El Sur Bici-ble es el proyecto de expansión del colectivo Mujeres Bici-bles, el cual busca que más mujeres usen la bicicleta como medio de transporte y se genere una red latinoamericana de trabajo por las mujeres en bicicleta.

 

IMG_0359Andrea María Navarrete Mogollón
Literata, Magíster en Filosofía, fundadora de @MujeresBicibles y biciviajera de #ElSurBicible. En instragram mujeres_bicibles. www.mujeresbicibles.com

Antes de emprender esta aventura Andrea vivía sola con sus dos gatas, Salam y Akira. Daba clases en la universidad y trabajaba en la oficina de género del gobierno en Bucaramanga.
Andrea Renunció a una vida de confort y aparente estabilidad para salir a pedalear. Antes de partir vendió gran parte de sus cosas y ahora todo lo que posee lo lleva en su bicicleta.

 

¿Cómo nace Sur Bici-ble?

Andrea con Arielita a la orilla de la carretera Foto por Jaime Moreno

“El viaje fue inspirado en el tránsito de las ballenas, en un avistamiento en Nuquí, en el pacífico colombiano. Si ellas vienen de sur a norte, ¿por qué no moverse en una bicicleta, de Norte a Sur? Es por eso que mi bici de viaje se llama Arielita, la ballenita, en homenaje a esas viajeras por antonomasia”.

Andrea inició su viaje en su ciudad, Bucaramanga, el 30 de enero de 2016 y finalizará en Santiago de Chile, luego de pedalear por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Sur de Brasil, Uruguay, Argentina (hasta Ushuaia) y Chile.

¿Por qué viajar en bicicleta?

Andrea y Arielita en Ecuador

“Hace 12 años soy ciclista urbana y hace casi 4 fundé el movimiento social Mujeres Bici-bles. Cuando vi a las ballenas, sólo pensé que era el momento de moverme y, como la bici siempre ha estado presente en mi vida y en mi actitud política con la movilidad, decidí que el viaje no podía ser de otra manera que en una bici. Además, viajar en bici permite conocer mejor los territorios, tener contacto más cercano con las personas que nos vamos encontrando, tener un contacto mas sano con la naturaleza, alimentar la paciencia y también reencontrarse con el ser interno que llevamos todxs y que, a veces, la cotidianidad y la rutina nos hace olvidar. Asimismo, al ser el proyecto de expansión del movimiento social Mujeres Bici-bles, no hay mejor ejemplo de empoderamiento que, siendo mujer, moverme en una bici por los países de Sudamérica, sumando kilómetros y mujeres a esa inigualable experiencia de libertad que nos da la bicicleta. Al quedar conformada la red de Mujeres Bici-bles Latinoamérica, lo siguiente es actuar como red y generar documentos y aportes a los discursos sobre la movilidad en bicicleta, con perspectiva de género”.

El valor de un viaje en bicicleta

Andrea con amigos en el camino

Por ahí dicen que un viaje es lo único que podemos comprar y que nos hace más ricos. Para Andrea este viaje ha dejado muchas cosas valiosas. No tiene pensado vivir en la bicicleta para eternamente y no se preocupa por la idea del futuro productivo con la que viven muchas personas. No tiene certeza de que pasará cuando llegue a Santiago, ni en dónde dormirá la semana entrante. Sin embargo, su cabeza se llena de lugares maravillosos, de nombres de personas solidarias y amables, encuentros con animales y una profunda reconciliación con lo humano, que llevamos todos.

Yo decidí viajar sola y sola empecé a recorrer mi país y a cruzar las fronteras. Sola me quedé en estaciones de bomberos, o escuelas. Ese simple hecho, hace que se fortalezca el espíritu, se aprenda a solucionar las situaciones complejas que te pone la ruta y a confiar más en ti misma. Sin embargo, en Baños – Ecuador, me encontré con otros viajeros y esa experiencia de compartir la alegría y la sorpresa de cada paisaje, es también maravillosa. Sola o en compañía, viajar en bicicleta te acerca al corazón propio y a los otros corazones.

El viaje también tiene fines académicos. Andrea planea hacer un doctorado sobre género, particularmente en movilidad en bici con perspectiva de género. Una vez que la red latinoamericana este formada, cada grupo servirá como foco para recopilar información que le permita desarrollar su propuesta.

Los retos del viaje

Arielita a un costado de la carretera

Tengo serios problemas de orientación y, aunque tengo una ruta establecida, ubicar el norte, o el sur, es todo un problema. A eso, suma que no sé leer mapas. Sin embargo, ese detalle me ha permitido interactuar más con las personas. Pregunto una y cien veces cómo voy y dónde queda tal lugar. Se puede decir que me he perdido, pero en ese mismo camino he encontrado otros que me llevan a lugares maravillosos. Así que creo que el reto más grande es ubicarme. Hoy día, al menos, aprendí a buscar lugares en Google Maps, aunque sigo sin entender dónde es el norte.

5 consejos de Andrea para emprender un viaje en bicicleta

Andrea en la carretera

 

1. Viajar sola es una ventaja – En mi camino, una pregunta frecuente es “¿y no le da miedo viajar sola?”. Creo que es el mayor prejuicio que hay que superar: es una insensatez salir solas. No lo es. En efecto, creo que es una ventaja, porque encuentras personas solidarias, que te ayudan. Eso depende también de lo que los pensamientos llamen: hay que estar positivas y creer en nosotras mismas.
2. Cree en ti y en la decisión de viajar.
3.Escoge bien tu equipo – Escoge una buena bici (ojo que buena no quiere decir que sea la bici mas cara y mas sofisticada, sino la bici de tu talla, con la geometría para tí) y un buen equipo de viaje: ropa cómoda, apropiada para el ciclismo de largas distancias, una carpa que te proteja de climas extremos, bolsa para dormir, aislante… No se trata de escoger lo más caro, sino de buscar lo más útil y liviano.
4. Todo pesa – En un viaje en bici, cada cosa que lleves, pesa y eres tú quien la mueve. Entonces, no hay necesidad de llenarse de cosas inútiles: maquillaje, cremas, perfumes, esencias, ropa de más, zapatos de más, alforjas de más. Todo pesa, así que escoge muy bien cada cosa que lleves.
5. Lee blogs de viajeras – Busca viajeras en bici en redes sociales y habla con ellas. Todas estamos dispuestas a compartir de nuestras experiencias y a ayudar a que seamos más las mujeres viajando en bicicleta.

Tu puedes apoyar el proyecto El Sur Bici-ble

Andrea con los brazos abiertos frente a lago

En 2015, Andrea fue embajadora de Specialized Colombia. Ellos apoyaron la organización del viaje y fue patrocinada con la bicicleta, Arielita, indumentaria y equipo de ciclismo. Asimismo, ahora se sumó Specialized Latinoamérica. Además, recibió apoyo de la tienda 14 OCHOMILES, en Bogotá. El Sur Bici-ble, por tratarse de un viaje de largo aliento, también busca otros patrocinadores que puedan colaborar con apoyo económico y donaciones para que pueda terminarlo con satisfacción.

¿Te interesa hacer alguna donación o en ser patrocinador?
Puedes ponerte en contacto con Andrea en el correo eropsimagenta@gmail.com
Además puedes seguir esta aventura en el Fan page de El Sur Bici-ble y Mujeres Bici-bles Latinoamérica

Todas las fotos cortesía de Andrea María Navarrete Mogollón