¿Qué es mejor, andar en bicicleta o correr? Sin duda una pregunta cuya respuesta sea cuál sea,  creará polémica en más de un guerrero de fin de semana.

Pero antes de que pensemos en tirar los tenis o arrojemos la bici a la habitación de los cachivaches, me aventuraré a decir que en lo personal, no me parece que haya un ganador; ambos deportes los práctico diariamente y me parecen que son diferentes entre sí, y que tiene sus pros y contras. Sin embargo, ambas actividades son nobles herramientas en la búsqueda de una vida más feliz, y mucho más saludable.

Hay mucho por amar sobre correr. Para empezar es más barato practicarlo, es ideal para quemar calorías, y funciona bien con casi cualquier régimen de entrenamiento cruzado que puedas tener. Sin embargo, el ciclismo a la larga es más benéfico.

Incluso, muchos especialistas del deporte, recomiendan a los corredores intercalar sus entrenamientos con la práctica del ciclismo. Pero, si por alguna razón, tienes que elegir entre correr y andar en bicicleta, hay varios motivos por las cuales el ciclismo es una mejor opción.

Aquí hay un par de hechos que la ciencia ha descubierto del porqué el ciclismo es mejor que correr.

Deporte de alto impacto

 

Ciclista de ruta

Aunque en el ciclismo y el running -como también en español, muchos le llaman a la actividad deportiva de correr- se utilizan casi los mismos músculos: los isquiotibiales, cuadriceps, glúteos y pantorrillas. La gran diferencia entre uno y otro deporte, es que correr es una actividad que desafortunadamente no es para siempre, al contrario del ciclismo que sí, es para siempre. Y ahora te explico el motivo.

No obstante que depende mucho de la condición física, la carga de entrenamiento que realices, así como de la constitución física o genética de cada persona. Es necesario que sepas que, correr es un deporte de alto impacto, esto quiere decir que cuando corres, tu cuerpo y sobre todo tus articulaciones son sometidas a un impacto continuo con el suelo, enviando ondas de choque a las articulaciones como: tobillo, rodilla y cadera.

Y aunque normalmente, los músculos alrededor de estas articulaciones actuarán como estabilizadores y apenas sentirás el impacto, con el tiempo estos músculos pueden resultar dañados o desgastados perdiendo el vigor que los caracteriza. Y el resultado suelen ser lesiones que, si no cuidas adecuadamente, pueden convertirse por ejemplo,  en un caso severo de tendinitis de talón;  síndrome del estrés rotulofemoral o rodilla de corredor como comúnmente se le conoce, entre otras dolencias. Si bien pueden ser prevenidas a base de entrenamiento y fortalecimiento de la las articulaciones, es común que muchos corredores las padezcan inevitablemente con el paso del tiempo.

El ciclismo por otro lado, es un deporte sin impacto. El acto de pedalear no desgasta esos músculos que ayudan a estabilizar las articulaciones. Es un hecho que, incluso los ciclistas que participan en los regímenes de entrenamiento más intensos son capaces de hacer un poco de ciclismo a lo largo de toda su vida. Y este no es el caso de los corredores.

Recorrerás más kilómetros

Y aunque correr resulta más eficiente para quemar más calorías por kilómetro, la mayoría de la gente no puede correr más kilómetros de los que puede pedalear en su bicicleta, especialmente si estás fuera de forma o tiene sobrepeso.

Si bien correr 5 kilómetros queman más calorías que 5 kilómetros pedaleados en tu bicicleta. Es mucho más sencillo recorrer en bicicleta dos, incluso tres o cuatro veces esa distancia sin mayor esfuerzo.

Tendrás un trasero envidiable

Sí, es cierto que, correr es un entrenamiento más completo para tu cuerpo, y esto, puede sonar muy atractivo, pero tiene sus inconvenientes. Correr es un deporte de impacto completo. Así que no sólo puede hacer daño a tu parte inferior del cuerpo, también puede ocasionarte lesiones en la parte superior del cuerpo. Estas lesiones son comúnmente dolor de espalda y cuello.

Por otro lado, el ciclismo es un ejercicio dirigido. Son las piernas y los músculos de la cadera los que hacen el 80% del trabajo. Esta es la razón por la que los ciclistas tienden a tener muslos muy musculosos, traseros más firmes y cinturas pequeñas. Aunque con el ciclismo para poder ejercitar tu parte superior, deberás confiar en otro tipo de ejercicio.

Entonces, ¿por qué el ciclismo es mejor que correr? La respuesta es simple: el ciclismo simplemente produce muchas menos lesiones. Correr, eventualmente lleva al cuerpo a lesiones, desgastándolo más rápidamente tu organismo.

Al running no le gusta el sobrepeso

Ciclista de ruta con sobre peso

Correr también es menos indulgente con esos kilos extras que el ciclismo. El exceso de peso, no sólo hace que correr sea más difícil, que andar en bicicleta; inevitablemente te provocará lesiones de rodillas y baja espalda.

La ciencia lo confirma

Los investigadores dicen que los corredores deben incluir el ciclismo como parte de su entrenamiento, y que la gente que quiere realizar ejercicio durante más tiempo debe escoger el ciclismo para evitar lesiones.

Una investigación realizada por el Laboratorio de Rendimiento Humano (HPL por sus siglas en inglés) de la Universidad Estatal de los Apalaches en los Estados Unidos, mostró que los corredores de larga distancia experimentaron mayor daño muscular, dolor e inflamación que los ciclistas después de un período de entrenamiento intenso.

Para concluir lo anterior, el estudio analizó muestras de sangre de ciclistas y corredores de entre 19 a 45 años que regularmente compiten en carreras y entrenan al menos tres veces por semana alrededor de 2.5 horas por día, y los resultados mostraron que los ciclistas se encontraban en mejor estado físico que los corredores.

Según el investigador principal en el HPL: el Profesor David Nieman, los resultados mostraron que el ciclismo permite al cuerpo ejercitarse durante mucho más tiempo, ya que el ciclismo causa menos daño que correr.

“Los corredores no pueden poner en su cuerpo el mismo volumen de ejercicio que los ciclistas sin experimentar más inflamación, dolor y daño muscular”, aseguró Nieman.

Envejecer juntos

Si estás buscando un régimen de ejercicio que te mantenga en forma durante un largo período de tiempo -con esto me refiero a muchas décadas-, el ciclismo es mucho mejor. Correr eventualmente llevará a tu cuerpo a un desgaste mayor en menor tiempo que el ciclismo. Así que si prácticas el ciclismo de manera adecuada evitarás lesiones y podrás andar en bici aun con varios años de edad a cuestas.

Incluso conozco personas con limitaciones de movimiento en sus piernas, así como algunas personas de la tercera edad que utilizan bastón para caminar, como se suben a la bicicleta y pedalean sin el menor obstáculo, pero que correr o incluso caminar les resulta difícil.