Volar con tu bicicleta plegable es relativamente más sencillo que con una bicicleta convencional. Esto por una razón obvia, al plegarse son bastante compactas y generalmente no sobrepasan las dimensiones de una pieza de equipaje normal. A pesar de esto, la idea de subir la bicicleta al avión puede parecer bastante intimidante. Por eso, preparamos una guía para que te lleves tu plegable la próxima vez que te vayas de viaje.

1. Consulta los términos de la aerolínea

Algunas bicicletas plegables pueden pasar totalmente desapercibidos para el personal de la aerolínea. A veces ni se enteran que viajas con tu bicicleta. A pesar de esto siempre es recomendable revisar los términos y condiciones de la aerolínea con la que vuelas. Recuerda que los términos pueden variar de una aerolínea a otra y si se trata de vuelos nacionales o internacionales. Es bastante probable que las condiciones del equipaje permitido cambien según el tipo de avión en el que vueles. No importa que se trate de una misma aerolínea.

2. Alternativas para volar con tu plegable

Existen tres maneras principales en las que puedes subir una bicicleta plegable a un avión. Su selección depende en gran medida de las dimensiones de tu bicicleta (plegada y empacada), los términos y condiciones e inclusive del personal de la aerolínea.
Para reducir la posibilidad de pagar alguna cuota extraordinaria jamas menciones que es una bicicleta. Si te preguntan “¿qué es eso que llevas?”, sólo di que es tu dispositivo de movilidad personal. Por alguna extraña razón el personal suele ponerse nervioso al escuchar la palabra “bi-ci-cle-ta”.

3 Alternativas para subir tu plegable al avión:

Equipaje de mano

Una foto publicada por Brompton Mafia (@bromptonmafia) el


Esta alternativa permite que lleves tu bicicleta contigo en todo momento, hasta la comodidad de tu asiento. Únicamente funciona para bicicletas lo suficientemente compactas que viajan en aviones grandes. La bicicleta debe caber a través de la maquina de Rayos-X y dentro del compartimento de equipaje sobre tu asiento. Es muy importante tomar en cuenta que las dimensiones del compartimento para el equipaje varía dependiendo del tipo de avión. ¡Por eso es importante consultar antes!

Equipaje documentado en puerta

Una foto publicada por Brompton Mafia (@bromptonmafia) el


Al igual que el equipaje de mano, esta opción solamente permite bicicletas lo suficientemente compactas para pasar a través de la maquina de Rayos-X. En este caso puedes llevar tu bicicleta contigo hasta el momento de abordar el avión. En este punto deberás entregarla al personal de la aerolínea para que la suban al avión y se te entrega al desembarcar en tu destino, igual que como cuando se viaja con carriolas o sillas de rueda. ¡También son dispositivos de movilidad personal!

Equipaje documentado en mostrador


En esta opción la bicicleta se entrega al personal del aerolínea, junto el resto de tu equipaje documentado. Al no tener que pasar por los Rayos-X cualquier plegable puede viajar documentada. Dependiendo de las dimensiones de tu bici y reglas de la aerolínea tu bici puede ser considerada de dos maneras:

  • Pieza de equipaje normal (sin costo, siempre y cuando este dentro de la franquicia permitida)
  • Pieza de equipo deportivo (Dependiendo de los términos de la aerolínea es posible que exista un cargo adicional)

3. Opciones para empacar la bicicleta

Dependiendo de las dimensiones y cómo viajará tu bici deberás elegir la manera más práctica y segura de empacarla. En caso de que viaje como equipaje de mano o documentada en puerta no necesita mayor protección ya que la bici será manipulada por ti la mayor parte del tiempo. Sin embargo siempre es buena idea que vaya bien protegida tu bicicleta.

Bolsa lígera $

Una foto publicada por Clever Cycles (@clevercycles) el


Una bolsa ligera, ya sea especialmente diseñada para tu bicicleta o inclusive una bolsa de plástico puede funcionar para mantener la bici lo suficientemente segura. Además, es mucho más fácil que la bici pase de incognito.
Recomendada para: equipaje de mano y documentado en puerta

En caja $

amy4
Una opción bastante económica y eficiente de proteger tu bicicleta es usar una caja de carton. Así es como la enviaron desde la fábrica hasta la tienda.
Recomendada para: equipaje documentado en mostrador

Maleta convencional (blanda o rígida) $$

mrbrown goes to the States to help with Presidential elections
Dependiendo de que tan compacta sea tu bicicleta es posible que quepa en una maleta convencional. En algunos casos puedes quitar la llanta delantera y aflojar o desmontar el manubrio para reducir el volumen que ocupa tu bicicleta.
Recomendada para: equipaje documentado en mostrador

Maleta especialmente diseñada blanda $$

Folding a Tern Verge S27h touring bicycle for air travel (using the Stow Bag)
Este tipo de maletas cuentan con paredes acolchonadas y bases rígida para brindar protección a tu bicicleta. A pesar de esto siempre se recomienda proteger las esquinas, retirar o aflojar seguros y proteger el desviador. Esta puede ser la mejor opción si piensas salir rodado del aeropuerto ya que la puedes enrollar.
Recomendada para: equipaje documentado en mostrador

Maletas especialmente diseñadas rígidas $$$

Una foto publicada por Clever Cycles (@clevercycles) el


Una maleta rígida, especialmente diseñada para tu plegable ofrece la máxima protección. Sin embargo esta suele ser la opción más cara y puede resultar un estorbo cuando tu bicicleta no esta dentro de la maleta. Si no piensas salir del aeropuerto en tu bici, esta puede ser una buena opción.
Recomendada para: equipaje documentado en mostrador

4. Prepara tu plegable para el vuelo

Afloja y/o desmonta

Dependiendo de cómo vaya a viajar y como hayas elegido empacar tu plegable, es posible que tengas desarmar y/o aflojar algunas partes de la bici. Esto para que quepa bien en su empaque o para reducir el riesgo de que ciertas partes se dañen.

Esto puede incluir:

  • Retirar rueda/s (comúnmente basta la delantera)
  • Alfojar o retirar manubrio
  • Aflojar o retirar seguros de las bisagras
  • Retirar asiento
  • Retirar pedales (en caso de que no sean plegables)

Protege

Una buena manera de brindar más protección a tu bici es protegiendo las esquinas, mandos, desviadores y pedales con plástico de burbujas o cartón. En especial cuándo viaja en bolsas ligeras o cajas de carton se corre riesgo de que estas esquinas rompan la caja.
En el caso de que tu bici tenga pedales plegables se recomienda envolverlos para evitar que estos raspen el cuadro de la bici.

Marca el empaque como “FRÁGIL”

Si tu plegable va a ser documentada en mostrador es mejor siempre cubrirlo con etiquetas de FRÁGIL.  Así el personal de la aerolínea tendrá más cuidado al manipular tu bici. Aunque vaya en una maleta rígida especialmente diseñada para tu bicicleta, no esta demás tapizarla de etiquetas.

¿Tienes alguna experiencia volando con tu plegable? ¿Tienes algún truco infalible para viajar con tu plegable? ¡Déjanos tus comentarios!