Nada como unos cambios traseros funcionando de manera eficiente para hacer de tus recorridos más placenteros. Aunque a primera vista parezca demasiado complicado en realidad ajustar tus cambios traseros es relativamente sencillo. A continuación te decimos cómo.

Herramientas necesarias

  • Desarmador
  • Llaves Allen o una llave española según tu bicicleta

Ajustes del desviador trasero

  • Tornillos de límites
  • Tensión del chicote
  • Tornillo de tensión vertical (en algunos mecanismos)

Tornillos de límite

Los desviadores traseros tienen un par de tornillos los cuales sirven como topes físicos para regular el rango  de operación del mecanismo. Generalmente están marcados uno con una H (High) para el límite del piñón más pequeño  y L (Low) para el mayor. Ajustando estos topes te aseguras que la cadena no se mueva más allá de de los piñones extremos.

Tensión del chicote

La posición del desviador es controlada por la tensión del chicote que conecta los mandos con el mecanismo. La gran mayoría de los mecanismos son “Normal High” y al no tener tensión jalan la cadena hacia el piñón más pequeño, es decir hacia una velocidad alta. Es posible encontrar mecanismos que empujan hacia el piñón más grande al no tener tensión en el chicote (Normal Low). El tener una tensión adecuada garantiza que el desviador seleccione el piñón deseado, es decir que este bien indexada.

Tornillo de tensión vertical

Este tornillo regula la distancia vertical entre los piñones y la polea guía. La idea es mantener la polea guía lo más cercana a los piñones y hacer un cambio más eficiente. Es importante señalar que no todos los mecanismos cuentan con este ajuste.

Cómo ajustar tus cambios traseros

Para poder realizar los ajustes de manera adecuada se recomienda colocar tu bici de tal manera que la rueda trasera esté en el aire y pueda girar libremente al impulsar los pedales. Además deberás poder controlar los mandos mientras impulsas los pedales.
¡Ojo! El procedimiento que te compartimos a continuación es para ajustar desviadores “Normal High” ya que estos son los más comunes y es similar para bicis de montaña y de ruta.

Antes de comenzar es importante revisar que tu mecanismo (poleas y jaula) estén perfectamente paralelas a los piñones. De no ser así es muy probable que la patita (Hanger) este doblada y sea necesario enderezarla o cambiarla.

Ajusta los límites

Límite de la velocidad más alta H

1. Libera el chicote – Usando los mandos selecciona el piñón más pequeño y con la llave Allen (o española) libera el chicote.

2. Ajusta el tornillo H – Al impulsar la rueda con los pedales, el desviador tenderá a mover la cadena hacia el piñón pequeño.  Aprieta o afloja el tornillo del limite H a fin de que la cadena se mantenga en la velocidad más alta (piñón más pequeño) sin hacer ruido y sin salirse. Haz ajustes de 1/2 vuelta para tener mayor precisión.

Límite de la velocidad más baja L

3. Atornilla el tope L – Atornilla el tope L totalmente y empuja el mecanismo con la mano (recuerda que el chicote no esta sujeto) hacia las velocidades más altas mientras giras los pedales. Con el tornillo completamente adentro muy probablemente sólo llegará al segundo o tercer piñón.

4. Desatornilla el el tope L poco a poco. Mientras impulsas la rueda con los pedales, gira el tornillo 1/2 de vuelta a la vez hasta el desviador mueva la cadena al piñón más grande. Una vez que la polea guía haya quedado perfectamente alineada con el piñón el tope de la velocidad más baja estará ajustado.

Ajusta la tensión del chicote

5. Extrae la máxima longitud del chicote – Coloca el mando en la posición correspondiente al piñón más pequeño y jala el extremo del chicote.
El tensor (tornillo de barril) sirve para dar un ajuste fino a la tensión del chicote. Atornilla tensor hasta el tope y después gíralo dos vueltas en sentido contrario, de tal manera que tengas holgura para jugar con la tensión.

6. Sujeta el chicote al mecanismo – Coloca el chicote asegurando que esté en posición correcta y aprieta el tornillo. No aprietes demasiado ya que podrías dañar el chicote.

7. Prueba el ajuste de la tensión – Con los mandos, intenta cambiar al siguiente piñón. Muy probablemente notaras que la cadena hace un poco de ruido, no logra hacer el cambio o salta más de un piñón.
Aprieta o afloja el tensor según lo necesites, a fin de que el desviador haga un solo cambio con cada clic del mando. Si cambia correctamente pero la hace mucho ruido da un pequeño ajuste con el tensor para alinear la polea guía con el piñón. Para asegurar que el ajuste sea preciso es recomendable girar el tornillo de barril ½ vuelta a la vez.

  • Si la cadena intenta cambiar más de un piñón a la vez deberás liberar un poco de tensión.
  • Si cuesta trabajo cambiar al siguiente piñón necesitaras dar más tensión al chicote.

Ajusta la tensión vertical

8. Ajusta la distancia vertical – Con los mandos selecciona la velocidad más baja (piñón más grande con plato más pequeño) y regula el tornillo de tensión vertical.
Al atornillar, el mecanismo se aleja de los piñones y al desatornillar se acerca.
Lo ideal es dejarlo lo más cerca posible, sin que haga ruido, unos 5 mm más o menos dependiendo de las características del mecanismo que tengas.

Como podrás darte cuenta la alineación y la tensión son fundamentales para que tus cambios operen bien. Si no logras ajustar bien tus cambios siguiendo los pasos anteriores asegúrate de que la patita del desviador no este doblada y que el chicote y el forro estén limpios.

Si quieres leer un poco más sobre tus cambios te invitamos a que leas:

Esperamos que esta información te sea de utilidad. Si tienes dudas o quieres que hablemos sobre un tema en particular por favor déjanos tus comentarios aquí abajo.