Si estás en busca de una bicicleta usada es importante procurar comprar una que no haya sido robada. Por desgracia el robo de bicicletas está a la orden del día y muchas de las bicis robadas terminarán a la venta en línea o en la calle. Por eso aquí te compartimos algunos consejos que te ayudaran evitar la compra de una bicicleta robada.

El precio es demasiado bueno para ser verdad

Generalmente alguien que vende una bicicleta robada busca dinero rápido y deshacerse de ella lo antes posible. Una bici demasiado barata siempre debe ser la primer señal de alarma. Claro… a veces es posible encontrar una súper oferta, pero vale la pena investigar un poco más antes de apresurarte a hacer la compra.

Las fotos del anuncio no son de la bici que está en venta

Otro viejo truco de los que venden bicis robadas es la creación de impresionantes anuncios con fotos que consiguieron en internet, tal vez en flickr o en algún catálogo. Si no te muestran fotos de la bici que te ofrecen lo más seguro es que tengan miedo de que el verdadero dueño la reconozca.

Una foto publicada por Cinelli (@cinelli_official) el

Interroga al vendedor

Un vendedor honesto no tendrá ningún inconveniente y responderá todas tus dudas con gusto. Si la bicicleta es suya podrá darte información sobre la ella. Algunas preguntas básicas son:

  • ¿Dónde la compro?
  • ¿Cuánto le costo?
  • ¿Hace cuánto la compro?
  • ¿Por qué la está vendiendo?

Si es el verdadero dueño te dará respuestas concretas, como el nombre de la tienda en la que la compro y cuanto le costo, en lugar de responder “en una tienda y me costo muy cara”.

Pide ver la factura o recibo de la bicicleta

Una de las mejores maneras de probar la propiedad de la bicicleta es mostrando la factura o recibo de compra. Si por cualquier razón, el vendedor no tiene la factura puedes pedirle otras pruebas como fotos en las que él salga con la bici. Todo amante de las bicis tiene por lo menos un par de fotos con su bici.

Una foto publicada por 🌈Elina Sazonova (@sunnmy) el

Solicita el número de cuadro o serie

Casi cualquier bici esta marcada con un número de cuadro, de serie o ambos. Teniendo este dato puedes realizar una búsqueda en el registro de las misma marca. Algunas marcas ofrecen el registro voluntario de sus bicis en su página de internet, por ejemplo Specialized. También puedes buscar algún registro de bicicletas robadas. En algunas ciudades incluso puedes consultar alguna base de datos de la policía para cerciorarte que la bicicleta no ha sido reportada como robada.

Consulta las redes sociales

Hoy en día estamos más conectados que nunca. Gracias a las redes sociales es fácil buscar anuncios de bicicletas robadas o preguntar si alguien reconoce alguna bicicleta que parezca de dudosa procedencia. Si ves el anuncio en internet compártelo en tus redes sociales, si ves la bicicleta en algún mercado tómale una foto y compártela.

Una foto publicada por Bicycle Coffee LA (@bicyclecoffeela) el


Tomando estas precauciones evitas comprar una bicicleta robada. Si no hay quien compre las bicis robadas el robo de éstas disminuirá.
Si quieres consejos de cómo puedes mantener tu bicicleta más segura te invito a que leas los 5 Errores comunes que hacen de tu bici una presa fácil.