Durante el mes de abril tuve la oportunidad de conocer a dos de los integrantes del proyecto Mochila Rodante, Roberto Cervantes y a Juan Contreras. Como parte de este proyecto se encuentran recorriendo la Republica Mexicana promoviendo la convivencia entre el auto y la bicicleta a través de conferencias en preparatorias y universidades.

Los conocí en la Bici Cueva y después de platicar un rato con ellos me invitaron a una charla que darían al día siguiente en CUAAD. Después de su conferencia les hice unas preguntas que a continuación les comparto:

¿Cómo surgió la idea de Mochila Rodante?
Todo comenzó durante un viaje a Veracruz en el que Roberto Cervantes y Roberto Vivero, creadores del Mochila Rodante,  conocieron a Justin, un Ingles quien llevaba recorriendo el mundo durante 8 años. El conocer a este viajero los inspiro a organizar un viaje largo. En primera instancia la idea era realizar un viaje por Asía o quizás Latinoamérica. Durante la planeación decidieron que querían profesionalizar su aventura con una causa social y que México era el lugar perfecto para hacerlo. Además de todos los lugares, culturas y tradiciones, en México existen serios problemas de salud como la Obesidad.

¿Cuánto tiempo durara su viaje?
Personalmente, Juan y Roberto quieren seguir rodando hasta que las piernas ya no den para más y tienen interés de rodar en otros países. Sin embargo, para esta primer etapa de Mochila Rodante estiman terminar su travesía aproximadamente en Septiembre del 2013.

Fuente: Mochila Rodante

¿Hasta ahorita, qué ciudad les ha parecido la más amigable hacia el ciclista?
Hasta ahora la ciudad de Campeche ha sido la más amigable. No sólo hacia el ciclista, sino hacia el peatón y otros conductores. Según comenta Roberto, la cultura vial en Campeche es bastante buena, seden el paso al peatón, respetan el paso de otros automovilistas y de la bicicleta.

¿Cómo sienten la respuesta de los chavos que aun no ven a la bicicleta como un medio de transporte después de escuchar su propuesta?
Después de la conferencia no es raro que los chavos se quieren unir a la aventura y rodar con ellos. Además, me contaron la historia de una familia en Veracruz la cual, después de escuchar su platica decidieron comprarle una bicicleta al hijo. Poco tiempo después la mamá y el papá decidieron que ellos también querían una bicicleta. Actualmente la familia combina el uso de la bicicleta con el automóvil, dando preferencia a la bicicleta en distancias cortas.

Fuente: Mochila Rodante

¿Qué es lo que más disfrutan de viajar en bicicleta?
Lo que más disfrutan de su viaje es conocer los diferentes paisajes y ciudades de México, pero lo que les parece más especial es conocer a sus personas. Como lo expresaron, disfrutan bastante de escuchar sus historias, anécdotas y sus consejos. “La gente y su experiencia es lo que más enriquece al proyecto”.

¿Cómo ha cambiado su vida el viajar en bicicleta?
Roberto: “El viajar es algo único y especial. “El viaje en bicicleta refuerza el saber que yo puedo hacerlo y que cada quien se pone sus limites. Forja el carácter, todo es posible, a veces tardas en realizar algo pero siempre es posible”.
Juan: “Yo creo mucho en las energías, el transmitir tu energía a las demás personas, girar y girar y seguir avanzando. Nunca me siento solo. Cuando estoy con los jóvenes me siento entre amigos. Cuando estoy con los adultos siente que estoy con mis papás o tíos. Me gusta saber que hay personas buenas y además conocer las ciudades desde un enfoque urbanístico”.

Fuente: Mochila Rodante

¿Hasta ahorita cuál ha sido la “Big Mac” más cara en su camino?
Uno de sus principios es investigar cuanto cuesta una “Big Mac” en la localidad en la que se encuentren y sobrevivir con ese dinero por un día. Como me comentó Roberto, esta idea surgió en un principio cuando el y Roberto Viveros planeaban viajar por Latinoamérica, ya que el costo de una “Big Mac” había sido propuesto por un investigador como un índice para determinar el poder adquisitivo en diferentes países. En México el precio promedio de una “Big Mac” es de 70 pesos, por lo que Juan y Roberto tienen un limite de 100 pesos diarios por persona. Básicamente su único gasto es la alimentación, ya que otros de sus principios son el no gastaran en hospedaje y que su bicicleta será su único medio de transporte siempre que haya camino.

¿Qué sigue después de esta primer etapa de Mochila Rodante?
Terminando esta primer etapa el plan es generar las condiciones necesarias para que nuevas generaciones de Mochilas Rodantes salgan a recorrer el territorio nacional, transmitiendo menajes de conciencia social, ecológica y de salud. Además planean generar más material visual y bibliográfico que como apoyo al proyecto. Y por supuesto planear otro viaje más largo.

Si quieres conocer más acerca del proyecto de Mochila Rodante te invito a que visites su Sitio. Además puedes seguir su aventura a través de Facebook y Twitter.