Seasucker en techo de prius

Portabicicletas para auto SeaSucker Talon – Opinión

Última actualización:

Después de varias semanas de road trip, cientos de kilómetros recorridos en carretera y en caminos de terracería, estamos listos para compartirte nuestro veredicto final sobre el portabicicletas con ventosas Talon de SeaSucker.

Hace un par de años nos hicimos de un Toyota Prius con el objetivo de planear más road trips por México. Al poco tiempo me di cuenta de que encontrar un portabicicletas para este auto en particular no sería tarea fácil.

Toyota Prius con portabicicletas
SeaSucker Talon montado en la parte frontal del techo, con dos ventosas sobre el parabrisas y el resto sobre la lamina del techo.

Debido a la geometría poco convencional del Prius, solo es posible usar un portabicicletas de techo o uno de tirón (remolque), los de cajuela simplemente no funcionan. Aunque ambos tipos son estupendos para quien los usa con frecuencia, yo buscaba algo que pudiera quitar y poner fácilmente. Usamos el carro casi exclusivamente para viajar, por lo que permanece cubierto con una funda la mayor parte del tiempo.

Nuestro próximo destino era el estado de Oaxaca y no podía dejar pasar la oportunidad de descubrir sus míticos caminos gravel. Así que decidí darle una oportunidad a las ventosas y me puse en contacto con SeaSucker México para probar su portabicicletas Talon.

Nuestra primera impresión

Desde el comienzo de la búsqueda había rondado en mi cabeza la idea de darle una oportunidad a los portabicicletas de ventosas, más por necesidad que por otra razón. Como a casi cualquier persona, lo primero que pasaba por mi mente era la posibilidad de que la bicicleta saliera volando a medio camino.

Al abrir la caja que contenía el Talon me sorprendió su tamaño. Es mucho más pequeño de lo que me imaginaba. La estructura del portabicicleta es de polietileno de alta densidad con muy buen acabado. De igual manera, las ventosas y sus bombas de vacío se ven de muy buena calidad.

A pesar de que el rack se ve y se siente sólido, debido a la incredulidad en las ventosas, procedí a fijar el Talon al techo del auto. Desde que comencé a generar el vacío en la primera ventosa me impactó su firmeza, aún sin haber alcanzado el máximo nivel. Una vez que fije las tres ventosas, apliqué fuerza de lado a lado y todo el auto se movía, mi fe en este portabicicletas comenzó a crecer.

Características del portabicicletas Talon

El Talon está diseñado para transportar una sola bicicleta y se compone de dos partes. La primera es una base o plataforma con tres ventosas a la que se fija la horquilla de la bicicleta, ya sea a través de sistema quick release o eje pasante. La segunda es una ventosa que abraza la rueda trasera.

Detalle ventosas SeaSucker
Vista de la parte inferior de las ventosas.

Las tres ventosas de la base (cada una con su bomba independiente) forman un triángulo, lo que le da muy buena estabilidad. Una vez que logras un buen sello entre la ventosa y la superficie, solo requerirás alrededor de 5 o 6 bombeos para que se logre el máximo nivel de vacío.

La ventosa para estabilizar la rueda trasera incluye una cinta de velcro, por lo que podrás sujetar cualquier ancho de rueda sin problemas.

Frente del SeaSucker Talon
SeaSucker Talon con montura para quick release de 19 mm.

Este rack está diseñado para usarse con casi cualquier bicicleta. Por default se incluye una montura o adaptador estándar para quick release de 19 mm, pero si tu bicicleta es de eje pasante podrás elegir entre plugs intercambiables de 9 mm, 12 mm, 15 mm y 15 × 110 Boost.

El SeaSucker en acción

Instalando el portabicicletas en el auto

Fijar el portabicicletas al carro es sencillo. Uno de mis temores era que el techo del Prius es extremadamente flexible. Sin embargo, como recomiendan los fabricantes lo ideal es buscar las barras que dan estructura al coche, las cuales se ubican en los bordes del techo y en la parte media, donde se unen las puertas delanteras con las traseras.

Detalle del SeaSucker Talon
Los vástagos de las bombas no muestran color anaranjado, lo que significa que el vació está a su máximo nivel.

Después de probar distintas ubicaciones, opté por fijar la base del Talon con dos ventosas en el borde del parabrisas y la tercera en el techo. De esta manera, la ventosa de la rueda trasera queda más o menos en la parte media del techo. Además, lo ubiqué cargado hacia el lado del copiloto para que las ventosas sobre el cristal no obstruyeran la vista del conductor.

Una vez que determinas la posición que mejor funciona para ti, basta con colocar las ventosas y presionar un poco contra la superficie para lograr un sello. Ya que lograste este sello inicial hay que bombear en cada una de las ventosas para lograr el nivel máximo de vacío en cada una.

Rack de ventosas para bicicleta

Al bombear, el vástago de la bomba queda menos expuesto tras cada bombeo hasta que finalmente el color anaranjado de su cuerpo quedará completamente oculto. Si ves que el color anaranjado comienza a asomarse es indicador de que se ha perdido algo de presión. Esta característica me gustó, ya que te permite asegurar de que todo está en orden con un solo vistazo.

Montando la bicicleta en el Talon

Una vez que has fijado la base, solo es cosa de colocar la ventosa restante (sin fijarla todavía) aproximadamente donde quedará la rueda trasera. Ya con esto puedes montar la bicicleta.

Detalle del Talon de SeaSucker

Probamos el rack con una bicicleta relativamente pesada. No estaba muy seguro de que tan fácil sería maniobrar y alinear la horquilla en la montura. Sin embargo, resultó más sencillo de lo que imaginaba. En total toma alrededor de 5 minutos todo el proceso de montar el rack y bicicleta.

Experiencia en el camino

La verdadera prueba fue el camino. Después de todo, de qué sirve que el portabicicletas sea fácil de usar si la bicicleta sale volando en el primer tope, ¿no?

Los fabricantes sugieren revisar que las ventosas no hayan perdido presión por lo menos cada 5 horas. En teoría todo mundo necesitará detener a rellenar combustible o hacer parada técnica en este tiempo. Debo aceptarlo, a pesar de esta recomendación, durante los primeros instantes del viaje paré a revisar si la bicicleta seguía en el techo cada que escuchaba un ruido.

Portabicicletas para Toyota Prius

Para mi sorpresa, después de más de cinco horas de camino, no hubo problema y el color naranja no se asomó. Cabe destacar que todo el trayecto del primer día fue principalmente autopista. En los siguientes trayectos, en los que ya tomamos caminos de tierra y carreteras en mal estado, ya sentía que podía confiar en el poder de las ventosas.

En los caminos más ajetreados, después de poco más de tres horas de viaje, solamente en una ocasión se pudo ver una pequeña franja (5 – 7 mm) de color naranja en una de las bombas. Uno o dos bombazos fueron suficientes para llegar a la siguiente parada.

Desmontando el SeaSucker Talon

Detalle del SeaSucker
Detalle de la ventosa que sujeta la rueda trasera.

Lo más fácil es el proceso de desmonte. No toma más de 5 minutos, incluyendo el bajar la bicicleta y despegar las ventosas de tu techo. Las ventosas incluyen una especie de pestaña que sirve para levantar uno de sus extremos y romper el vacío. Especialmente después de un recorrido de más de 5 horas, lo último que quieres es dedicar otros 10 minutos (o más) a desinstalar un rack.

Un portabicicletas para Toyota Prius

Si tienes un Toyota Prius o cualquier otro auto con geometría poco convencional, probablemente los racks de cajuela no son una alternativa.

Claro, como ya lo mencioné podrías optar por opciones más permanentes como los portabicicletas de techo o de tirón. El inconveniente es que, además del precio del rack, tendrás que considerar la inversión en las barras de techo o el tirón si tu vehículo aún no cuenta con ellos.

Nuestro veredicto final

Después de varias semanas de uso, puedo decir que la experiencia con el Talon de SeaSucker resultó una grata sorpresa. No solo es una alternativa para quienes tienen un Prius o algún otro carro con pocas opciones de rack, sino que demostró ser un portabicicletas confiable, práctico y muy fácil de usar.

Este portabicicletas te ofrece gran versatilidad. Además de que lo podrás traer en la cajuela de tu auto en todo momento, es lo suficientemente pequeño como para llevarlo en tu maleta. Fácilmente podrías volar con tu bici, llegar a tu destino, rentar un auto y transportar tu bicicleta.

El talón es ideal para quien requiere un rack de uso esporádico, para el fin de semana por ejemplo, o que prefiere no dejarlo montado en el carro, con riesgo a que se lo roben. Sin duda ha sido una buena adición a nuestro equipo ciclista.

Especificaciones:

  • Peso: 2.7 kg
  • Dimensiones: 38 × 33 × 8 cm
  • Dimensiones de cada ventosa: 15 cm
  • Capacidad de carga máximo recomendado: una bicicleta de 21 kg
  • Se adhiere a: superficies de metal, cristal y fibra de vidrio

Que viene en la caja

Contenido SeaSucker Talon
Todo lo que se incluye en la caja del Talon de SeaSucker
  • Un rack para una bicicleta Talon (3 ventosas) con montura universal
  • Plugs y quick release de 19 mm (también disponible: 9 mm, 12 mm, 15 mm y 15×110 Boost)
  • Ventosa con cinta velcro para rueda trasera
  • Tubo de lubricante para bombas de vacío
  • Una bomba de vacío de repuesto
  • Cinta de velcro para fijar biela la biela al cuadro
  • Una llave Allen y una llave fija para armado.

Accesorios adicionales

Ya que en esta ocasión nos preparábamos para un viaje largo y viajamos con todo y mascota optamos por adquirir el soporte de rueda delantera Hogg y así tener mayor espacio dentro del carro. Este aditamento solamente es compatible con bicicletas que utilizan sistema quick release, pero SeaSucker tiene otros accesorios disponibles para este fin.

Compra el SeaSucker Talon

$289,93
disponible
6 new from $289,93
as of octubre 11, 2021 6:05 pm
Amazon.com
359,00€
disponible
2 new from 359,00€
as of octubre 11, 2021 6:05 pm
Amazon.es
$10,131.38
disponible
10 new from $10,131.26
as of octubre 11, 2021 6:05 pm
Amazon.com.mx