve la extremidad
  • Pérdida de fuerza
  • Signos de shock. Esto es: si la persona lesionada se siente mareada o tiene una respiración entrecortada y rápida, está en shock. Recuéstala con la cabeza en una posición un poco más baja que el tronco y, si es posible, levántale las piernas

Qué hacer en caso de fractura

1. Mantén a la persona lesionada lo más quieta posible

Es importante que la persona lesionada no intente moverse ya que esto puede causar un mayor daño. En caso de que estés en una zona en la que la persona corra algún peligro muévala de lugar con cuidado.

2. Inmoviliza la zona lesionada

Sostén la parte lesionada e inmovilízala, asegurándola a una parte del cuerpo que no esté lesionada. No trates de poner tú en su lugar al hueso, si careces del conocimiento adecuado para tal procedimiento.

3. En caso de que la fractura sea expuesta

Si el hueso presenta una fractura expuesta y ha roto la piel, usa un vendaje estéril para cubrirla la herida (no la presiones) y asegurala con una venda.

4. Busca atención médica especializada

Si la víctima no puede caminar, llama a los servicios médicos o de emergencias de la localidad. Recuerda no mover a la persona a menos que esté en peligro.

5. Verifica si hay signos de shock

Dependiendo de la severidad y tipo de fractura, es posible que la persona presente signos de shock. Mantente atento.

6. No eleves una extremidad lesionada

En el caso de fracturas no es recomendable elevar la extremidad lesionada. Simplemente inmovilizada y procura atención médica.

Torceduras, esguinces y distensiones

Cómo tratar esguinces y torceduras en ciclistas

Antes describamos cada uno de los casos.

La distensión es: un desgarro muscular, un tirón muscular por exceso de uso, estiramiento indebido o un sobre esfuerzo.

Qué hacer en caso de distensión

1. Descanso inmediato del músculo lesionado para que se repare.

2. Aplicación de compresas de hielo.

3. Luego calor intermitente que aumentara la circulación en el músculo lesionado.

Torceduras y esguince

Son lesiones de los ligamentos a causa de torsión indebida.

Las articulaciones más afectadas generalmente son:

  • Tobillo
  • Muñeca
  • Rodilla

Cómo reconocer

Dolor intenso, inflamación, incapacidad funcional (movimiento con dolor).

Qué hacer en caso de torcedura o esguince

1. Aplicar frío, hielo.

2. Elevar la parte afectada.

3. Inmovilización con una férula temporal.

4. Uso de vendaje elástico para reducir la hinchazón y el edema.

5. Aplicar analgésicos para el dolor.

En cuanto te sea posible acude con el médico para que te valore y te ayude a recuperarte de manera completa y precisa.    

Deshidratación

Cómo tratar la deshidratación en ciclistas

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo no tiene los líquidos necesarios para su buen funcionamiento. Puede ser leve, moderada o grave, según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido. La deshidratación grave es una emergencia que pone la vida en peligro.

Causas

  • Mala hidratación (no beber suficientes líquidos)
  • Sudoración excesiva, por ejemplo, a causa del pedaleo en clima cálido
  • Fiebre
  • Vómitos o diarrea
  • Orinar demasiado (la diabetes no controlada o algunos medicamentos, como los diuréticos, pueden provocar que orines mucho)

Signos de deshidratación leve o moderada:

  • Sed
  • Boca seca o pegajosa
  • No orinar mucho
  • Orina amarilla oscura
  • Piel seca y fría
  • Dolor de cabeza
  • Calambres musculares

Signos de deshidratación grave:

  • No orinar u orina amarilla muy oscura o de color ámbar
  • Piel seca y arrugada
  • Irritabilidad o confusión
  • Mareos o aturdimiento
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Respiración rápida
  • Ojos hundidos
  • Apatía
  • Shock (flujo sanguíneo insuficiente a través del cuerpo)
  • Inconsciencia o delirio

Qué hacer en caso de deshidratación

1. No intentes tomar mucha agua de un solo trago.

2. Tomar sorbos de agua o chupar cubitos de hielo.

3. Beber agua o bebidas para deportistas que contengan electrolitos.

4. Una vez que te has deshidratado, no tomes pastillas de sales minerales. Pueden causar complicaciones graves.

5. Si se presenta aumento en la temperatura corporal, aplica paños de agua fría sobre todo en la cabeza. 

Botiquín de primeros auxilios para ciclistas

Botiquín de primeros auxilios para ciclistas

Si estás en una rodada por carretera o simplemente viajas al trabajo o escuela, es probable que te encuentres en un área donde recibir atención médica será rápido y sencillo. Por lo tanto, es posible que no necesites traer un botiquín de primeros auxilios contigo, especialmente si solo tienes bolsillos pequeños para guardar tus pertenencias más esenciales.

Sin embargo el ciclista de montaña o cicloviajero es más probable que se encuentren lejos de la ayuda inmediata, por lo que es una buena idea es un kit básico de primeros auxilios. Y ya que cuentan con mayor espacio en sus alforjas, mochila o mochila de cuadro, es sencillo llevar contigo un botiquín de primeros auxilios.

Esto es lo que debes considerar.

  • Algodón para curación
  • Agua oxigenada, merthiolate, yodo, alcohol etílico al 70% o cualquier producto de uso antiséptico y desinfectante.  
  • Vendas
  • Venda elástica de al menos dos tamaños diferentes
  • Paquete de gasa
  • Toallitas antisépticas
  • Cinta de micro poros o adhesiva de grado médico
  • Guantes esterilizados
  • Jabón anti bacteriano
  • Paracetamol, ibuprofeno y cetirizina
  • Pomada para quemaduras
  • Sobre de electrolitos
  • Tijeras de punta redonda

Consejos adicionales para ciclistas

Aplicaciones de emergencia para ciclistas
  • Siempre lleva contigo una identificación  y algún contacto al cual llamar en caso de ser necesario, puede ser en tu cartera o lo ideal sería una de esas placas que montan en unos brazaletes de cinta nylon que incluso tienen brújula y un pedernal integrados. También existen las placas con estos datos que se incorporan en un lugar visible del casco
  • Conoce los números de emergencia de tu localidad o al lugar al que vayas a rodar
  • Si viajas solo, nunca salgas sin avisar a alguien tus planes
  • Toma algún curso de primeros auxilios en la Cruz Roja de tu localidad, aunque hay otro tipo de instituciones que también los imparten 
  • Lleva contigo una pila para cargar tu celular 
  • Descarga alguna de estas aplicaciones para tu smartphone (son compatibles con las dos plataformas más comunes: iOs, Android) que te servirán ya sea para seguir instrucciones para dar primeros auxilios o bien, para comunicarte con los servicios de emergencia en hasta 200 países y en 35 diferentes idiomas: 

Cruz Roja  

Army Firts Aids

St John Ambulance First Aid

Help SOS – International