Un paseo en bicicleta puede ser una actividad bastante disfrutable para perro y humano si toman las precauciones adecuadas. Muchas veces dejamos a nuestra mascota en casa por temor a que no pueda mantener el paso o que se vaya a lastimar. Si te encanta pasear en tu bicicleta y cada que sales a rodar te sientes culpable de que tu mascota se queda en casa mientras tu sales a disfrutar del camino entonces este artículo es para ti.

Existen varias alternativas para pasear en bicicleta en compañía de tu mascota. Al igual que con los humanos, todos los perros son diferentes. Hay perros de todos tamaños, condición física y con gustos propios. Por eso es importante determinar cuál es la mejor opción para ustedes.

Perro corriendo junto a bicicleta

Requerimientos básicos:

  1. Una bicicleta en buen estado mecánico

    Cualquier tipo de bicicleta te puede servir para pasear a tu perro. Sin embargo, es importante tomar en cuenta a dónde se van a ir a dar la vuelta. Por ejemplo, si lo que quieres es salir de la ciudad e ir a la montaña la elección lógica es una bici de montaña. Si se quedan en la ciudad y van a rodar a algún parque o paseo dominical quizá la opción más práctica sería una bici híbrida.

  2. Un collar o arnés

    La mejor opción para tu mascota es un collar o arnés con colores vivos y reflejantes. Esto lo hará más visible especialmente si salen a rodar con poca luz.

  3. Una placa de identificación

    Asegúrate que antes de salir a rodar tu mascota traiga su placa de identificación con tus datos actualizados.

Opciones para pasear con tu perro

Corriendo o caminando a tu lado con correa

Perro corriendo junto bicicleta

Aunque la práctica más común es sujetar la correa con una mano, engancharla al manubrio o amarrarla al poste del asiento esta no es la forma más seguras de hacerlo. Es posible perder el control fácilmente o la correa se enrede. Una opción más segura es consiguiendo algún aditamento, como el Cycleash que te permita sujetar a tu perro de la bicicleta ya sea poste de asiento o del costado izquierdo de la bici, cerca del eje de la rueda trasera. Una excelente opción puede ser algo similar al Springer de Speedog Este tipo de aditamentos te permiten sujetar el manubrio con ambas manos además de que evitan que tu perro se adelante, se atrase o se acerque demasiado a la bicicleta. Esta opción se recomienda para perros medianos – grandes de mínimo 10 kg y con buena condición física.

Canastilla

Perro en bicicleta

Para perros pequeños es más difícil mantener el paso y en ocasiones son más nerviosos. En estos casos una excelente opción es colocarlos en una canastilla sujeta ya sea a la parte fronta (como la Restless Tails Front Basket) o trasera (como la Snoozer Pet Rider) de tu bicicleta. Hoy en día se pueden encontrar canastillas especializadas para transportar a tu mascota e incluyen materiales suaves además de cubiertas o cinturones de seguridad para que tu perro viaje cómodo y seguro.

Remolque

Perros en remolque

Los remolques funcionan bastante bien para perros grandes y chicos. Además son un a excelente opción para perros viejos, con algún problema de salud o razas chatas como el Bulldog que tiene dificultad para respirar. Al igual que con las canastillas, es posible encontrar remolques especialmente diseñados para mascota. Un buena opción es el Kasko Trailer.

Un paseo en bicicleta no siempre es la mejor idea para tu mascota. Es buena idea ponernos en su lugar y pensar si se va a gozar del viaje o prefiere quedarse en casa a descansar o mordiendo su juguete preferido. Para un perro demasiado nervioso puede resultar una experiencia bastante estresante.
Vale la pena visitar a tu veterinario a que revisen a tu perro y asegurarte que esta en condición de salir a disfrutar de un paseo en bicicleta.