Es cierto, no nacemos con la experiencia para ninguna disciplina. Así que tampoco para el ciclismo. Y aunque podamos ser experimentados en el ciclismo urbano, eso no es pauta para sentirnos con experiencia en el ciclismo de montaña si es que apenas estamos incursionando en ella. Hay muchos errores que cometemos al iniciarnos en el ciclismo de montaña, en este artículo señalaremos algunos de los más comunes.

1. Llevar la bicicleta como la usamos en la ciudad

Este es uno de los errores más comunes y que más puede causar accidentes en tu recorrido en la montaña.

A veces escogemos una bici de montaña para usar en la ciudad, pensando en matar dos pájaros de un tiro. Y si la usamos en ciudad más que en montaña, posiblemente la bicicleta ya tiene algunos accesorios que hacen más apta a los recorridos en la ciudad. El problema viene cuando vas a asistir a una rodada en montaña; es una única rodada al mes, y es común que nos gane la flojera por quitarle los 20 accesorios que usamos, solo para una vez en montaña.

Así que se nos ocurre llevar la bicicleta con los espejos laterales, la parrilla, las llantas lisas, las salpicaderas de metal, las alforjas, las dos campanas para hacerte escuchar y los dos o tres juegos de luces que usas.

Vaya; cuando llegas a la montaña lo primero que descubres es que se ve un poco ridícula en ese ambiente. Después al iniciar el recorrido tanto ruido de metal chocando con metal te empieza a desesperar. Sin contar que las llantas lisas se resbalan y derrapan en cualquier charquito o lodo que encuentres en tu camino. ¿Viene el descenso y que pasa? Al querer bajar el sillín no puedes por tanto sistema de luz que llevas o, porque la alforja de herramientas no te deja. Ahora; si te caes lo primero en estrellarse en el suelo es tu hermoso espejo lateral el cual corres peligro de incluso cortar tu piel con los posibles fragmentos. No lo niegues, seguro te ha pasado al menos una situación parecida, y si no, que bueno que estás leyendo estos consejos para que no te pase.

Es por eso que siempre en los comunicados de las invitaciones a rodar en montaña, siempre indican que debe ir en óptimas condiciones tu bicicleta y en algunas especifican retirar todo aquello que no nos sirva en una rodada en montaña. Aunque tu pienses que puede servir, no; no sirve.

Así que para tu próxima rodada en montaña, por favor retira todo lo que pudiera estorbar para tu desempeño sobre la bici, literalmente dejarla pelona y sin olvidar usar todo menos llantas lisas.

2. Llevar zapatos inadecuados


Seguro tienes unos tenis favoritos, que además de cómodos, no te los quitas para nada.

Así empieza el segundo error más común en el ciclismo de montaña. Si llevas un tenis con suela suave, tipo Convers, o tenis para correr en pista; verás que con los primeros kilómetros del recorrido se empezará a entumir la planta de los pies, sentirás como se te encaja el pedal en la planta; y en el descenso un calambre es casi seguro. Al estar apoyando todo tu peso sobre el pedal, el pie se arquea y se adapta a la figura del pedal, logrando inestabilidad en el apoyo.

También sucede a la inversa, si llevas unas suelas muy duras, como por ejemplo unos zapatos de ciclismo a los cuales no estás acostumbrado o incluso tus pedales no son para ese tipo de zapato, te pasara lo mismo aunque tengas la suela dura.

Es por eso de suma importancia saber que pedales tenemos y que tenis por mínimo nos sirvan mejor. Como recomendación, sin gastar mucho puedes optar por unos tenis para patineta, que presentan una dureza suficiente, además de contar con buena goma para que se “agarre” al pedal. También puedes comprar unos tenis para correr en condiciones de trail (senderismo). Éstos también tienen una suela dura para que no sientas las piedras al trotar. Por lo tanto también son buena opción.

En el caso de ya por fin comprar unos zapatos para ciclismo de montaña, debes considerar si será necesario cambiar de pedales o no.

No te fíes al 100% de todos los vendedores de tiendas de ciclismo. Ellos no conocen la experiencia que tienes en el ciclismo de montaña y la mayoría de veces vamos a comprar productos sin llevar la bici, además suelen suceder que no te preguntan que pedales usas. Si tu llegas a una tienda a pedir unos zapatos de ciclismo de montaña sin más explicación; ellos te darán lo que la mayoría de ciclistas de XC usan en la montaña; que son los zapatos rígidos de MTB para usarse con pedales automáticos (calas,clips).

Como ejemplo, el otro día llegó una chica a la rodada con unos zapatos para MTB de clip/calas, sin embargo ella no iba a usar pedales automáticos ni por ende las calas. Al querer usarlos en su rodada, los zapatos se resbalaban de los pedales como mantequilla. Además, al tener suela muy dura sufrió varios calambres. Y al término de la rodada odio sus nuevos zapatos.

Opta primero por unos TENIS para MTB (no son lo mismo que los zapatos) los tenis para MTB son conocidos como tenis “Flats“; estos tenis no tienen ningún diseño  en el relieve de la suela , sino son más planos con unos dibujos más sencillos que presentan mejor goma para que con los picos de tus pedales se detengan con mayor facilidad. Se parecen mucho a los tenis para patineta.

3. Usar audífonos

Así como en la ciudad es un peligro usar audífonos, en la montaña pasa exactamente lo mismo. No nos cansaremos de decirte lo peligroso que puede ser usarlos. En la montaña si vienes subiendo puedes ir tan clavado en tus pensamientos y música que no ves cosas claras como el marcaje de la pista, lo que hará que te pierdas en la montaña. Si en todo caso alguien te viene dando indicaciones atrás o adelante de ti no las escucharás. Si se llegara a caer tu reproductor en el descenso posiblemente quede colgando para después ser “tragado”, literal, por la llanta trasera, pudiendo descomponer tus cambios.

Para que se te quede más grabado este asunto; te contaremos la historia de un ciclista en Europa que hace poco, por traer audífonos, no escuchó a sus compañeros cuando le gritaban que se dirigía a un barranco, el ciclista con la velocidad que iba ya no pudo hacer nada y, cayó los tantos metros de cañada y lamentablemente murió. Este percance muy probablemente se hubiera evitado si no hubiera traído audífonos. ¿Creías que usar audífonos en la montaña no afecta?

4. Una bicicleta inadecuada.

Si ya decidiste que lo tuyo también es el ciclismo de montaña, es importante escoger correctamente el equipo con el que vas a rodar. Al principio, para agarrarle el gusto, puedes usar una bicicleta de gama muy baja, consideradas aún como juguetes. Inclusive estas bicicletas que encuentras a la venta en tiendas comerciales, o centro departamentales en el ciclismo de montaña son consideradas como juguetes.

No queremos romper susceptibilidades; pero como bien lo dicen, son un juguete para andar en la montaña. Si ya decidiste ser un verdadero ciclista de montaña, verás que a la bicicleta le exigirás más y más y por ende no podrá aguantarte el paso. Le empezará a fallar todo. O peor aún, al ser de gama baja los componentes son de plástico y se empiezan a romper. No creas que es casualidad que después de varias rodadas esta bicicleta la llevarás más seguid al taller.

Con respecto al presupuesto que tengas para la bicicleta, podrás escoger diferentes configuraciones. Recuerda que en la montaña, así como hay muchas modalidades de ciclismo, también hay muchos tipos de bicicletas. Conforme la bicicleta va teniendo componentes mejores y más competitivos su precio será más elevado.

En el ciclismo de montaña así como en el ciclismo de ruta, existen varias gamas de componentes, las baja, las medias y las altas; donde las altas gamas son para competidores de alto rendimiento teniendo componentes que le ayudarán a hacer su mejor desempeño en un carrera.  Las de Media gama tienen componentes parecidos a los de gama alta pero son más resistentes y las bicicletas de gama baja tienen lo necesario para funcionar, pero en algunos casos son más pesados, logrando que tu bicicleta pese unos cuantos kg más a diferencia de las otras gamas.

Las bicicletas pueden parecer idénticas en algunos casos, pero en  donde está realmente el cambio es a través de los componentes (multiplicación, tipo de freno, ruedos etc) así como si el cuadro es de carbón o de aluminio.

Busca un fabricante o marca con amplia experiencia en el mundo del ciclismo, que disponga de componentes fiables así como de diferentes tallas y gamas de bicicletas.

Hay muchos más errores que estaremos señalando en este espacio. ¿Has cometido alguno de estos? Déjanos tus comentarios.