Gracias a su eficiencia para transportarnos por el caótico tráfico de la ciudad, la bicicleta es una solución a los problemas de movilidad, pero también se ha convertido en uno de los vehículos más robados.

Gran número de artículos y textos afirman que la seguridad de tu bicicleta estando estacionada y asegurada, depende en gran medida de los dispositivos de seguridad con los que cuentes para encadenarla. Y en cierta medida esto es cierto ¿pero qué hay del factor humano? La forma en que utilizas esos dispositivos de seguridad es fundamental para reducir la posibilidad de sufrir un robo.

Invertir en un buen sistema de seguridad para tu bicicleta debe ser considerado casi tan importante como la bici misma.  El consejo dado por la mayoría de los aseguradores es conseguir un candado o cadena con un costo de al menos del 10 por ciento del valor total de tu bicicleta.

Te presento  algunos consejos que te ayudarán a encadenar  tu bici como todo un experto, y así prevenir que te la roben estado asegurada en la calle.

No basta con tener el mejor candado

No existen candados, cadenas, o algún otro tipo de sistema de aseguramiento que por sí solos sean infalibles para evitar el robo de tu bicicleta. Pero si usas una cadena o candado de buena calidad y, sigues ciertas normas para asegurar tu bici, seguro que lograrás hacerles el trabajo más difícil a los ladrones de bicicletas y evitarás que se roben tu bici.

Elige un sistema adecuado a tus necesidades

Un concienzudo ciclista no asegura su amada bicicleta con lo primero que tiene a la mano, arriesgándose a que con unas simples pinzas lo corten en segundos. Por otro lado, ¿cuál es el punto de invertir en un ligero cuadro de fibra de carbono si vas a cargar una cadena que pesa 5 kilos más que tu bici? Es por eso que debes de pensar muy bien qué sistema de seguridad es el que más te conviene.

Cuando eliges un sistema de seguridad para tu bici, habrá varías cosas que deberás considerar además del costo:

  • Su nivel de seguridad
  • La calidad y resistencia de sus materiales
  • Su peso
  • Sus dimensiones
  • El tipo de cerradura
  • Sus características de diseño

Uno de los puntos más importantes, será el nivel de seguridad con el que haya sido fabricado, ya que no es lo mismo una cadena de acero trenzado para sujetar tu bici en una tranquila y honesta ciudad de provincia que, esa misma cadenita para dejar tu bici afuera de alguna concurrida estación del Metro. Antes de adquirir, piensa en qué zonas – lo solitarias, conflictivas y propensas que son al crimen – vas a usar tu sistema de seguridad.

Cadena

Una cadena gruesa de al menos unos 12 mm de espesor y acero templado ayudará a retrasar la tarea de los ladrones y cumplirá con el trabajo. Ten en cuenta que es pesada y no siempre es conveniente transportarla.

Hay reconocidas marcas que manejan el sistema de cadena, incluso hay algunas que diseñaron la cadena para que la utilices de cinturón y sea más sencillo transportarla. Sin embargo, en muchos casos son cortas en longitud, algo que limita su efectividad y también pesan mucho.

Si decides comprar una cadena de marca, ésta vendrá con un recubrimiento que protege la pintura de tu bici, pero si decides comprar una cadena en alguna ferretería, será bueno que consideres forrarla con cámara de llanta, así obtendrás la misma protección para la pintura de tu bici que, con la cadena de marca, pero a un menor precio.

U-lock

Posiblemente el candado tipo u-lock, sea la mejor manera de proteger tu bici, ya que fueron creados expresamente para asegurar bicicletas. Aunque son muy resistentes y cómodos de usar, actualmente los candados del tipo u-lock, se están popularizando entre los ladrones, y ya no son infalibles. Yo no lo pensaría dos veces para comprar uno con un nivel alto de seguridad; un macizo grillete con seguros en ambos lados.

Evita los de cerradura con llave cilíndrica, y aquellos de materiales de dudosa calidad –uno que cortan con mucha facilidad es el de la marca Mikel´s, que realmente lo utilizan muchos motociclistas, pero para asegurar su casco a la moto-.

Folding lock

Al igual que el u-lock, los candados plegables también cuentan con niveles de seguridad con los que los fabrican para resistir diversos ataques por parte de los ladrones. Pero a diferencia del u-lock, este tipo de candado es más versátil. Como lo dice su nombre es plegable, o sea que se hace pequeño sin comprometer su resistencia.

A la hora de adquirir uno, pon especial  atención en los remaches con los que unen sus piezas y que son parte fundamental del sistema de plegado, ya que un remache débil puede comprometer la eficacia del candado.

Encadena la bici a una estructura adecuada

 

Encuentra algo firmemente anclado al suelo o alguna pared para encadenar tu bicicleta. Asegúrate de que los ladrones no pueden simplemente levantarlo y así sustraer la bicicleta, sin tener que cortar nada.

Olvídate de andamios y estructuras tubulares que no estén sujetas firmemente al suelo. Ten cuidado con los postes de la señalética, si los usas, sacúdelos primero para asegurarte de que está firmemente sujeto, y mucho cuidado de que no puedan sacar la bici por arriba del tubo deslizándola por éste.

Evita a toda costa encadenarlas a los árboles: los lastimas y si tu bici vale el esfuerzo, los ladrones no se tentarán el corazón para cortar el árbol y llevársela. Evita entorpecer el paso de peatones u otros ciclistas y procura sujetarla en un sitio concurrido, bien iluminado y que este a la vista. Si hay cámaras de vigilancia de cualquier tipo siempre será mejor, aunque eso ya hemos visto en innumerables ocasiones que no intimida a los ladrones.

Toma en cuenta que el cuadro y la rueda trasera son lo más valioso

Ante la dificultad de robar ciertas bicicletas el robo de ruedas está en aumento. Si no puedes sujetar una de las tuyas, llévala contigo. Pero si no puedes, sujeta la rueda al cuadro y ambos a la estructura en donde encadenarás la bicicleta.

Idealmente puedes utilizar dos sistemas para asegurar la bici, pero si solo cuentas con uno da prioridad al cuadro y la rueda trasera. Puedes desmontar tu rueda delantera y sujetarla junto con el cuadro

Si tienes dos candados: sujeta el cuadro y la rueda trasera con uno y la rueda delantera con el otro.

Si tienes combinación de candado y cable de acero asegura el cuadro y la rueda trasera con el candado y la rueda delantera con el cable de acero.

De cualquier forma, procura no dejar tu bici por tiempo prolongado en el mismo sitio y sin que le eches un ojo de vez en cuando, aunque esté sujeta con candados y cadenas.  Así evitarás dar tiempo a que los ladrones hagan de las suyas.

Otras recomendaciones

No olvides asegurar bolsos, luces, espejos y asiento, más si éste es costoso. Si no tienes cómo hacerlo, no dudes en quitarlos y llevarlos contigo.

Si tu asiento es costoso considera asegurarlo con un pequeño cable de acero a la bicicleta y considera utilizar sistemas de tornillos con seguridad especialmente diseñados para sujetar el asiento y el tubo de asiento.

Puedes asegurar las llantas y otro tipo de componentes con tuercas, tornillos y bloqueos de seguridad. Un juego buen ejemplo son los Kryptonite Gravity WheelNutz.

En conclusión

Elige el sistema correcto para encadenar tu bici; con el nivel de seguridad que tú necesitas dependiendo de dónde estás dejando la bici y por cuanto tiempo.

Siempre encadena tu bicicleta a un objeto sólido que no pueda ser levantado,  en un área bien iluminada y que sea concurrida por peatones.

Procura que a la estructura que encadenas tu bici no sea fácil de cortar.

De acuerdo a su valor: encadena el cuadro primero, luego rueda trasera, y finalmente rueda delantera

Considera que, cuanto menos espacio se encuentre dentro del bloqueo o cadena, más difícil será para los ladrones utilizar sus herramientas.

Recuerda que no hay métodos infalibles pero si métodos de disuasión, utilízalos y nunca compres robado, de ser posible evita las piezas usadas, sólo si conoces de tiempo atrás al vendedor cómprale una bicicleta usada. ¡No toleremos el robo!