Cicloturismo en España: 10 rutas en bicicleta imperdibles

viaje en bicicleta por España
Shutterstock
Última actualización:

La principal alegría de una bicicleta es que, en su forma más pura, es óptima como una forma de transportarte altamente efectiva. Te montas en ella, pedaleas hacia la tienda, al trabajo, a tu cita de negocios, al bar, a visitar a esa persona especial o, a donde sea que te dirijas. Con unos cuantos pedalazos, la bici te lleva diligente y velozmente sin mayores complicaciones a tu destino. Así de eficiente y sin enredos es la bicicleta para transportarte.

Sin embargo, hay una clase de ciclismo llamado cicloturismo y que algunos ciclistas prefieren, porque es una experiencia de turismo itinerante, en el que la bicicleta se convierte en nuestro guía personal y nos lleva a conocer lugares de una forma distinta. Además de que saben perfectamente que la mejor manera de conocer un lugar y ser amable con el planeta: es hacerlo en bicicleta.

Y si en tus próximas vacaciones quieres que te dejen de tratar como un turista más, y buscas formas inusuales de viajar que te permitan entrar en contacto con gente y lugares de manera íntima, pues has llegado al sitio adecuado. Aquí, conoceremos las rutas españolas que no podrás dejar de incluir en tu lista de “cosas por hacer” antes de morir.

De las montañas a la costa, de espectaculares vistas a los pueblos más emblemáticos, aquí tienes 10 viajes en bicicleta por España.  

1. Los Pirineos

Foto: Dioni Serrano / Pirineos de Cataluña

Un referente a nivel mundial dentro del ciclismo, en cualquiera de sus manifestaciones, son los Pirineos. Ideales para el amante del ciclismo de carretera, aquí, te esperan míticos puertos del Tour de Francia, los puertos de Andorra. Pero, si por el contrario lo tuyo es el ciclismo de montaña, aquí también encontrarás un gran reto en la Transpirenaica.

Así que si estás en forma, la travesía de los Pirineos, de costa a costa, es una aventura de 900 km y miles de metros de desnivel ideados por la naturaleza para poner a prueba tus piernas de acero.

La recompensa es atravesar la cordillera por parajes soberbios, salvar puertos de montaña a más de 2,000 metros de altura, cruzar bosques, praderas, ondulantes colinas y valles en completa soledad que serán la puerta de entrada al descubrimiento de una naturaleza apabullante, que sería imposible de disfrutar si no vas en bicicleta.

La ruta se puede hacer en ambos sentidos, desde Llançà (Girona en Cataluña), en el Mediterráneo, hasta Hondarribia (Guipúzcoa en el País Vasco), en el Cantábrico o viceversa.

No hay que confundir con el GR11, la Senda Pirenaica, que sería la misma aventura, pero para senderistas. Ésta discurre por sendas no aptas para bici y a mucha mayor altura. El trazado para bicicletas va más abajo, por zonas más transitables sobre dos ruedas. Se puede hacer en unos dieciséis días y hay que prever alojamiento -que no siempre se encuentra a pie de ruta – o llevar tienda de campaña y bolsa de dormir.

Tipo de bicicleta: ruta y montaña, dependiendo de la ruta que desees elegir.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: norte de España.

Mejor fecha para realizarla: abril-junio, pero si eres bueno soportando el calor y el frío, casi cualquier fecha del año es adecuada, sólo procura que no esté nevado intensamente, al igual de tener cuidado con las altas temperaturas del verano.

2. Camino a Santiago de Compostela

Foto: Revista Oxigeno

Sin duda una de las rutas con mayor historia en España, el Camino de Santiago tiene como meta la gallega ciudad de Santiago de Compostela.

Existen distintas rutas a través de las cuales realizar el recorrido y muy distintos modos de realizar. Sin embargo, para los expertos la más completa es el Camino Francés que, se divide en 12 etapas a través de las cuales se atraviesan diversas comunidades autónomas (Navarra, La Rioja, Castilla y León y Galicia). En un total 765 kilómetros de rutas y senderos por los cuales pedalear. En cuanto a la forma de peregrinaje, los conocedores coinciden: el Camino de Santiago en bici es la mejor opción para vivir la experiencia.

Tipo de bicicleta: ruta y montaña, dependiendo de la ruta que desees elegir, pero es posible realizarlo en cualquier tipo de bicicleta, incluso, plegables.  

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: noroeste de España.

Mejor fecha para realizarla: primavera: abril-mayo y otoño: septiembre- octubre.  

3. Mallorca

Foto: Castell Son Claret

Mallorca es una de las Islas Baleares, en el Mar Mediterráneo frente a la costa oriental de España. Un codiciado destino para los ciclistas de todo el mundo.

Algunos de los mejores equipos que participan en el Tour de Francia, como el INEOS (antes Sky), entrenan aquí. Pero a partir de febrero y hasta mayo, también encontrarás paquetes para participar en campamentos ciclistas con todo incluido, incluso hasta bicicletas de alta gama te pueden rentar.

Tipo de bicicleta: ruta.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: costa oriental española.

Mejor fecha para realizarla: febrero-mayo.

4. Dehesas y sierras extremeñas

Foto: Extremadura BTT

Las Dehesas y sierras extremeñas del noreste de Extremadura son ideales para pedalear.

Dividida en al menos 4 etapas, la primera parte transcurre por el Campo Arañuelo, con un verde océano de espectaculares paisajes de desbordada naturaleza.

Aquí varias fincas y su alambrado delimitan el camino por el cual puedes transitar con toda seguridad, para llegar aquí, por ejemplo desde Madrid (180 km de distancia) es recomendable  hacerlo por tren que te permite abordar con tu bicicleta, y una vez en Navalmoral de la Mata, punto de partida, los caminos son tuyos para que los recorras en tu bicicleta.

Tipo de bicicleta: touring, montaña, gravel.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: occidente de España que limita con Portugal.

Mejor fecha para realizarla: son los meses de primavera, cuando el verde del camino y sus hermosas flores son un deleite para el ojo.  

5. El Camino de Levante

Foto: Desnivel.com

Caravaca de la Cruz, en la comunidad autónoma de Murcia tiene señalizada una ruta de 117 kilómetros desde la vecina Orihuela, en la provincia de Alicante, hasta el santuario de la Vera Cruz.

Durante los primeros kilómetros, hasta Murcia capital, la ruta aprovecha el carril peatonal y ciclista que discurre en paralelo al río Segura. Luego sigue por el desnivel del río hasta Alguazas, donde el paisaje cambia. El Camino de Levante deja por fin el valle del Segura y se adentra en las tierras arcillosas de su afluente, el río Mula, aprovechando la vía verde del Noroeste, antigua plataforma de un tren de vía estrecha que unía Murcia con Caravaca y que cerró en 1971.

Al ser una antigua infraestructura ferroviaria, todo este último tramo no presenta grandes desniveles, lo que lo hace óptimo para viajes cicloturistas en familia o para quienes les gustes pedalear sin sufrir demasiado.

Tipo de bicicleta: touring, montaña, gravel.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: sureste de España.

Mejor fecha para realizarla: primavera y otoño.

6. Camino Real de Guadalupe

Foto: Bici Map

Partiendo desde Madrid, este espectacular destino está –si te lo tomas con calma- a unos 3 días en bicicleta.

257 kilómetros de distancia separan Madrid con el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, construcción del más puro estilo gótico que data del siglo XV, y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993.

Tipo de bicicleta: touring, montaña, gravel.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: provincia de Cáceres, España.

Mejor fecha para realizarla: primavera y otoño.

7. Eurovelo en España

Foto: Eurovelo España

La red Eurovelo es una atractiva propuesta que está conectando Europa a través de grandes rutas ciclistas.

Esta red es el mejor ejemplo del turismo en bicicleta europeo. Y ésta, sigue su avance por España; aunque hay tres rutas de la red Eurovelo que transitan por España, una de las que no te puedes perder es la ruta del Mediterráneo, que es un manjar para los ciclistas de grandes fondos.

Su totalidad es de 5888 kilómetros de longitud, de los cuales, buena parte atraviesan por España por su costa mediterránea, la puedes realizar de Barcelona a Cádiz, que es en donde termina o, en sentido inverso de sur a norte, hasta Barcelona.

EuroVelo es un proyecto de la Federación Europea de Ciclistas (ECF) con el objetivo de atravesar Europa en bicicleta de una forma segura, atractiva y cómoda. Una red de 15 rutas ciclistas que recorren el continente y por supuesto atraviesa la península Ibérica, siguiendo un trazo desde el Atlántico al Mar Negro, del Ártico al Mediterráneo, y por supuesto cada ruta tiene algo único que ofrecer.

La red ya cuenta con 40,000 km de rutas exclusivas para bicicleta y la meta final es llegar a los 70,000 kilómetros de caminos para ser transitados en bicicleta.

Tipo de bicicleta: Cualquier tipo es adecuado, pero se recomienda: touring, gravel y montaña.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: costa mediterránea de España.

Mejor fecha para realizarla: primavera, verano y otoño.

8. Vía de la Plata

Foto: xabiaaldia

Esta ruta comienza en Sevilla y llega hasta Santiago de Compostela a través del oeste de la Península. Está perfectamente señalizada desde Sevilla. Desde allí se dirige por Guillena y Almadén de la Plata hacia Mérida (Emérita Augusta). Siempre hacia al norte, cruzando la provincia de Badajoz, pasa después por Cáceres, Salamanca y Zamora (las tres, antiguos castros romanos), salva el Tajo, el Tormes y el Duero por magníficos puentes de piedra, algunos de ellos aún en uso, y termina en Astorga, en la provincia de León, donde se junta con el Camino de Santiago Francés.

En total, casi 500 kilómetros de sendas, caminos, pistas y carreteras asfaltadas que garantizan el deleite y el disfrute del cicloturista, que puede hacer la casi totalidad de esos kilómetros por pistas de tierra alejadas del tráfico.

Tipo de bicicleta: touring, gravel y montaña.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: Sevilla, España.

Mejor fecha para realizarla: primavera y otoño, pues en el verano el sur español es muy caluroso.

9. Transcantábrica

Foto: Revista Oxigeno

Ruta ideal para los amantes del ciclismo de montaña. 600 km para pedalear por rutas forestales, caminos rurales y “trialeras” que recorren la geografía más agreste y salvaje de la naturaleza española.

Se parte desde Piedrafita del Cebrero, Lugo, desde donde atravesarás Asturias y León, hasta llegar finalmente a Cantabria, ciudad de Reinosa punto final de esta aventura.

En esta circunnavegación en bicicleta atravesarás la Cordillera Cantábrica que goza de una elevación de 2,648 msnm, y no es solo una aventura deportiva, sino un viaje por paisajes extraordinarios, antiguos pueblos con sus tradicionales costumbres y un reto para cualquier amante de la bicicleta y la montaña, que cuente con un cierto nivel de entrenamiento puesto que el reto los pondrá a prueba mental y físicamente.

Tipo de bicicleta: montaña y gravel.

Dificultad: nivel medio.

Lugar: Galicia, España.

Mejor fecha para realizarla: primavera y otoño.

10. La Vía Augusta

Foto: Blai Carda/Enoturisme Penedès

El emperador romano Julio César entró a la península por este camino, que hoy, 2000 años después, busca ser un referente ciclista en la región.

Son 312 kilómetros comenzando en Valencia y terminando en Deltebre, Cataluña.  

A la nueva Vía Augusta no le ha quedado más remedio que reinventarse y la mejor forma de hacerlo es especializando en una ruta apta para ciclistas, y no obstante que mucho del trazo original ha quedado sepultado por el asfalto, aún es posible encontrar algún miliario (bloque de piedra) milenario o descubrir las piedras desgastadas del enlosado de la calzada original.

Un buen tramo de la ruta transcurre por la vieja calzada romana, de Valencia a Tortosa, y desde esta histórica ciudad la ruta sigue el río Ebro para encontrarse con el mar.    

Tipo de bicicleta: montaña, gravel y touring.

Dificultad: todos los niveles.

Lugar: Valencia, España.

Mejor fecha para realizarla: todo el año, pero los mejores meses son febrero y marzo.

Si esta selección no fue suficiente, te invitamos a leer nuestra lista de los 10 sitios que debes pedalear antes de morir. ¿Cuál es tu ruta favorita? Nos encantaría que nos compartieras cuál ha sido el viaje en bicicleta más inolvidable que has hecho.