Poco a poco las bicicletas eléctricas se han ido abriendo paso en el mercado de las bicicletas. Con avances en controladores y en baterías, cada vez es más fácil encontrar una mayor variedad y sobre todo mejores bicicletas de este tipo.
Si has escuchado hablar sobre las bicicletas eléctricas o e-bikes pero aún no te queda muy claro qué son y cómo funcionan, este artículo es para ti.

Qué es una bicicleta eléctrica

No hay que confundir a las bicicletas eléctricas con los scooters o motos eléctricas. Una bicicleta eléctrica es básicamente una bici normal; así como la conoces, con pedales y toda la cosa, pero equipadas con un motor eléctrico, una batería y un controlador.

El motor

Hoy en día la gran mayoría de las bicicletas eléctricas utilizan motores internos. Éstos pueden ir tanto en la maza delantera o trasera de la bici o en el eje de centro. Existen algunas bicicletas que utilizan un motor externo que transmiten la potencia a través de una cadena. Los motores vienen en una variedad de potencias que van desde los 200W hasta los 700W, aunque en algunos países sólo se permiten motores de hasta 250W y con velocidad máxima de 25km/hr.

Baterías

Los tres tipos de baterías utilizados en bicicletas eléctricas son:

  • Litio-Ion
  • Níquel e hidruro metálico (Ni-MH)
  • Plomo

Controladores

Podría decirse que éste es el cerebro de la bici y se encarga de activar y regular el motor eléctrico. Vienen en diferentes estilos y hay unos más sofisticados que otros y siempre se ubican en el manubrio para mejor control. Existen dos tipos de controladores:

  • Acelerador, el cual puede ser de giro, como en las motocicletas, o un botón.
  • Pedelec, más sofisticado y que monitorea el pedaleo de la o el ciclista para asistir con el motor.

Las que usan sistema pedalec, únicamente asisten el pedaleo. Es decir, para que el motor se active tienes que estar pedaleando. Hay otras que son autónomas y no es necesario pedalear para que el motor impulse la bici. Existen sistemas en el que se puede seleccionar entre ambos modos de operación. Como se mencionó anteriormente, existen países en los que la potencia y velocidad máxima están regulados, en especial para sistemas autónomos. En caso de sobrepasar las regulaciones pueden ser consideradas motos eléctricas y requieren licencia para su uso.

Tipos de bicis eléctricas

En la actualidad es posible encontrar casi cualquier tipo de bicicleta en su versión eléctrica. Las hay plegables, de montaña, de ruta, tándem y hasta recumbentes. Al igual que con las convencionales es importante definir tus necesidades antes de comprar tu nueva bicicleta. Si quieres conocer los diferentes tipos de bici que hay, te invitamos a leer: Lo que todo mundo debe saber antes de comprar una bicicleta.

Ventajas y desventajas de las bicicletas eléctricas

Ventajas

  • Facilitan pedalear en subidas
  • Asistencia para quienes padecen de las articulaciones o asma, por ejemplo
  • Son más fáciles de pedalear por lo que puede alentar a nuevos ciclistas

Desventajas

  • Son más costosas que las bicicletas convencionales
  • Son más pesadas
  • El equipo eléctrico y electrónico requiere de servicio especializado

¿Para quién son ideales las bicis eléctricas?

Las principales ventajas de estas bicicletas son su capacidad de mejorar tu eficiencia al subir pendientes o al pedalear en contra del viento (sí, en algunas partes el viento es muy fuerte). Es una muy buena opción para los que aman la bici pero que por cuestiones de salud se les dificulta pedalear en una bicicleta convencional. Finalmente puede alentar a quienes aún no se suben a la bici por que les da flojera, les parece difícil o simplemente no quieren llegar tan sudados al trabajo.

¿Crees que una bicicleta eléctrica podría ser una buena opción para ti? ¿Cuál ha sido tu experiencia con estas bicis? Déjanos tu comentario aquí abajo.