Tu primera salida MTB por fin se encuentra en puerta. Es tanta  la emoción y el nervio que seguro se nos pasan unos básicos por preguntar.

Sabemos que la primera experiencia que nos llevamos al realizar una nueva actividad es algo que nos va a definir que tanto nos puede o no, gustar. En este artículo podrás resolver esas pequeñas dudas que nos surgen y que nunca nos dicen en nuestra primera salida.

1. Las distancias de MTB NO son equivalentes con las de ciudad o ruta

Ciclista en la montañaQuien te invita, seguramente te dirá cuántos kilómetros van a rodar. Generalmente son como 10-20km.  Lo primero que decimos es: ¡Uf, no es nada!

Si son ciclistas urbanos seguro pensarán que 10km es cualquier cosa, pero no se confundan;  Las distancias en MTB, no son para nada equivalentes con ninguna modalidad en pavimento. Esos 10km de montaña les va a exigir diferente habilidad y destreza  para sortear obstáculos, pendiente, tipo de suelo, altitud, incluso otros músculos que no están acostumbrados a usar; además de sumarle la altura de montaña.

Así que tu primera rodada MTB de 10- 20km en montaña posiblemente te harán sufrir rico. Pero, al final, terminarás con buen sabor de boca.

2. No todo el MTB es igual

Pista de MTB Hay que recordar que el ciclismo de montaña encierra varias modalidades muy distintas.

No es lo mismo hacer Cross Country (XC), downhill (DH ) Allmountain (AM) o un simple paseo ciclista por la montaña.

Como en muchos ámbitos sucede; algunas personas tienen la mala costumbre de decir que hacen una actividad y, por no conocer bien, realmente practican otra. Esto pasa mucho en el ciclismo de montaña. Algunas veces usan el término MTB para los paseos ciclistas en la montaña, sin conocer las diferentes modalidades ni la diferencia entre una y otra.  Otras también creen que hacen DownHill, solo por el hecho de descender una montaña con bicicleta, cuando tal vez sólo están bajando por camino ancho rápidamente.

Y como mencionamos arriba; el esfuerzo físico dependerá del tipo de MTB que vayas a realizar. No es lo mismo una ruta de paseo en montaña, donde estos 10km son más de terracería y plano; que una ruta de Mtb XC, donde seguramente esos 20km serán pura subida. De igual forma, no es lo mismo estas dos a una rodada de Allmountain; que tiene de todo, exigiendo más a tu cuerpo.

3. Qué necesitas llevar

Mochila ciclismo de montañaMuchas personas al ya estar muy acostumbradas a la rutina, se les olvida decirte que necesitas llevar, entonces, llegamos a nuestra primera rodada incluso con las manos vacías.

Es importante que, sea como sea la rodada, lleves: casco, guantes, agua y algo que comer. Además de usar ropa adecuada para deporte y acorde al tipo de clima al que vas a ir; así como  herramienta  y cámara de refacción adecuada para tu bicicleta.

¡Viaja ligero! A veces las largas distancias en MTB nos exigen más hidratación que un simple paseo, sin embargo, eso no significa que vas a cargar 5 litros de agua; ni media despensa en tu mochila.

Recuerda que todo lo que llevas, lo cargaras durante la rodada en tu espalda. Lo cual en un punto te fatigara y hará más complicado tu desempeño. La mejor recomendación es llevar 1 litro de agua y un litro de bebida isotónica; snacks pequeños como lo son: frutos secos,nueces, almendras y derivados; barritas o galletas; o un sándwich y fruta.

Tampoco lleves chamarras muy gruesas. Es importante saber vestir por capas. Por lo tanto es mejor llevar un rompevientos y una playera de manga larga, que puedas guardar fácilmente en tu mochila, en cuanto el clima se torne cálido.

4. Qué bicicleta necesitas

Bicicleta de montaña Sí, sabemos que las bicis están diseñadas para rodar. Pero hay bicicletas específicas para cada modalidad. No podrás llevar tu bici Fixie o tu bici urbana. Para practicar ciclismo de montaña, necesitarás una bici adecuada para la montaña, ya que de ella dependerá la experiencia que vivirás al hacer tu primera rodada.

Si es tu primera aventura en montaña no necesariamente debes comprar una o decidir no ir por falta de una. Para esta ocasión puedes una prestada.

Por ejemplo; si alguien te invita a jugar béisbol, seguramente, no tienes ni los guantes ni el bate, pero sabes que, a veces, es la única forma de hacerlo por primera vez con equipo que te presten. La mayoría de las veces algún familiar tiene una  bicicleta para montaña guardada. Así que puedes pedirla prestada. Eso sí asegúrate que sea de tu medida.

Para la primera vez, sirve casi cualquier bici de montaña, incluso las que venden en tiendas de autoservicio, que comúnmente son para ciclismo de montaña de entretenimiento. Debes de asegurarte que esa bici de montaña le sirva lo básico que como frenos, dirección, pedales, cadena, y si ésta cuenta con suspensión, verificar que sirva. Sé que este es un tema muy extenso y como lo hemos mencionado en el artículo anterior, cada modalidad ocupa diferentes bicicletas; pero al ser nuestra primera aventura generalmente nos tenemos que adecuar a lo que tengamos o consigamos prestado.

5. No infles tanto tus llantas

Llantas bicicleta de montaña Estamos acostumbrados a rodar en ciudad y para poder rodar con mayor desempeño en el pavimento necesitamos una presión de llantas alta. Cuando alistamos nuestra bicicleta para rodar en montaña cometemos el gran error de dejarlas con alta presión.

En ciudad es común llevar la presión de nuestras llantas a más de 90 PSI, pero en montaña la presión dependiendo de cada tipo de cubierta puede ir de los 25-40PSI. Sí, suena irreal, pero es cierto.

La presión de aire a la que inflamos nuestras llantas afecta en gran medida las características de conducción y las reacciones de la bicicleta mientras rodamos. No es aconsejable llevar la presión demasiado alta, aunque tampoco lo es llevarla excesivamente desinflada.

Cuando la presión de aire es muy alta:

  • La bicicleta rebota en los obstáculos en general
  • El rendimiento en las curvas disminuye significativamente
  • Existe una mayor probabilidad que en terracería pierdas agarre y tracción

Cuando la presión de aire es demasiado baja:

  • Mayor probabilidad de ponchar por pellizco de cámara
  • Pérdida de eficiencia en el pedaleo, tendrás exceso de tracción.

La presión de aire depende de las preferencias de cada ciclista. Aún así, debemos tener en cuenta los básicos para poder poner la presión aproximada para nuestro uso:

Los ciclistas más pesados necesitan presiones más elevadas en las cubiertas que los ciclistas más delgados o ligeros.

Hay diferentes anchos de cubiertas/llantas y necesitan diferentes presiones de aire. Por eso es importante revisar la presión indicada en nuestra llanta. Las cubiertas de menor medida (1.8 a 2.1) necesitan presiones más altas mientras que los neumáticos con mayor medida (2.2 y más) necesitan menos presión.

Para tu primera rodada podrías usar entre 27-30PSI+- si pesas entre 70-80kg.

6. Usar ambos frenos

Frenos bici de montaña Muchas veces el ciclista de ciudad sólo está acostumbrado a usar el freno delantero. En montaña esto es un posible peligro.

Las bicicletas de montaña usan diferentes tipos de frenos, que después iremos explicando en este espacio. La mayoría de las bicicletas de montaña vienen armadas con frenos de disco; que a diferencia de los frenos V-brake son más potentes, esto es por la necesidad de frenar con más intensidad en un terreno complejo y con obstáculos.

Si al querer frenar sólo usamos el freno delantero, estaremos bloqueando totalmente la llanta delantera, por lo tanto, lo más seguro es que esto implique una caída, ya que nuestra bici lleva una velocidad e inercia propia. Y si de la nada frenamos nuestra llanta delantera hasta el fondo, la parte de atrás de nuestra bici seguirá la dirección que llevaba y te arrojará hacia adelante.

Por eso es importante nunca usar hasta el fondo el freno delantero y usar los dos frenos para ir controlando nuestra velocidad.

En la montaña se usan los dos frenos de manera progresiva. Es decir; apretamos uno y el otro, poco a poco sin llegar a bloquearlos.

En la montaña el freno delantero es el que controla la inercia de la bicicleta y detiene principalmente la bicicleta al frenar la rueda delantera. El freno trasero únicamente sirve para disminuir la velocidad, controlar el movimiento de la bici dando más seguridad y eficiencia al conjunto de la frenada.

Como tip para tu primera vez en montaña: ¡Aplica siempre el freno trasero primero y nunca bloquees el delantero. Esto te podrá salvar de una posible caída hacia adelante.

Espero que tu primera experiencia sea o haya sido placentera. Tienes alguna historia que te gustaría contar? platícanos en los comentarios.