Una bicicleta en promedio tiene alrededor de 252 piezas, y si bien todas son necesarias, algunas de acuerdo a sus funciones son más importantes que otras. Así que si estás pensando en mejorar la bicicleta que usas para el transporte diario, hay algunos componentes y piezas en los que es recomendable invertir para mejorar esa bicicleta.

No es necesario contar con la bicicleta más costosa o más ligera para pedalear más rápido ni mucho menos para mejorar tu experiencia en su conducción. Sin embargo, con un poco de efectivo en la dirección correcta podrás mejorar significativamente tu experiencia como jinete del asfalto durante esos viajes que realizas a diario en tu bicicleta, y las siguientes sugerencias han sido elegidas para hacer justamente eso. Mejorar tu bici significativamente a un costo asequible y así pedalear una mejor bicicleta y aumentar tu control y seguridad durante su conducción.

Foto: Happy Bicycle

¿Cómo se compone una bicicleta?

La mayoría de las bicicletas se componen de un número específico y visible de componentes que a su vez están divididos en lo que llamaré sistemas y son los siguientes:

Sistemas de ruedas

Que incluye las cubiertas o llantas; rines o aros; rayos y masas.

Sistema de dirección

Que lo conforman el manubrio o manillar; potencia; tubo de dirección; tazas de dirección; tijera u horquilla.

Sistema de transmisión

Conformado por todas las piezas que transmiten el movimiento que generamos desde nuestras piernas -al pedalear- hacia la rueda trasera generalmente. Está compuesto por el pedalier o eje de centro; los platos o estrellas y las bielas; pedales; cadena; piñón. Pero también, dependiendo del tipo de bicicleta puede incluir los cambios, grupo o velocidades, que a su vez se forma con los desviadores, delantero y trasero; el casete o corona de piñones y las manetas o palancas con las que accionas dichos cambios.

Sistema de frenos

Que son aquellos componentes que hacen posible frenar la bicicleta.

Hay más de un tipo de sistemas de frenado para una bicicleta:

Caliper; cantiléver; V-brake;  de buje que a su vez se dividen en los frenos a contrapedal y los de tambor; frenos de disco.

Su sistema de activación puede variar dependiendo del sistema de frenado y la bicicleta, pero generalmente se activan accionando las manetas o palancas así como en algunos modelos se usan los pedales al accionarlos en la dirección contraria a la que le permite avanzar.  Cada tipo de freno es ideal para un tipo específico de bicicleta y ofrecen una serie de ventajas e inconvenientes determinados.

El cuadro, marco o bastidor

Que es la estructura que da soporte al resto de componentes, y además, forma la bicicleta.

Foto: Todd McLellan

¿En qué componentes es bueno invertir?

Ok, una vez que estamos más familiarizados con los componentes y piezas que conforman nuestra bicicleta, ahora podemos conocer cuáles componentes son más importantes para invertir en ellos y así hacer de nuestra bicicleta una máquina devoradora de asfalto. Pues como muchos de ustedes saben: la mejor bicicleta es la que se ajusta mejor a nuestras necesidades. Así que adecuar esa bicicleta actualizando algunos de sus componentes nos garantizan el mejor vehículo para transportarnos.

Frenos

Sin lugar a dudas el sistema de frenos es uno de los componentes más importantes en nuestra bicicleta, y contar con unos de buena calidad marcará una diferencia que aumentará la seguridad con la que te desplaces en tu bicicleta.

En lo personal me gustan los freno del tipo V-brake –en cualquiera de sus modalidades-, son precisos en su función, muy confiables, súper sencillos de ajustar y puedes encontrar repuestos en casi cualquier lugar, pero si tu bicicleta tiene cualquier otro tipo, asegúrate que la calidad de su fabricación sea el adecuado.

¿Qué debo buscar en unos buenos frenos?

Pero sobre todo, que el funcionamiento mecánico de los mismos sea preciso, es decir que el cangrejo o pinza que sujeta las gomas o zapatas haga su movimiento con exactitud en un desplazamiento fluido y continuo en ambos brazos de la pinza.

En lo personal te sugiero que te alejes de aquellos genéricos chinos o indios de fierro colado –son malísimos, pero muy baratos- ya que no frenan, aunque sí disminuyen la velocidad gracias a la fricción con el rin pero no sirven para realmente frenar una bicicleta.

Respecto a las gomas o zapatas, cerciórate que el hule o material del que están fabricados no sea muy compacto, es decir duro, ya que su agarre al rin no será el más preciso.

En relación a las manetas o palancas, evita las que contienen piezas y partes en su estructura de plástico, ya que eso les restará vida útil e incluso llegan a romperse con facilidad.

Cambios o velocidades.

Con los cambios, grupo o velocidades -aunque conforman parte del sistema de transmisión- me refiero concretamente al sistema de velocidades o marchas que están conformados por: cambio trasero, dos manetas o palancas de cambio (para accionar platos y piñones), desviador, platos o estrellas, casete o corona de piñones.

Y ya que los cambios funcionan para modificar la canitidad de fuerza que aplican nuestras piernas durante el pedaleo. Invertir en unos de calidad no sólo te harán más sencillo subir cuestas, también te ahorrarán mucho dinero en mantenimiento ya que son más precisos y no necesitan de ajustes constantes -pero si de vez en cuando lo necesitarán porque son piezas mecánicas de precisión-.

¿Qué debo buscar en unos buenos cambios?

Deben ser precisos y rápidos para cambiar entre un piñón y otro, no deben saltarse ningún paso o velocidad, ni mucho menos hacer ruido durante la marcha una vez que se efectuó el cambio, si lo hicieran, o están desajustados o son de mala calidad.

Ahora bien, como lo más seguro es que no te permitan montarlos en tu bici para probarlos, busca que los acabados de las piezas estén bien realizados y fabricados con buenos materiales – esto no te será difícil de reconocer-, en cuanto te encuentres con piezas deficientes te brincaran a la vista.

En cuanto a los desviadores, entre menos plástico tengan sus piezas serán mejores.

Cambios traseros de bicicleta

Algunos extras

Rodamientos sellados

También sería muy conveniente que en relación a los rodamientos: ejes de centro, masas, tazas de dirección y demás baleros, sean sellados, pues esto, te ahorra dinero en su mantenimiento y son piezas mejor fabricadas, precisas y con una vida útil más larga.

Llantas

Contar con neumáticos (cubiertas) de calidad, marcará una gran diferencia durante tu experiencia de conducción. Ya que equipar tu bicicleta con llantas fabricadas con materiales de la mejor calidad, no sólo puede reducir la resistencia en la superficie de rodamiento –haciéndote más rápido-, sino también, te proporcionará un mejor agarre y reducirán la cantidad de pinchazos de los que podrás padecer mientras conduce tu bici -algo que uno agradece cuando va muy arregladito al trabajo y no quieres ensuciarte para reparar un pinchazo-.

Foto: Clement Cycles

Asiento y puños

Si bien esto podría parecer más como un complemento estético, su importancia para una conducción cómoda y precisa es mucha. Un buen asiento hará que tus rodadas sean más cómoda y te evitará posibles rozaduras y lesiones en la zona pélvica.

Así mismo una empuñadura de calidad librará a tus manos y muñecas de molestias, mejorando tu experiencia durante la conducción.

Como hemos podido ver, para tener una bicicleta mecánicamente superior al común, no es necesario gastar una millonada, con que invirtamos  en esas piezas y componentes esenciales para un mejor funcionamiento de nuestra bici será más que suficiente.