Mientras transcurre la entrevista con el equipo en la Ciudad de México que forma parte de la Red de Apoyo Cicloviajero México, una decena de viajeros de diferentes nacionalidades surcan el territorio nacional pedaleando sus bicicletas. Posiblemente muchos más.

Dando un giro positivo a la tragedia ocurrida a Holger Franz Hagenbush (Alemania) y Krzysztof Chmielewski (Polonia), los dos cicloviajeros que tuvieron que cruzar medio mundo para encontrar su muerte en una carretera en el estado de Chiapas, al sur de México. Nace la Red de Apoyo Cicloviajero México (RACVMx), proyecto social con el propósito de tejer una red colaborativa que brinde apoyo a ciclistas de diferentes latitudes que viajan por nuestro país en bicicleta, a través de la concentración de datos; la elaboración de distintas guías con rutas, alojamiento, talleres mecánicos, asistencia médica, con quien viajar y un sinfín de información necesaria para a hacer de sus viajes en nuestro país lo más eficientes y seguros posible.

Foto: Pathlesspedaled

Un grupo de jóvenes cicloviajeros diseminados por todo el país unen sus esfuerzos para enseñar la verdadera cara de México. Ese México, solidario, alegre y anfitrión de viajeros de todo el mundo. Jóvenes profesionistas con algo en común: el amor por la bicicleta y la firme convicción de transformar  el país y terminar con la violencia que tanto daño ha hecho a nuestra población y que en fechas recientes, ha cobrado en nuestro país, víctimas de otras naciones.

Un grupo interdisciplinario de ciclistas de largas distancias que ha encontrado en el activismo, el uso de las redes sociales o el retuiteo una forma de expresión política para desmentir y cambiar la imagen de terror en México, demostrando que, viajar por nuestro país en bicicleta de manera segura es posible.

Cómo funciona

“La Red de Apoyo Cicloviajero México, es una organización activa a nivel nacional que nació para cubrir la carencia de información destinada a salvaguardar la vida de los ciclistas que cruzan por nuestro país en sus bicicletas.

Estamos organizándonos para reunir y conectar a los cicloviajeros través del monitoreo y estructuración de la información para brindar un trato directo y una rápida respuesta a aquellos viajeros que lo necesiten. Esto es en respuesta a lo acontecido en Chiapas con los ciclistas de alforjas que fueron asesinados en abril”, asegura Sonia Medina, arquitecta de profesión quien ha viajado por la ruta de la seda (más de 8000 km por Asia y Europa) en bicicleta y que colabora de manera estrecha con la Red.

A partir de este atroz suceso, esta red colaborativa, ha comenzado a tomar fuerza y a unos pocos días de haber visto la luz ya cuenta con células en Hermosillo; Chiapas; Querétaro; Playa del Carmen; Jalisco; la Ciudad de México y más de 5000 seguidores en redes sociales y, cada vez son más los interesados en sumarse a la ayuda de los cicloviajeros que lo necesiten.

“Esta red de apoyo trabaja en proporcionar datos de contacto; sitios de interés; rutas de viaje e información general que sirve de apoyo a cicloviajeros nacionales y extranjeros que viajan por México”, explica Vanessa Sánchez, médico de profesión, cicloviajera por convicción y miembro activo de esta  Red.

Con el cicloviaje haciendo una reaparición, bueno, en realidad nunca se fue, pero con cada vez más personas que comparten el interés por viajar de manera sustentable, una nueva generación de aventureros en dos ruedas ávidos de recorrer miles de kilómetros en sus bicicletas, están recorriendo las carreteras y caminos de México, y sin duda hoy, el ciclismo de alforjas, está más vivo que nunca, y en nuestro país, está necesitando de la organización y colaboración de los lugareños para a hacerlo más seguro para los nómadas en bicicleta.

Más cerca que nunca

Los dos últimos años no han sido los mejores para las redes sociales. Escándalos desencadenados por las noticias falsas “fake news” y filtraciones de información personal han empañado el propósito de las redes sociales que, en un principio, intentaban abatir el aislamiento al que internet comenzó a someter a sus usuarios. Hoy, se acusa a Facebook y Twitter de haberse convertido en espacios que crispan el debate y lo contaminan todo con su información falsa, y precisamente fomentando el aislamiento que prometieron combatir. Pero, esta red colaborativa, busca devolver a las redes sociales la apertura y neutralidad que han perdido a lo largo de estos años.

Otra manera de ver a esta red de colaboración con cicloviajeros, es verlas como un solo cerebro, una entidad única integrada por un amplio conjunto de personas que aportan trabajo intelectual a un proyecto con un objetivo común al grupo: salvaguardar a los cicloturistas durante su travesía por nuestro país.

Cómo formar parte de esta Red

“Este tipo de redes no son nuevas, hay otros proyecto y siempre ha habido apoyo, pero queremos que la organización sea precisa para que la información fluya con rapidez, y así, poder detectar los puntos en los que hay que poner mayor énfasis para a hacer los trayectos de los cicloviajeros en nuestro país, más sencillos y seguros; es una amplia tarea, pero estoy segura que con el apoyo de la comunidad cicloviajera en México y la búsqueda de alianzas estratégicas con otras organizaciones lo vamos a lograr”, afirma Vanessa Sánchez.

Para contar con información veraz y oportuna, la Red está implementado, controles a través de formularios que permiten estructurar y verificar la información vertida por los colabores y los aspirantes a participar en ella.

Si quieres contactar con ellos lo puedes a hacer a través de sus cuentas en Facebook, Twitter o al correo electrónico: apoyocicloviajeromx@gmail.com

En un mundo en el que estamos cada vez más interconectados a través de internet y los diversos dispositivos con los que accedemos a ella, es necesario pensar más allá de lo evidente o de formas más añejas de colaborar, pues gracias al internet y su gran cobertura, es posible cruzar la frontera del uso de las redes sociales para un mero divertimento y convertirlas en herramientas que ayuden a la gente a colaborar más estrechamente en busca de un bien común.

Y aunque el concepto de redes colaborativas inicialmente fue utilizado en el mundo de la tecnología, en la Red de Apoyo Cicloviajeros México, es muy aplicable en cuanto a seguridad de ciclistas que viajan por el país. En forma simple, estamos hablando de diferentes personas o equipos que aportan recursos y conocimientos para un proyecto común y se unen para obtener un mejor resultado.

Pueda ser que sigan trabajando juntas, o no, pero lo que interesa es que están juntos procurando un resultado mejor que de manera independiente, que es el de ayudar a que el tránsito de los cicloviajeros por México sea seguro.