Más resistente que una bicicleta de ruta y mucho más rápida que una bicicleta de montaña. Las bicicletas para gravel o “grava” en español, son una opción interesante para los ciclistas que quieren viajar dentro y fuera de caminos pavimentados con la misma conducción precisa y veloz en ambos terrenos.

A primera vista, una bicicleta de gravel, no es tan diferente de una bicicleta de ciclocross, pero adentrándonos en su diseño, prestaciones  y composición, resulta que, las bicicletas para grava o gravel son realmente distintas, y a menudo está más cerca de una bicicleta de ruta –pero con algo así como con esteroides- . En verdad, este tipo de bicicletas se desempeña muy bien en ambas categorías. Y eso, únicamente puede significar mucha diversión para su jinete y una nueva visión de dónde y cómo se conduce una bicicleta.

Características de las bicicletas para gravel

Las bicicletas de gravel, a veces también denominadas bicicletas de aventura, son básicamente bicicletas de ruta diseñadas para hacer frente a una amplia variedad de superficies, llevar equipo adicional y son adecuadas para la conducción durante todo el día por carreteras de superficie sinuosa. Están hechas para ser más duraderas y robustas que una bicicleta de ruta estándar, además de tener un mayor rango de cambios y espacio para neumáticos mucho más anchos.

Foto: Rondo

Manubrio/manillar

Han sido diseñadas para utilizar manillares del tipo drop bar; estos manubrios además de que ofrecen una amplia variedad de posiciones, los encontrarás con un adecuado agarre tanto para controlar la bici en subidas con todo tu apoyo en él, así como para bajadas a velocidad o sprints. Pero al ser una bicicleta de reciente fabricación, algunos fabricantes como Canyon le han dotado de un peculiar manubrio con doble barra. En la actualidad, sus manetas o palancas de frenos integran los cambios.

Foto: Rondo

Cuadro

Para comenzar, la geometría de una bicicleta de gravel  tiene como objetivo crear estabilidad y comodidad. Ha sido diseñada para ser más relajada que la de una bicicleta de ruta. El tubo de dirección o head tube, como se le conoce en inglés, es a menudo más alto y con un ángulo más suave, con lo que se consigue una conducción más relajada.

El pedalier o caja de centro, generalmente será un poco más bajo que el de una bicicleta de ciclocross. Las bicicletas de gravel también están diseñadas con distancias entre ejes más largas, por lo que son estables en la carretera y al circular sobre una superficie impredecible como la grava, y brindan estabilidad y comodidad adicionales en largas distancias.

Su tubo superior presenta un ligero ángulo lo que lo hace un poco más inclinado que el de una bicicleta de ruta. Esto se debe a que en una bicicleta de gravel se busca mayor comodidad en la conducción, pero que responda bien ante enérgicos arranques.

Muchos constructores equipan las bicicletas de gravel con ojales extra para instalar bastidores y guardabarros. Eso significa que puedes rodar con ellas en temporada de lluvias, convertirla en una bicicleta para transportarte al trabajo o instalarle alforjas para realizar un viaje de larga distancia.

Foto: Rondo

Ruedas

Una de sus características que la distinguen de otras bicicletas son sus neumáticos más anchos, pues el diseño de sus cuadros aceptan muy bien llantas con medidas de entre 650c a 700c x 30mm e incluso 42mm en diferentes dibujos, pero siempre pensadas para terrenos difíciles.

En cuanto a los frenos, estas bicicletas vienen equipadas generalmente con frenos de disco que pueden contar con sistema hidráulico o mecánico. Sin embargo, por su carácter aventurero, será recomendable que adquieras unos hidráulicos, pues ofrecen mayor potencia en el frenado, lo que proporciona más confianza cuando se conduce fuera de caminos bien pavimentados y son útiles en condiciones mixtas. En la lluvia o en el barro, apreciarás su eficiencia.

Foto: Rondo

Velocidades

En cuanto a las velocidades, la bicis de gravel son muy dinámicas, pues puedes encontrar modelos con distintas configuraciones, pero algunas de las comunes son: transmisión con monoplato; dos platos y, también con grupos propios a la bicicleta de montaña y con algunos modelos muy cercanos al grupo que encontrarías en una bicicleta de ruta común. Generalmente vienen equipadas con casete de 11 piñones (11/32t) y dos platos (46/30t), pero eso dependerá del grupo y configuración con las que quieras que esté dotada.

Foto: Rondo

Ventajas y desventajas de las bicis de gravel

Ventajas

  • Son bicis resistentes y aptas para caminos sinuosos –sin contar con suspensión, pero incluso hay algunos modelos con revolucionarios sistemas de absorción de impacto, que forman parte del cuadro-.
  • Son rápidas
  • Se pueden usar sobre un sinfín de caminos
  • Son buenas para la ciudad y hasta para emprender viajes en bici de larga distancia

Desventajas

  • Por su robustez pueden ser escasamente menos veloces y no tan ligeras como las bicis de ruta
  • Son menos resistentes que las bicis de montaña

¿Para quién son ideales las bicis de gravel?

Está claro que las bicicletas de gravel son extremadamente versátiles, ya que toman prestados elementos de las bicicletas de ruta, montaña y ciclocross, con el propósito de crear una opción completa para ciclistas que quieran una sola máquina con la cual hacer muchas cosas diferentes: puede ser usada cómodamente para trayectos urbanos, en la media y larga distancia se siente como en casa e incluso se atreve con rutas por carretera y montaña, con la misma facilidad siempre que no presenten rutas con una dificultad excesiva. Ese es el secreto de su éxito: la versatilidad, algo en lo que ninguna otra bici puede igualarla.