Ciclista con cubrebocas

Guía para andar en bicicleta durante el COVID-19

En esta guía encontrarás las medidas sanitarias necesarias para reducir el riesgo de contagio por coronavirus al andar en bicicleta. 

Para mitigar en la medida de lo posible el contagio de COVID-19, se ha implementado un aislamiento que pide que mantengamos un distanciamiento físico con otras personas y nos quedemos confinados en casa.

Sin embargo, sabemos que muchas personas tienen que realizar viajes esenciales como son el salir a trabajar; al supermercado; pagar servicios o por alguna emergencia. Siendo uno de los principales riesgos de contagio el transporte público. La bicicleta vuelve a brillar como una de las opciones más salubres para la movilidad y el deporte en tiempos de pandemia.   

Andar en bicicleta durante el COVID-19
Foto: London Times

Ya sea que te transportes en bicicleta para evitar contagios en el transporte público, practiques el ciclismo de ruta o de montaña. En este texto respondemos a las preguntas más frecuentes para una práctica más segura y responsable del ciclismo durante la pandemia de coronavirus.

Es importante mencionar que estas son recomendaciones generales, las cuales pueden cambiar dependiendo de la situación y fase de la pandemia. Hay que tener siempre en cuenta las diferentes regulaciones implementadas por las autoridades en distintas localidades. Se recomienda siempre estar al pendiente de las nuevas medidas implementadas en tu comunidad.

Sugerencias para andar en bicicleta en tiempos de COVID-19

Es posible andar en bicicleta durante la contingencia por COVID-19 siempre y cuando lo hagas solo, siguiendo las recomendaciones de higiene y cumpliendo con el distanciamiento físico recomendado.

El mejor plan para pedalear en este momento, es salir a andar en solitario, en áreas sin mucha gente. De ser posible, se recomienda programar tus viajes para que utilices la ruta menos concurrida.

La OMS convida a las ciudades a fomentar el ciclismo entre sus ciudadanos, tanto como medio de transporte, así como una forma de mantenerse saludable y fortalecer el sistema inmunológico durante la crisis sanitaria. Señala que siempre que sea posible, se considere andar en bicicleta o caminar.

De igual manera, la OMS indica que el uso de la bicicleta como medio de transporte proporciona distanciamiento físico al tiempo que ayuda a cumplir con los requisitos mínimos para la actividad física diaria, que puede ser más difícil debido al aumento del trabajo a distancia y el acceso limitado al deporte y otras actividades recreativas.

Ciclismo deportivo y recreativo durante la cuarentena

Ciclismo deportivo durante el COVID-19
Foto: Los Angeles Times

En cuanto al ciclismo recreativo y deportivo, hay que extremar precauciones para inhibir el riesgo de accidentes y lesiones que puedan resultar en la necesidad de utilizar los servicios de salud que actualmente se ocupan de la propagación del coronavirus.

Realizar de 30 a 60 minutos de actividad moderada puede ayudar a tu sistema inmunológico a mantener a raya a los virus y mantenerte mentalmente sano.

Antes de salir asegúrate de conocer los informes de salud de tu localidad y si hay restricciones o cuarentenas obligatorias. Si estás enfermo o corres el riesgo de propagar el virus, no debes salir.

Evita pedalear en grupo durante la cuarentena 

Grupo de ciclistas durante el COVID-19

No se recomienda salir a andar en bicicleta en grupo. Incluso los recorridos en bicicleta de montaña y ruta, en los que normalmente estás más alejado de las ciudades y pedaleas en una sola fila, se deben hacer solos para reducir el riesgo de que un ciclista asintomático propague el virus a otros.

El coronavirus (SRAS-CoV-2) se transmite por las secreciones que se pulverizan a través de las vías respiratorias. En el momento en el que respiramos o realizamos cualquier esfuerzo respiratorio, podemos enviar al ambiente gotículas (microgotas) invisibles que transportan el virus.

Dependiendo de varios factores pueden permanecer varios minutos en el aire. Más aún, cuando llegan a una superficie sólida pueden permanecer activos durante horas.

Si gustas mucho de salir a rodar en grupo, evítalo por ahora. Durante la cuarentena puedes sustituir tu entrenamiento con rutinas de ejercicios online o, montar en bicicleta en un entrenador.

Lleva lo necesario para tus trayectos en bicicleta

Si sales a rodar lejos de casa, asegúrate de tener suficiente comida y agua. Nunca salgas sin tu teléfono, identificación, algo de dinero y un juego de herramientas y refacciones básicas.

Con esto evitarás detenerte en tiendas de conveniencia; pedir prestado alguna herramienta y te librarás de tener que acercarte a otras personas.  

Mantén una sana distancia en todo momento 

Distanciamiento físico durante el COVID-19
Foto: New York Times

Si no estás en movimiento, la distancia que recomienda la OMS mantener entre dos o más personas es de 1 metro (3 pies). Sin embargo, publicaciones basadas en simulaciones computacionales recomiendan que, al momento en que empezamos a desplazarnos, la distancia segura va a ser directamente proporcional a la velocidad.

Es decir, a mayor velocidad, debemos mantener una mayor distancia, y consideran que si vamos caminando, se debe mantener una distancia de 5 metros, si vamos en bicicleta -a una velocidad moderada- se debe mantener una distancia de 10 metros, y para una velocidad alta, la distancia debe ser mayor de 20 metros.

Si tienes que rebasar a algún peatón que usa la ciclovía para caminar o algún otro ciclista, haz el cambio de carril con antelación dando al menos 2 metros de distancia para evitar la posibilidad de que las gotículas que está exhalando el peatón o ciclista delante de ti, no te alcancen.

Uso de cubrebocas al andar en bicicleta

Uso de cubrebocas durante el COVID-19
Foto: Los Angeles Times

Es importante tener en cuenta que los cubrebocas o mascarillas no son para protegerte, sino para proteger a las personas que te rodean. Su función principal es, contener la respiración que puede contener gotas lo suficientemente grandes como para que los virus infecciosos caigan sobre otras personas o superficies donde pueden ser recogidos involuntariamente. 

Los científicos suponen que cualquier tipo de propagación del virus en el aire está restringida a lugares cerrados y llenos de personas. Lugares donde la concentración de virus en el aire podría ser lo suficientemente alta como para causar infecciones.

En general, se considera que la actividad física al aire libre, donde el aire circula y diluye el virus, es segura. Pero, en una zona urbana es casi imposible no encontrar a otras personas en la ruta. Una máscara puede ser una buena manera de reducir la probabilidad de contagio, pero no es 100% segura.

Dependiendo del grado de protección que ofrecen, existen tres categorías de mascarillas o cubrebocas: higiénicas, quirúrgicas y filtrantes.

  • Higiénicas: son las que menor protección ofrecen, y están destinadas a personas sin síntomas. Dentro de esta categoría hay a su vez dos tipos: mascarillas higiénicas no reutilizables, de un solo uso. Las mascarillas higiénicas reutilizables, que están fabricadas con materiales específicos que permiten su reutilización, una vez lavadas y desinfectadas. Este es el tipo de mascarillas que se pueden fabricar en casa.
  • Quirúrgicas: ofrecen un mayor nivel de protección y, como su propio nombre indica, son las que se utilizan en cirugías y otros procedimientos sanitarios. Protegen más al resto que a quien la lleva puesta, sobre todo al estornudar o toser, pues evitan la emisión de gotículas respiratorias que transporten posibles virus.
  • Filtrantes o autofiltrantes: son las que mayor nivel de protección ofrecen a quien la lleva. Contienen un filtro de micropartículas cuya finalidad es proteger al usuario frente a la inhalación de contaminantes ambientales, en este caso del virus.

El uso de cubreboca no será necesario cuando se practique ejercicio en solitario y si vas a estar en un lugar donde no te encontrarás con nadie más. No tiene ninguna ventaja usar una cubierta para la cara si no vas a estar cerca de las personas.

Limpieza de la bicicleta

Si dejas tu bicicleta encadenada, asegúrate de limpiar con alcohol o agua jabonosa los puntos de contacto, especialmente el manillar y el sillín. Además, se recomienda limpiar cualquier parte del cuadro, equipo y accesorios, que puedan estar en contacto con otras bicicletas o partes del biciestacionamiento y que pudieran ser manipulados por otras personas. 

Inmediatamente después de usar la bicicleta lávate las manos, recuerda, al menos 20 segundos. Si usas guantes de ciclista te sugiero que los laves frecuentemente para evitar el riesgo de que porten el virus. 

Si vas a utilizar guantes de látex, recuerda, el virus puede estar en ellos hasta por 8 horas, por lo que es más sencillo y seguro estar lavándose las manos constantemente o el uso de gel a base de alcohol. Además, así no generas desperdicios y es mejor dejarlos para el uso del personal de salud. 

En cuanto a la mochila y/o alforjas aplica las mismas recomendaciones de limpieza. Solamente pon más cuidado a la limpieza del interior. 

Uso de bicicletas públicas durante la cuarentena

Bicis compartidas Ecobici

Si te es necesario utilizar una bicicleta de algunos de los servicios de bicis públicas, mantén las mismas medidas de salubridad que con tu propia bicicleta. Será muy importante que limpies las partes pertinentes de la bicicleta: manillar, asiento, portabultos, etc, antes y después de usarla.

De esta manera, disminuimos el riesgo de contagio. Lávate las manos o utiliza gel a base de alcohol inmediatamente después de utilizar la pantalla de las cicloestaciones. 

Consulta con el proveedor del servicio si ha implementado disposiciones especiales para su uso. Algunos sistemas de bicicletas públicas le han pedido a sus usuarios que usen guantes en todo momento mientras utilizan sus bicicletas, por ejemplo.

Extrema el cuidado al andar en bicicleta

Si bien andar en bicicleta es más saludable tanto física y mentalmente, es de suma importancia que todos consideremos que las consecuencias de nuestras acciones individuales afectan a toda nuestra comunidad. Es necesario tener mucho cuidado y ser prudentes al conducir nuestra bicicleta.

No corras riesgos innecesarios, recuerda que las camas en los hospitales son limitadas y hay pacientes que las estarán necesitando durante esta emergencia ocasionada la enfermedad de COVID-19. Es momento de mantenernos sanos.