Seguramente ya has escuchado un centenar de veces que siempre hay que salir de casa con un buen juego de luces en tu bicicleta para pedalear de noche. No obstante, podemos fácilmente cometer errores simples que afectan la efectividad de éstas. Por eso aquí te compartimos unos útiles consejos para pedalear segurx por la noche o en situaciones de poca visibilidad.

Consejos para pedalear de noche

Usa luces que se vean a por lo menos 200 metros


Tal vez esto te parezca exagerado, pero si consideras que un corredor olímpico puede recorrer esta distancia en menos de 20 segundos, esto quiere decir que la o el conductor que viaja a gran velocidad tendrá muy poco tiempo y distancia para reaccionar.

Revisa que tus baterías estén cargadas

Antes de salir a pedalear revisa que tus baterías tengan una carga adecuada. No te esperes hasta que se acabe la pila para cambiar o recargarlas. El hecho de que tu foco aún parpadee no garantiza que tenga la intensidad adecuada para ser visto a una distancia segura.

Elige unas luces de acuerdo a tus necesidades

Existen luces frontales que únicamente tienen la función de hacerte visible a los demás y otras que además sirven para iluminar tu camino. Si vas a pedalear por calles decentemente iluminadas unas luces para ser vistx pueden ser más que suficiente. Por otro lado, es recomendable que si vas a pasar por caminos con poca visibilidad te armes con unas buenas luces que te ayuden a ver. Estas últimas son bastante potentes, por lo que deberás tener cuidado de ajustarlas adecuadamente para evitar encandilar a lxs demás.

Siempre usa una luz roja atrás

Esto es importante ya que así lxs demás usuarios de las calles podrán saber si vienes o si vas. Al igual que con tu luz delantera, esta también deberá ser claramente visible a un mínimo de 200 metros de distancia.

Evita obstruir tus luces

Siempre es recomendable fijar la luz trasera a tu bici de tal manera siempre esté visible y con un ángulo adecuado. Un buen lugar para colocarla (si no tienes instalada una parrilla trasera) es en el poste del asiento, a una altura adecuada. Si la colocas demasiado cerca del asiento o bajo el asiento es fácil cubrirla con tu suéter o con tu mochila sin darte cuenta.
Si tu bici tiene parrilla trasera el mejor lugar para colocar tu luz es en la parrilla. Así evitas obstruir la luz con tu carga. Traer la luz en el casco o en la mochila no es suficiente ya que la luz no siempre estará apuntando a donde debería.

Usa reflejantes

Otra buena recomendación para hacerte visible en las calles es utilizar reflejantes en tu bicicleta o como parte de tu vestimenta. Muchas bicicletas ya vienen con algunos reflejantes incluidos. Algunas alternativas son buscar llantas con banda reflejante en los costados o usar bandas reflejantes en los tobillos. Hoy en día existe ropa especialmente pensada para el ciclista urbano que incluye algunas aplicaciones de material reflejante como las chamarras Proviz, por ejemplo.
¡Ojo! Fluorescentes no es lo mismo que reflejante. La vestimenta de color fluorescentes es bastante llamativa durante el día, pero en la noche es mucho más vistoso una prenda con material reflejante.

Mantente siempre alerta

Aunque ya te hayas equipado con lo último en luces y ropa reflejante no te confíes. Siempre hay que estar atentx para anticiparte a las acciones de otros usuarios o inclusive de las condiciones del camino para evitar accidentes.

Esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad y que te ayuden a disfrutar esas pedaleadas nocturnas. Si todavía no tienes tus luces checa nuestra lista con las mejores luces para bici. Si tienes más consejos para pedalear en las noches por favor compártelas con nosotrxs dejando tus comentarios aquí abajo.