En el Volumen I de esta guía hablamos sobre la talla adecuada del cuadro como un primer paso para encontrar una bicicleta a tu medida. Ahora sigue hablar de los ajustes que podemos hacer al asiento, o sillín como le llaman en otros países, para lograr una pedaleada eficiente y cómoda.

Ajustes del Asiento

  • Altura
  • Retroceso
  • Inclinación

La Altura

La altura del asiento tiene influencia directamente en la fuerza que aplicamos al pedal. Si el asiento está demasiado bajo el pedaleo será incómodo y las rodillas resentirán gran parte de la fuerza que apliques al pedalear. Por otro lado, si el asiento está demasiado alto no podremos aplicar toda la fuerza sobre el pedal y además de que tendrás que balancear el cuerpo de lado a lado rozando el asiento.

Altura Adecuada

Existen diferentes métodos para calcular la altura adecuada de tu asiento. En esta ocasión les compartimos los dos más comunes.

Método Empírico:

  1. Con ayuda de alguna persona o apoyado en la pared, siéntate en el asiento de la bici.
  2. Coloca las bielas de los pedales de tal manera que una este apuntando hacia arriba y la otra hacia abajo.
  3. Apoya el talón en el pedal que se encuentre más abajo y estira la pierna. Si la rodilla está estirada habrás encontrado la altura adecuada.
  4. La manera correcta de pedalear es apoyando la cabeza del primer metatarsiano (la “bola” del pie en) el pedal. Con el píe en esta posición la rodilla del pedal que esta más abajo debe quedar ligeramente flexionada.

Al apoyar el talón sobre el pedal la pierna debe quedar estirada.

Al apoyar la “bola” del pie, que es la cabeza del primer metatarsiano la rodilla debe quedar ligeramente flexionada.

Método del 109%
Existen varios métodos matemáticos para determinar una altura adecuada, pero sin duda, el más sencillo es el del 109%.

  1. Estando descalzo, mide la longitud de tu tiro. Esta medida es desde el piso hasta tu ingle.
  2. Multiplica la longitud obtenida por 1.09 para obtener tu altura optima, según el método.
  3. Para ajustar el asiento a la altura adecuada, alinea las bielas de los pedales con el tubo de asiento y mide la longitud que hay desde la parte superior de el pedal más bajo a la parte superior del asiento. Está longitud deberá corresponder al resultado del cálculo de tu altura optima.

Cómo Ajustar la Altura

Para ajustar la altura del asiento lo primero que tienes que hacer es aflojar el perno que comprime el tubo de asiento. Existen mecanismos que son con tuerca, de tornillos Allen y otros que son de bloqueo o “Quick Release”.
Una vez que colocaste el poste del asiento a una altura adecuada aprieta la tuerca o cualquiera que sea tu caso. Es importante no apretar demasiado ya que se puede llegar a deformar el tubo de asiento. Los postes de asiento tienen una marca de altura máxima. El sobrepasar esta marca puede deformar o hasta romper el poste o el tubo de asiento. En caso de que necesites subir el asiento más de la altura indicada, lo mejor es conseguir un poste más largo.

El Retroceso

Este ajuste se refiere a la posición horizontal del sillín con respecto al poste de asiento. Si éste está muy hacia adelante tu pedaleda será ineficiente ya que no aplicaras toda la palanca posible al pedal.
En cambio, si el asiento está demasiado atrás, te resultara más cansado pedalear y puedes tener dolores en la espalda baja por el esfuerzo excesivo.

Retroceso Adecuado

Para determinar la posición adecuada coloca las bielas de los pedales en posición horizontal. Una vez sentado en el sillín la rodilla que tienes en el pedal que está hacia el frente deberá estar alineada con el pedal.

Con un retroceso adecuado tu rodilla debe quedar alineada con el pedal.

Cómo Ajustar el Retroceso

El retroceso se ajusta aflojando la abrazadera que sujetan los rieles del asiento y deslizándolo hacia delante o hacia atrás según sea el caso.
Después de colocarlo a la distancia adecuada aprieta la abrazadera.

La Inclinación

Este ajuste es bastante subjetivo y depende mucho del gusto de cada quien.
Si el asiento está demasiado inclinado hacia adelante tu peso tenderá a irse hacia enfrente, transmitiendo el peso a brazos y manos. Esto provocará molestias en los hombros, codos y muñecas.
Por el contrario, si el asiento se está demasiado inclinado hacia atrás tu peso se resbalara hacia atrás. Además puede llegar a ser bastante incomodo y doloroso.

Inclinación Adecuada

Se recomienda colocar el asiento paralelo al piso. Puedes inclinarlo ligeramente según tu gusto personal, hacia delante o hacia atrás. Hay quienes lo inclinan ligeramente hacia adelante para aprovechar al máximo el peso del cuerpo a la hora de pedalear. Sin embargo, lo mejor es probar diferentes inclinaciones hasta encontrar la que te resulte más cómoda.

Cómo Ajustar la Inclinación

Para ajustar la inclinación hay que aflojar la abrazadera que sujetan los rieles del asiento y girarlo a la inclinación deseada. Una vez colocado en posición aprieta el o los tornillos para apretar la abrazadera.

El realizar estos ajustes te ayudara a aprovechar al máximo la fuerza aplicada a cada pedaleada y a evitar cansancio y posibles lesiones por una mala postura.
Es importante tomar muy en cuenta que para aflojar cualquier tornillo o tuerca en tu bicicleta utilices la herramienta y los torques adecuados (las piezas que requieren un torque especifico lo indican). De lo contrario puedes llegar a dañar el tornillo o las piezas de la bicicleta.

En la siguiente parte de esta guía hablaremos de los ajustes que podemos hacer en la potencia y el manubrio de la bicicleta para tener una bicicleta a tu medida. ¡No te la pierdas!