Todo mundo sabe que hacer los trayectos de tu vida cotidiana en bicicleta puede ser una actividad divertida, saludable, ecológica o incluso chic. Sin embargo, pocos saben que también puede ser una muy práctica. Especialmente cuando usas una bici plegable.

Para muchos, el hecho de tener que buscar un lugar seguro para estacionar y encadenar la bicicleta, no poder usar el transporte público para acortar distancias o tener que refugiarnos en caso de lluvia –si no estamos dispuestos a mojarnos– hacen lucir a la bicicleta como una bola con grillete.

Sin embargo, las bicicletas plegables nos demuestran lo contrario. Gracias a su tamaño una vez compactadas, puedes llevarlas dentro del subterráneo, a bordo de camiones o incluso en la cajuela de un taxi. No necesitas buscar un lugar seguro para encadenarla, y rezar a todos los santos para que cuando salgas, si ahí. En la mayoría de las oficinas o locales comerciales puedes pasar con ella y dejarla donde no estorbe el paso. Y, en caso de lluvia, puedes orillarte, plegarla, sacar tu paraguas y pedir un taxi. ¡De bola con grillete no tienen nada!

Si en tu vida la practicidad es importante, lee los siguientes párrafos e imagina qué tan eficientes se pueden volver tus trayectos cotidianos si le añades a la ecuación una bicicleta plegable Bickerton.

Historia de bicicletas Bickerton

Foto: Bickerton Portables

Como el fénix, Bickerton ha renacido varias veces de entre las cenizas. Su historia se remonta a 1971, cuando el ingeniero retirado y veterano de la Segunda Guerra Mundial, Harry Bickerton, comienza a producir a pequeña escala un modelo de bicicleta plegable. Gracias al aumento en su demanda, Bickerton consiguió asociarse para aumentar el tamaño de su producción, beneficiándose del boom ciclista que provocó la crisis petrolera de 1973. Sin embargo, a pesar de la calidad y el buen recibimiento de sus bicicletas, la posterior recesión los envió directo a la bancarrota. La historia se volvió a repetir en otros intentos por comercializar el modelo, muy a pesar del número de ventas que lograba alrededor del mundo.

Fue hasta 2011 que Mark Bickerton, hijo del inventor, revivió la marca y logró un éxito comercial que hasta el día de hoy se mantiene, convirtiendo a esta marca en un referente mundial para quien busca integrar la bici en su vida cotidiana.

Bicicletas de Bickerton

Bickerton es una marca especializada en modelos plegables. Cuenta con cinco líneas diferentes –Argent, Comet, Docklands, Junction y Scout–, y cada línea cuenta con diversos modelos para ajustarse a tus necesidades. Mención especial merece la línea Docklands, cuyo modelo único ofrece algo que las mayorías de las bicicletas plegables no tienen: ruedas de 26”, asemejándose en tamaño a un modelo tradicional de montaña. Y aunque quizá no sea la mejor opción para salir del pavimento y vivir la aventura, te ofrece la posibilidad de darte una escapada fuera de la ciudad llevando tu bicicleta dentro de la cajuela del coche.

Calidad de las bicicletas Bickerton

Desde su primera fundación en 1971, Bickerton se ha esforzado por utilizar materiales como el aluminio, que permiten construir bicicletas que son al mismo tiempo sólidas y ligeras. De igual forma, al ser una marca especializada en bicicletas plegables, el diseño ha jugado un papel primordial para ofrecerle a sus clientes un producto que no sólo es funcional y seguro, sino también altamente estético.

Garantía en las bicicletas Bickerton

Esta marca ofrece una garantía de cinco años para el cuadro y otros componentes en caso de existir algún defecto de fábrica. Al momento de comprarla con un distribuidor autorizado, recuerda informarte de sus particularidades.
Como en el caso de otras marcas de talla mundial, deberás registrar tu bici en línea para poder beneficiarte de la garantía.

Otros productos de Bickerton

Foto: Bickerton Portables

Bickerton también cuenta con un catálogo de accesorios para volver aún más funcional tu bicicleta, tales como bolsos impermeables, racks y canastas. Asimismo, cuentan con fundas para poder guardar tu bicicleta cuando está plegada y así guardarla o transportarla con total comodidad.

Ahora que conoces más acerca de las opciones que ofrece Bickerton, ¿se te ocurren nuevas formas en las que plegar y desplegar una bicicleta te ayude a tener trayectos más saludables, divertidos y ecológicos, sin necesidad de sacrificar la practicidad en tu vida cotidiana?