Alvaro en la bicicleta - Café du Cycliste

Café du Cycliste – Opinión del gilet Alexa y short Virginie

El mundo de la bici está experimentando un gran momento, sumando cada vez más adeptos, estilos de ciclismo y diferentes motivaciones para salir a rodar. Y sí, seguramente muchas personas se suman por moda, pero bendita moda.

Y como no, el mercado viene con tendencias y ofertas en equipaciones específicas y modelos para todas esas personas y formas de entender el ciclismo.

Sin duda Café du Cycliste, nació para cubrir las necesidades de una tribu ciclista muy concreta. Con base en un pequeño café frente al puerto deportivo de Niza, produce prendas premium, con una estética que mezcla la elegancia de la Costa Azul, motivos geométricos, un toque retro, colores naturales y elementos urbanos en piezas que por momentos recuerdan más una sudadera que un maillot.

La marca sigue creciendo y tiene un futuro muy prometedor. Este año se incorporó un nuevo socio (Gregory Mager) con mucha experiencia en el crecimiento de empresas, así que no les pierdas la pista.

Ropa ciclista con un look muy casual

Ropa Café Du Cycliste

Si como en mi caso, te incomoda ir apretado o vestido de ciclista aerodinámico, Café du Cycliste tienen algunas prendas que pueden ser perfectas para ti. Algunos de sus modelos incluso encajan muy bien para esas aventuras bikepacking de uno o varios días. Especialmente dentro de su colección de Gravel.

En mi caso, he podido probar dos prendas, el chaleco de plumón Alexia y el pantalón corto de gravel Virginie.

Chaleco de plumón Alexia

Hay una prenda que considero imprescindible tanto en montaña como en mis aventuras en bici y que casi siempre me encontrarás vistiendo.

Los chalecos o gilets, como el Alexia, son prendas básicas que te permiten mantener el calor vital del tronco, donde realmente importa, mientras disipas el calor sobrante producido por el ejercicio físico a través de los brazos.

Este es un chaleco, de corte unisex, tiene un relleno 90% plumón y 10% pluma como aislante. Su capa exterior y el plumón son resistentes al agua lo que mantienen su efectividad térmica aún en presencia de humedad.

Pequeño, ligero y siempre a la mano

Chaleco Alexia en bolsa del jersey

Alexia cumple con lo que promete, un chaleco de plumón cálido, cortavientos, muy ligero y muy comprimible. Fácil de guardar en el bolsillo del maillot o en la más pequeña de tus bolsas de bikepacking.

Motivo más que suficiente para llevarlo siempre a mano y afrontar esas bajadas heladoras en épocas frías donde el cortavientos se queda corto. Sin duda una prenda sin la que no saldré en mis próximas aventuras invernales.

Laterales elásticos para un ajuste perfecto

Los costados laterales del chaleco Alexia se conforman con material elástico, lo que produce un ajuste ceñido y más “aero”. En mi caso, que no suelo usar prendas muy ajustadas, no me molesta en absoluto y de hecho se siente bastante confortable.

Muy buena regulación de la temperatura

Alvaro junto a bicicleta - Café du Cycliste

Lo cierto es que nunca había probado un chaleco con cremallera de doble dirección y resulta bastante útil a la hora de regular la temperatura corporal. Por ejemplo, abriendo la cremallera inferior puedes liberar algo de calor mientras mantienes protegido el pecho y el cuello.

Por último, y lo que te delatará como ciclista es que Alexia cuenta con el tradicional bolsillo trasero, bastante grande por cierto. Además de permitirte guardar algunos de los artículos esenciales que necesitarás en el camino, sirve para guardar el mismo chaleco cuando no lo estás utilizando.

Pantalón corto para gravel Virginie

Los pantalones Virginie están fabricados en un tejido francés de alto rendimiento que se estira en cuatro direcciones. Su construcción de doble capa, con un interior suave y de alta absorción que transfiere la humedad hacia la capa exterior. Por su parte, la capa exterior permite una evaporación eficaz para mantenerte en gran variedad de climas.

Otra característica importante para un short que está pensado para pasar horas sobre el sillín son sus dobladillos. En el caso de los pantalones Virginie, estos no tienen costuras a fin de reducir la fricción y evitar rozaduras.

Según mi experiencia, simplemente son geniales. Acostumbrado a viajar con pantalones cortos no específicos para ciclismo, rodar con los Virginie es una maravilla. El tejido, elástico suave y confortable no restringe en absoluto los movimientos. La evacuación de sudor es la esperada en un tejido técnico.

Diseñado para andar en bici y verte bien al ir por el café

En cuanto al corte, y comparando con otros pantalones que he utilizado anteriormente, los Virginie se adaptan perfectamente a la posición semitumbada sobre la bicicleta gracias a una cintura trasera ligeramente elevada. Todo ello, con un aspecto de lo más normal en cuanto te bajas de la bici.

Short gravel - Café du Cycliste

Algo que me encanta de estos shorts, es que están equipados con una especie de cinturón trasero elástico. Esta banda elástica es regulable con corchetes para conseguir el ajuste perfecto entre la posición sobre la bici, caminante o si has perdido (o ganado) algún kilito.

Por último, y algo que no podría faltar es que vienen equipados con un par de bolsillos, uno trasero con cremallera oculta y uno lateral con solapa y corchete.

Por cierto, estos pantalones vienen sin badana. Están pensados para combinarlos con un culotte clásico durante las salidas largas o sin culotte para las salidas cortas y tus desplazamientos en bici habituales. Lo cierto es que son tan bonitos, sobrios y sientan tan bien que podrían acompañarte en todas tus actividades del día a día.

Veredicto final

Como podrás imaginar, la equipación que lanza la marca basada en una de las ciudades más exclusivas de la Costa Azul, son piezas exquisitas, cuidando cada detalle y de una calidad excepcional. Y el precio lo refleja, con 165 € para el pantalón Virginie y 180 € el chaleco Alexia.

Sin duda las prendas de Café du Cycliste están diseñadas para personas que ya han hecho del ciclismo un estilo de vida. La marca busca satisfacer las necesidades de quien busca prendas de calidad, cómodas, que permitan un buen desempeño y que además tengan un toque de elegancia.

Si apenas te inicias en el mundo del ciclismo, puede que el costo de estas prendas te resulte elevado. Conforme te adentras más en este mundo te irás dando cuenta de qué es lo que funciona para ti.

Lo que más me gustó es precisamente uno de los aspectos al que se le da más importancia desde la marca, y me refiero al diseño. Tanto el gilet Alexia, como el short Virginie, logran ese punto medio entre ropa deportiva y urbana. Da gusto bajarse de la bici para tomar un café y no parecer que regresas de una competición.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. La capacidad de compresión y propiedades térmicas del plumón son de sobra conocidas, pocos materiales te van a dar un volumen empacado tan pequeño y tanta protección contra el frío. Sin embargo, en los momentos de mayor esfuerzo el material del chaleco Alexia no es el más eficiente para la evaporación del sudor y humedad del cuerpo. Si eres una persona poco friolenta, tal vez no sea la mejor alternativa para ti.

En definitiva si estás en busca de equipaciones premium, donde la estética juegue un papel fundamental, tanto el gilet Alexia como el short Virginie pueden ser una muy buena alternativa.