Carrera 3 en Bogotá

6 Razones por las que necesitamos mejores calles para pedalear y caminar

¿Qué tienen en común las ciudades de Viena, Zurich y Auckland? En primer, lugar estas ciudades están entre los primeros lugares de calidad de vida, según un estudio realizado por Mercer. Además, estas tres ciudades se caracterizan por tener un gran número de peatones y ciclistas. Esto se puede traducir en ciudadanos más sanos y una mejor calidad del aire.

Las autoridades en estas ciudades han comenzado a planear las ciudades desde otro punto de vista.
Algunas de las acciones que se están realizado en estas ciudades son:

  • Mejorar la conectividad de las vialidades
  • Mejorar la imagen urbana
  • Ensanchar las banquetas
  • Implementar rutas seguras para ciclistas
  • Reducción de velocidad de los vehículos motorizados
  • Redistribución del espacio público en vialidades
Avenida principal en Viena, Austria
Avenida principal en Viena en la que conviven peatones, ciclistas, transporte público y autos de manera segura.

En México este tipo de obras y políticas han enfrentado gran resistencia, especialmente por comerciantes. Existe la creencia de que el quitar lugares de estacionamiento y hacer banquetas más anchas tendrá efectos negativos en sus ventas y que los clientes (automovilistas) no podrán llegar a los negocios. Sin embargo, los hechos demuestran que construir entornos más amigable para ciclistas y peatones genera grandes beneficios económicos en la zona. La Heart Foundation, en Australia del Sur, presentó en el 2011 su documento “Good for Business”. Este documento estudió casos específicos, en varias ciudades del mundo en donde se han intervenido calles con diseños que ponen en primer lugar al peatón.  El estudio revelo que las calles que permiten el tránsito seguro de peatones y ciclistas genera los siguientes beneficios:

Calle con preferencia para ciclistas en Ciudad de México

1. Incremento en la Rentabilidad de los Comercios Locales

Para aumentar las ventas es necesario atraer clientes. Los peatones y ciclistas viajan a velocidades más lentas, lo que les permite poner más atención en su entorno. Pueden ver lo que hay en los aparadores, encontrar ofertas y oportunidades para realizar compras.
Generalmente los automovilistas que visitan una zona comercial lo hacen para realizar una compra especifica. Potencialmente un automovilista podría comprar un mayor volumen por visita. Sin embargo, los estudios demuestran si se crean las condiciones adecuadas se incrementara el numero y frecuencia de clientes locales. Para los clientes locales resulta más rápido y conveniente realizar visitas frecuentes a las tiendas locales, caminando o en bicicleta, en lugar de viajar grandes distancias a los centros comerciales.
Los comerciantes reconocieron que la imagen urbana tenia un impacto directo en la imagen de sus establecimientos.

2. Incremento al Valor Comercial de la Vivienda en la Zona

Dos factores importantes cuando se esta buscando donde vivir son la seguridad y accesibilidad de la zona. El tener calles bien iluminadas, con condiciones seguras para peatones y ciclistas, por las que puedes moverte a zonas comerciales, recreativas, educativas y laborales automáticamente aumenta la plusvalía de las propiedades de la zona.

3. Aumento Significativo en la Actividad Peatonal y Ciclista

Muchas personas se resisten a caminar o usar la bici para realizar sus tareas cotidianas precisamente porque no se sienten seguras. Las banquetas en mal estado, con poca iluminación y circulación de vehículos a velocidades excesivas proyectan una sensación de inseguridad. La gente prefiere utilizar el auto hasta para ir a la tienda de la esquina. La pacificación del tráfico es un factor importante para prevenir accidentes entre ciclistas y carros.

Calle en Amsterdam
Una calle con preferencia al peatón genera barrios vibrantes e impulsan la economía local.

4. Generación de Negocios y Estimulación de la Economía Local

Se pudo observar que zonas que antes eran “de paso” comenzaron a generar negocios que no sólo lograron un incremento de la clientela local, sino que también comenzaron a atraer clientes de otras zonas. Se convirtieron en zonas de destino.

5. Revitalización de la Zona

Cuando se le da prioridad al carro se construyen grandes avenidas y puentes que aíslan ciertas zonas de la ciudad. Se convierten en zonas prácticamente inaccesibles en las que la única forma segura de llegar es en auto. En los casos estudiados, el realizar obras que permiten, tanto a peatones y ciclistas, circular de manera segura, transformo estos desiertos urbanos en barrios vibrantes, llenos de vida.

6. Alentar a las Personas a Salir de sus Casas

Cuando las calles de un barrio son inseguras la gente no sale de sus casas. Sólo salen para ir a sus trabajos y prefieren recorrer largas distancias para realizar sus compras. En las zonas en las que se han creado entornos amigables se pudo observar que las personas salen a disfrutar de sus calles. Y no sólo eso, sino que su sentido de comunidad se fortalece y se convierte en una comunidad activa y participativa.

Como podrán darse cuenta estos 6 efectos positivos se relacionan directamente unos con otros. Podríamos decir que el generar calles que den preferencia a peatones, ciclistas, transporte público y carro (en este orden) daría inicio a una reacción en cadena con efectos positivos para toda la comunidad. Comerciantes, vecinos, trabajadores y visitantes a estas áreas se estarían beneficiando de manera directa.
Éste y otros estudios comprueban que el mejoramiento de las vialidades no es una simple medida pro ciclista. Son medidas que tienen impacto directo en la sustentabilidad de la ciudad, en el medio ambiente, en la salud, en la cohesión de la comunidad, en temas de inclusión social y en la economía local.

Aquí les comparto el documento Good for Business por si quieren leer más.

Recomendado para ti
EcoBici Buenos Aires
Pedalea gratis por Buenos Aires en su bici pública