Conforme el tráfico en las ciudades se vuelve caótico e insoportable, la bicicleta se ha ido convirtiendo en una excelente opción de transporte para las urbes; sólo basta con fijar la vista a alguna calle o avenida concurrida, y verás que el número de viajeros en bicicleta ha aumentado exponencialmente – y no sólo son jóvenes-.

Pero ¿qué pasa con aquellos que debido a los años han perdido la confianza en sus habilidades para pedalear por calles infestadas de automóviles?  La respuesta es más sencilla de lo que parece, ya que como dice el dicho: “es como andar en bicicleta, nunca se olvida”. Todo es cuestión de que te decidas a volver a montar en bici, y para ello, te tengo algunos consejos para que adquieras o acondiciones una bici que sea apta para ti.

La bici adecuada para gente mayor

Manubrio de bici tipo porteur
Sin ser un aguafiestas, ni hacerme el joven – que para nada lo soy- debes ser consciente que con el paso de los años nuestras capacidades físicas van disminuyendo y debido a que muchas personas mayores a menudo presentan problemas físicos con los cuales hay que lidiar, hay que tener presente que tu bici tenga algunas características adecuadas para tu edad, y que te brinde seguridad y comodidad al conducirla.

Los ciclistas veteranos deben considerar que sus bicicletas cuenten con cómodos sillines; que la geometría de su cuadro reduzca el estrés al cuerpo, esto es: tubos superiores bajos o, con una inclinación con la cual se sientan cómodos, y manillares que les permitan una posición vertical o lo más erguida mientras pedalean, tanto como sea posible.

Eso sería como lo más general, pero como ya he mencionado, si tú no has andado en bicicleta desde tus días de juventud, puede ser que no seas consciente de lo ligeras y eficientes que son las bicicletas modernas.

Con los diversos tipos de bicicletas que se fabrican hoy en día, siempre hay una bici para satisfacer los gustos y necesidades de cada uno de los usuarios y, sin importar su edad.

Así que analicemos más a detalle los puntos antes mencionados.

El estilo de la bici

Bici urbana estilo holandes

Las bicicletas que resultan más cómodas de conducir para todos los usuarios, pero que te aseguro que serán ideales para aquellos jinetes con más años a cuestas, son aquellas cuya geometría o diseño cuentan con tubos superiores más bajos o con una inclinación adecuada que, les permitan pedalear mientras estás sentados en una posición vertical. Eso significa que,  sería bueno  que busques una tipo crucero o cruiser, o una bicicleta del modelo urbano. Estas bicicletas tienen el manillar con una mayor altura que, te permiten sentarte posicionado hacia atrás para que no te encorves.

También, tienen neumáticos o cubiertas anchas que, te proporcionarán un paseo más suave y cómodo, pero recuerda que no necesariamente las cubiertas deben de tener gajos o tacos, ya que éstas no son las más adecuadas para la ciudad. Las hay con dibujo especialmente ideado para el pavimento o terrenos menos agrestes, que presentarán menos fricción en la superficie de rodadura, lo cual se traduce en un menor esfuerzo para ti.

Sillines cómodos

Pareja mayor paseando en bicicleta

Los ciclistas de mayor edad deben buscar asientos entre 20 y 30 centímetros de ancho en su parte posterior, con relleno de gel extra para acomodar confortablemente  los huesos. Considera un sillín que alivie la presión sobre el perineo; son ideales aquellos con una profunda zanja en el centro. Ten en cuenta que en la actualidad fabrican sillines con almohadillas a ambos lados, que serán ideales para que recargues todo tu peso. Procura que tenga una cubierta que evite el roce y de preferencia con algún textil de tecnología que absorba la humedad. Aunque no lo parezca la selección del sillín es importante, especialmente si usarás la bicicleta con frecuencia, no te equivoques a la hora de elegir el asiento de tu bici.

¿Qué tal una plegable?

Por su tamaño y su cuadro bajo, éstas son ideales para subir y bajar fácilmente de ellas. Y lo mejor es que los actuales diseños, son muy sencillos de doblar y las podrás combinar con el transporte público; subir a un taxi o auto con sencillez y comodidad.

Son ligeras y no necesitan mayor espacio para su almacenaje, así que, ser propietario de una bici plegable te abrirá un mar de posibilidades en las que podrás usar tu bici, y en el momento en que te canses, simplemente la doblas, y a usar otro tipo de transporte.

¿Has pensado en una bicicleta eléctrica?

Tal vez quieres ahorrarte todo el tráfico de conducir un automóvil, pero no tengas ni las ganas, ni la condición física para pedalear por unos cuantos kilómetros o, por alguna pendiente que se encuentre durante tu trayecto, bueno, pues la solución es sencilla. Una bicicleta eléctrica o e-bike, será lo ideal para ti.

Y ya que una de sus mayores ventajas, es su capacidad de aumentar la eficacia de tu pedaleo, te será muy sencillo ir más lejos y subir mayores pendientes, sin la necesidad de ejercer mayor esfuerzo. Pero atento, que eso no quiere decir que no vayas a pedalear, ya que esa es una de las diferencias con los scooters eléctricos; una bici eléctrica, sólo te asiste en el pedaleo, pero te ahorrará mucho sudor y esfuerzo.

Nunca se es demasiado viejo para andar en bici


Contrario a lo que algunos puedan pensar, no hay una edad en la que la bicicleta deje de ser una opción, no importa que tan mayor seas o creas que eres, andar en bicicleta, siempre será una buena elección, la edad no tiene por qué ser un impedimento. Incluso, si creciste sin haber aprendido a andar en bicicleta, nunca es tarde para aprender  – ahí tienes al novelista ruso, León Tolstói, quien aprendió a los 67 años edad-.

Algunos beneficios de la bicicleta en la edad avanzada

Sin importar tu edad, usar la bicicleta además de mantenerte en forma, le añadirá algunos años a tu esperanza de vida, y eso lo confirman los estudios. Así que porque desperdiciar los últimos años de tu vida sentado tras el volante de un automóvil;  el ejercitarte –en la medida de tu condición física- regularmente en bici te mantendrá en forma y alerta, además de que te ayudará a reducir el estrés, la depresión y, te ayudará a prevenir padecimientos como el Alzheimer o, Parkinson, que suelen desarrollarse con la edad. Además es una forma muy barata de transportarte.