Las bicicletas plegables resultan la solución perfecta para cuando necesitas llevar tu bicicleta a todos lados. Son especialmente prácticas cuando necesitas combinarlas con el transporte público o prefieres guardarla en algún lugar seguro dentro de la oficina o la universidad.

Características de las bicicletas plegables

Manubrio

La gran mayoría de las bicicletas plegables están concebidas para uso urbano por lo que generalmente las encontrarás con manubrios rectos o de doble altura. Sin embargo, existen algunos modelos especialmente diseñados para viajes en carretera, ya sea de ruta o viajes de turismo, que usan dropbar o variantes de los manubrios de trekking.

El cuadro

Los materiales más comunes para las bicicletas plegables son el aluminio y el acero, aunque es posible encontrar algunos modelos de titanio y fibra de carbon.

De manera general la geometría busca una postura erguida o semi-erguida dependiendo del modelo. Aunque existen diferentes diseños, una característica de los cuadros de las plegables es que únicamente el tubo superior se une al tubo de dirección. En las bicicletas convencionales, también el tubo inferior se une al tubo de dirección formando un triángulo. La razón de este diseño es permitir plegar el cuadro más o menos a la mitad.

El diseño más común permite plegar el cuadro de la bicicleta y colapsar el manubrio. Sin embargo, existen otros diseños que además permiten plegar el triángulo conformado por las vainas superior e inferior y por lo tanto colapsar la rueda trasera bajo el tubo superior del cuadro.

Al ser de cuadro bajo, las plegables tienen un poste de dirección largo, equivalente a la potencia en una bicicleta convencional. Se pueden encontrar modelos con postes de dirección telescópicos y por lo tanto su altura es regulable; y otros con altura fija.

Las ruedas

Otra característica de las plegables son sus ruedas pequeñas. El rodado más común es de 20″, aunque es posible encontrar bicicletas de 16″, 24″ y 26″. Existen plegables con rodados más pequeños, pero resultan poco prácticas en uso urbano. Entre más pequeña sea la rueda, la bicicleta ocupará menos espacio al plegarse.

Velocidades

No es raro imaginar que con las ruedas pequeñas no se puede ir rápido o que hay que pedalear a una mayor cadencia que con una bicicleta normal. Sin embargo, una buena plegable siempre usará una relación de velocidades adecuada para compensar las ruedas pequeñas, generalmente el plato será mayor.

En cuanto al número y rango de velocidades, las plegables vienen en una gran variedad. Las hay de una sola velocidad hasta de 27 velocidades. Recordemos que estas bicis se diseñan principalmente para usarse en la ciudad por lo que lo más común es encontrarlas de 1 a 7 velocidades. Se pueden encontrar con cambios de desviador/descarrilador o con cambios internos.

Ventajas y desventajas de las bicicletas plegables

Ventajas

  • Las llevas a donde quieras, incluso cuando te vas de vacaciones
  • Ideales para combinarse con otros medios de transporte
  • No ocupan mucho espacio en casa o en la oficina

Desventajas

  • Son más costosas que bicis convencionales con características similares
  • Generalmente no son muy buenas fuera de caminos no pavimentados
  • Algunas refacciones solo las encuentras con distribuidores autorizados

Para quién son ideales las bicicletas plegables

Son perfectas para quien deben combinar la bici con el transporte público o para quien tiene poco espacio en casa o en la oficina. Sus ruedas pequeñas las hacen ágiles para poder moverte entre el tráfico de una gran ciudad. Aunque existen algunos modelos de montaña, la gran mayoría de las bicicletas plegables están pensadas para uso urbano.