Una de las mayores preocupaciones entre los consumidores de bicicletas en estos días parece ser el precio en el que la industria de la bicicleta y sus distribuidores vende sus productos.

Ese descontento no siempre explica los significativos avances en el desarrollo de las bicicletas (tecnología) o el hecho de que los costos han subido aproximadamente a la misma tasa que la inflación. Y si aunado a eso, reflexionamos en cómo influye en su precio el que la bicicleta esté en franco auge, pues hagan cuentas.

Y si bien es cierto (como algunos internautas nunca dejan de señalar) que puedes obtener una motocicleta o un automóvil por el mismo costo que una bicicleta de gama alta, este argumento ignora las “economías de escala” y el hecho de que las bicicletas están siendo hechas en números relativamente pequeños en comparación con el mercado masivo. Lo que de alguna manera no les permite vender a precios más bajos o a los precios que los entusiastas de la bicicleta aprobaríamos como “adecuados”.

Sin embargo, el hecho es que las bicicletas pueden ser costosas, muchos de nosotros lo sabemos, pero adquirir la mejor bicicleta de acuerdo a lo que nuestro presupuesto puede comprar, es más que posible. Todo depende de qué tipo de bicicleta quieres adquirir; dónde, cómo y bajo qué planes compres esa bicicleta.

En términos generales, las bicicletas más costosas son más ligeras, más rígidas, duran más y tienen mejores componentes. Así lo hacen la mayoría de las empresas: reservan sus mejores materiales y lo mejores componentes para sus modelos más costosos, y utilizan materiales menos costosos para los modelos de nivel más bajo, pero que no necesariamente representan que son de menor calidad.

Foto: Colnago/Ciöcc San Cristobal Gold

¿Cómo obtener la mejor bicicleta por tu dinero?

Ya sea que estés buscando tu primera bicicleta o ya tengas tu casa llena de ellas, la actividad de la compra de bicicletas siempre está cambiando. Esto es lo que necesitas saber –al menos en estos tiempos- para obtener la mejor bicicleta por tu dinero.

Aprovecha los descuentos de las tiendas más grande de bicicletas

No es que las tiendas más modestas no deseen tener este tipo de ofertas, sino que para ellas, es más difícil absorber los montos de esos descuentos de sus ganancias, debido al volumen de sus ventas.

Las tiendas más grandes de bicicletas suelen tener ventas de liquidación al finalizar el año, con el propósito de deshacerse del inventario restante en ese momento, y así dejar espacio a los nuevos modelos de bicicletas. Así mismo, debido a su volumen de ventas, estas tiendas obtienen mejores precios del fabricante lo que les permite un mayor margen de operación.

Además, muchas de estas tiendas implementan eventos comerciales al menos una vez al año -“Viernes Negros” o el “Buen Fin”- que consisten en la promoción de sus productos: con descuentos; meses sin intereses al pagar con tarjeta –aunque en este punto te aconsejo mucha prudencia, ya que uso de las tarjetas de crédito debe ser bien planeado de acuerdo a tus ingresos-.

Comprar bicicletas que fueron de demostración

Algunas tiendas especializadas tienen modelos de sus bicicletas que usan para que sus clientes las prueben antes de adquirirlas, y así éstos, conozcan las particularidades de la conducción de la bicicleta que pretenden adquirir; pues bien, esas bicicletas son prácticamente nuevas -incluso si presentan algunos detalles en su pintura-, pues son usadas únicamente como unidades de muestra que son pedaleadas por escasos kilómetros y, que luego las tiendas no pueden vender como nuevas, pues ya han sido usadas, pero que tú podrás comprar con algún significativo descuento.

Eso sí, ten en cuenta que no será último modelo, pero si el antecesor de éste.

Foto: Veloretti

Comprar por internet

Aunque es más fácil obtener un buen trato monetario en persona, que en línea, no descartes las ofertas que podrás obtener de la compra en línea. Y con línea me refiero no sólo a los sitios como: e-Bay, Mercado Libre -etcétera-, y los sitios propios de las marcas.

Foros de ciclismo, medios -en línea- especializados, grupos en redes sociales, y otros similares son, si sabes buscar, una mina de oro para la compra de la mejor bicicleta.

Lee reseñas en línea. Realmente ayuda leer los artículos en línea cuando te has decidido por un artículo en particular, en este caso la mejor bicicleta para ti. Ya que ayudarán a tener una realista visión de los distintos precios en que venden esa misma bicicleta.

Suscríbete a los boletines informativos de las tiendas en línea. Algunos minoristas en línea dan a sus clientes un aviso previo de las próximas ventas. Si está buscando unas bicicleta en específico, puedes obtener algunas buenas ofertas de esta manera.

Foto: Shutterstock

Comprar una bicicleta de segunda mano

Aquí quisiera que conozcas los riesgos que puede haber antes de realizar la operación. Y con riesgos, me refiero a que la bicicleta pueda ser robada, pero una vez que conozcas la manera de asegurarte de no comprar una bicicleta robada, ésta, también puede ser una buena opción para obtener la mejor bicicleta por tu dinero.

Comprar un modelo de bicicleta con equipamiento básico

Comprar una bicicleta entera te costará más en comparación a la compra de una bicicleta en partes. Sólo asegúrate que el cuadro de esa bicicleta sea capaz de aceptar lo último en equipamiento, por lo que deberá ser lo más nuevo que sea posible, porque de lo contrario no todos los nuevos componentes funcionarán en él.

Ya que conforme vaya siendo oportuno, podrás ir mejorando ese equipamiento a el ritmo de tus propios recursos monetarios.

Además, es probable que puedas regatear hasta conseguir un precio más bajo cuando se trata de piezas en comparación con la bicicleta en su conjunto.

Foto: Vintage Luxury Cycles

Apoyos gubernamentales o empresariales

Dependiendo de en qué país vivas, podrá haber apoyos gubernamentales o empresariales. No, no sólo en Europa los hay, un ejemplo es México, en donde una persona con actividad empresarial, puede deducir hasta un 25% del valor de su bicicleta nueva en impuestos (asesorate por un contador para gozar de este estímulo fiscal) e incluso algunas empresas privadas apoyan con estímulos económicos a sus empleados para la adquisición de una bicicleta.

No dudes en preguntar en el departamento de personal de tu trabajo si cuentan con algún programa de adquisición de bicicletas, ya que las empresas pueden deducir de sus impuestos las ayudas económicas que destinan para sus empleados. Y si no lo tienen, proponlo.

Una bicicleta artesanal

¿Es el presupuesto demasiado ajustado? ¿Qué hay de construir tu propia bicicleta? Esto es posible si sabes una cosa o dos sobre partes de bicicleta y sobre técnicas de soldadura.

También es mucho más probable conseguir la mejor bicicleta por tu dinero si trabajas con alguien que tenga experiencia en la fabricación de bicicletas. Pregunta entre tus amigos o acude al sabelotodo de Google y averigua que pequeños constructores trabajan en tu localidad.

Cada vez es más común que micro empresas o constructores independientes estén generando producciones con un número limitado de bicicletas, muchas de ellas, no son caras y están construidas con los mejores materiales, altos estándares y con toda minuciosidad

Una bicicleta de artesanal no solo es más barata sino emocionante de construir y posiblemente ese pequeño fabricante te permita participar del proyecto –pero no lo des por hecho-.

Sea como sea, tendrás la oportunidad de personalizar completamente la bicicleta, y la opción de poder ir comprando con anticipación –lo que te permitirá obtener el mejor precio- las piezas como el desviador, los engranajes, el sistema de frenado y otros a un buen precio.

Una bicicleta hecha a mano es una opción para quienes buscan algo muy especifico. Aunque sea más caro, pero no deja de ser la mejor opción por tu dinero en ciertos casos.

Foto: Carl Costa

En conclusión, es una buena idea nunca conformarse con menos de lo que deseas cuando se trata de la bicicleta que usarás. Necesitarás un poco de paciencia si estás buscando ahorrar dinero al comprar una bicicleta. La razón de esto es que la oportunidad y el dinero van de la mano –desafortunadamente-. La oportunidad correcta significa el momento en que encuentres la bicicleta que siempre has querido, y contar con el dinero necesario para adquirirla en ese momento.

Mi mejor recomendación es que comiences a ahorrar tan pronto te sea posible y, puedas comprar la bicicleta de tus sueños.