La cadena de la bicicleta es un elemento muy importante, pero que en muchas ocasiones pasa desapercibida. Cuándo la cadena llega a fallar ya no puedes rodar y si usas freno contrapedal ni frenar podrás. La cadena está expuesta a tensión y a fricción constantes por lo que es muy propensa al desgaste. Tanto así, que la cadena desgastada es uno de los problemas más comunes.

Razones para cambiar la cadena de tu bici

Tu cadena ya está demasiado desgastada

Una de las consecuencias más graves de una cadena desgastada o estirada es el deterioro acelerado de los dientes de platos y piñones. Por esta razón, es importante medir el desgaste de la cadena periódicamente y sustituirla por una nueva antes de que se convierta en un problema.

Tu cadena está dañada

Otra razón por la que podrías necesitar una cadena nueva es que ésta se dañe. Ya sea por falta de mantenimiento o por las condiciones de uso, la cadena puede llegar a fallar. En ocasiones las placas o pernos sufren tal deterioro que la cadena se revienta. En otras, las placas pueden llegar a doblarse o a perder movilidad, causando que la cadena no engrane correctamente en los dientes de platos y piñones.

Cualquiera que sea el caso, es más fácil y económico cambiar la cadena que tener que cambiar otras piezas de tu tren de potencia (platos, cassette, desviadores).

Dimensiones importantes de la cadena

  1. Paso
  2. Ancho
  3. Longitud

1. El paso de la cadena

Esta es una medida estándar para todas las cadenas de bicicleta modernas y corresponde a la distancia entre perno y perno. Para una cadena nueva siempre es de 1/2″, medida centro a centro de los pernos. Cuando la cadena se desgasta, esta distancia aumenta por lo que comienza a desgastar los costados de los dientes de platos y piñones.

2. El ancho de la cadena

Las cadenas modernas se pueden encontrar en dos diferentes anchos internos principalmente, 1/8″ y 3/32″. Las bicicletas con una sola velocidad o con cambios internos utilizan cadenas de 1/8″ de ancho interno. Por otro lado, las bicis con desviador (2 – 11 piñones) utilizan cadenas de 3/32″.

El espacio entre la maza y las vainas de tu bicicleta es limitado, por lo tanto, entre más velocidades tenga tu cassette o rueda libre, el espacio entre piñones será más reducido. Como consecuencia el ancho exterior de la cadena deberá ir en función del número de piñones.

3. La longitud de la cadena

Las cadenas nuevas vienen en una longitud suficiente para casi cualquier bicicleta, en la gran mayoría de los casos será necesario recortar eslabones. En ciertos tipos de bicicletas, como en el caso de las tándem o recumbentes, por ejemplo, es necesario unir eslabones adicionales.

La longitud mínima que puede ser recortada o aumentada a una cadena es 1″ ya que solamente se puede conectar un extremo con placas exteriores con uno con placas interiores. De ahí que suela denominarse eslabón al conjunto de dos placas exteriores, dos placas interiores, con su respectivo perno y rodillo que las une.

Una longitud adecuada para tu bicicleta es aquella que permite la operación de tu desviador/descarrilador trasero dentro de un rango de tensión adecuado.

    • La cadena debe ser capaz de pasar por plato y piñón más grandes sin tensionar demasiado el desviador.
    • Al pasar la cadena por el plato y piñón más pequeños deberá generar un mínimo de tensión para evitar que el mismo desviador interfiera con la cadena y se trabe.

Para mayor información te invitamos a leer más sobre las dimensiones de la cadena.

Qué cadena comprar para tu bici

En sí, la elección de la cadena adecuada para tu bici no es tan complicada. A grandes rasgos deberás seleccionar una indicada al número de pasos y compatible con el resto de tu tren de potencia.

Pasos para elegir tu cadena

1. Identifica el número de pasos de tu bici

Identifica el número de piñones que tiene tu bicicleta. Esto determinará el ancho exterior adecuado. Las cadenas nuevas se venden según su número de pasos. Especialmente con bicicletas que tienen cassettes de 9 a 11 velocidades el espacio entre piñones pude variar de una marca a otra por lo que se sugiere que sea de la misma marca que el resto del tren de potencia.

2. Selecciona características adecuadas al desempeño que buscas

Cadenas de la misma medida pueden tener características especiales que ayudan a lograr un cambio de velocidad más suave o que las hacen más ligeras. Por ejemplo, existen cadenas que tienen placas con bordes angulados para facilitar el brinco entre piñones y hacerlo más suave. Otras cadenas tienen cortes en las placas y usan pernos huecos para hacerlas más ligeras. Toma en cuenta que estas características no son gratis y son más caras.

3. Siempre revisa la compatibilidad de la cadena

Como ya lo mencionamos, los componentes del tren de potencia pueden variar de una marca a otra. Por lo tanto es muy importante que antes de comprar te asegures de que la cadena es compatible. De manera general:

  1. Una cadena Shimano no funciona muy bien con un cassette Campagnolo
  2. Una cadena Campagnolo no funciona bien con cassettes Shimano ni SRAM
  3. Una cadena SRAM no es compatible con cassette Campagnolo
  4. Una cadena SRAM generalmente es compatible con cassette Shimano y viceversa

Los fabricantes de cadenas para bicicleta más reconocidos son:

  • Shimano
  • SRAM
  • Campagnolo

4. Ajusta la longitud de la cadena

Una vez que ya encontraste la cadena adecuada, el siguiente paso será ajustarla a una longitud correcta. Existen diferentes métodos para determinar esta medida y puedes leer más aquí.

Esperamos que estos consejos te sean útiles. Recuerda que es importante cuidar el desgaste de la cadena y cambiarla antes de que comience a afectar los dientes de tus platos y piñones. Si tienes dudas o consejos que quieras compartir, por favor, déjanos tus comentarios.