Hay quienes usan la bicicleta por eficiencia, por necesidad o simplemente por el gusto de rodar. Si apenas comienzas en esto del ciclismo urbano más vale prepararse antes de salir a las calles. A continuación te compartimos 10 errores que deberás evitar para hacer de tus trayectos más seguros.

1. Rodar con una bici en mal estado

 No corras riesgos innecesarios. Si sospechas o sabes que tu bici no está en óptimo estado vale más dejarla en casa y programar una visita al taller. Para evitar estas situaciones es importante dar mantenimiento preventivo a tu bici regularmente. No olvides darle una revisada rápida (llantas, frenos, cambios) cada que vayas a salir a rodar.

2. Aventurarte sin saber controlar la bici

Para convertirte en un buen ciclista urbano hay que comenzar con lo básico. Antes de aventurarte a tomar las calles es importante que sepas controlar bien tu bicicleta.

Aquí están algunas de las habilidades principales que necesitarás:

  • Controlar tu peso durante una frenada de emergencia
  • Usar los cambios de tu bici correctamente
  • Mantener el control con una sola mano
  • Continuar en línea recta aun cuando estás viendo hacia atrás
  • Evitar obstáculos sin perder el control

3. Tomar las calles con miedo

 ¡Siempre hay que salir a pedalear con seguridad! Las bicicletas son un vehículo más y por lo tanto debes circular por la calle, las banquetas son para los peatones. La manera más segura de tomar tu posición en el tráfico es haciéndolo con confianza. El dominar las habilidades indicadas en el punto anterior y el conocer tus derechos como ciclista te darán la seguridad que necesitas.

4. No saber posicionarte en el tráfico

Cuando andas en bici eres parte del tráfico y por lo tanto debes tomar el centro de tu carril. Circular por la orilla, pegado a la banqueta, es peligroso. En esta zona encontrarás alcantarillas, basura y carros estacionados. Mantén una distancia adecuada de los autos estacionados en todo momento para evitar un portazo inesperado.

5. Olvidar mirar para atrás de vez en cuando

Cuando eres parte del flujo vial ten presente que siempre hay algo sucediendo a tu alrededor. Es importante atender a lo que sucede detrás de ti, especialmente:

    • Antes de cambiar de carril
    • Incorporarte o salir de una ciclovía
    • Cualquier cambio de dirección o disminución de velocidad repentina

6. No comunicar tus movimientos

Establecer comunicación con las y los demás usuarios de las calles ayuda a prevenir incidentes. Antes de hacer cualquier movimiento anuncia tus intenciones a través de señales manuales y asegúrate de que te han visto. A medida de lo posible, procura hacer contacto visual.

7. Aproximarte a una intersección por la extrema derecha

La manera más segura de aproximarse a una intersección es hacerlo por el centro de tu carril. Ya sea que vayas a continuar de frente, doblar a la derecha o a la izquierda; anticipate y toma el carril más adecuado. Si te toca un alto no te adelantes a los carros por el lado derecho (pegado a la banqueta), esto te hace invisible a las y los conductores. Lo mejor es hacerlo por el lado izquierdo o si no, mantén tu posición en el centro del carril y espera a que cambie a luz verde. ¡Evita accidentes!

8. Tomar una glorieta por la orilla

De manera similar que con las intersecciones, la manera más segura de aproximarte a una glorieta/rotonda es tomando el centro del carril más apropiado a la dirección que seguirás. Esto te mantendrá visible en todo momento y podrás comunicar tus movimientos de manera más eficaz.

9. Circular muy cerca de vehículos pesados

 Si te encuentras con un camión, autobús o trailer lo mejor es guardar una distancia prudente. Al aproximarte a una intersección o glorieta evita colocarte al lado derecho del vehículo, es un punto ciego y es especialmente peligroso si éste gira a la derecha. Lo mejor es adelantarte o mantener tu distancia detrás del vehículo pesado.

10. No informarte

El tener conocimiento del reglamento de tránsito y de cómo moverte es fundamental para pedalear con seguridad. Si tienes dudas pregunta e investiga. Hoy en día es muy fácil encontrar recursos como manuales de ciclismo urbano, reglamentos de tránsito e inclusive tutoriales que te ayudarán a informarte sobre tus derechos, obligaciones y a desarrollar tus habilidades sobre la bici.

Esperamos que este artículo te sea de utilidad. Si conoces a alguien a quien le pueda servir este artículo por favor compártelo. Si tienes dudas, sugerencias o quieres compartir más consejos con nosotros déjanos tu comentario aquí abajo.