Si ya es momento de ajustar tus frenos de cáliper, también conocidos como frenos de cangrejo aquí te compartimos instrucciones paso a paso para que lo hagas. En este artículo hablaremos específicamente sobre el tipo de tiro lateral de pivote sencillo, uno de los más populares especialmente en bicicletas infantiles.

Si no estás seguro de que tipo son tus frenos puedes revisar nuestro artículo sobre los diferentes tipos de frenos para bici y ubiques el tuyo.

¿Qué vas a necesitar?

  • 2 llaves españolas 10’’
  • Desarmador de cruz
  • Aceite
  • Alcohol
  • Algodón
  • Trapo limpio

Antes de comenzar con el ajuste de tus frenos

Partes de la bici
Es importante que antes de comenzar revises que tu aro no esté muy desalineado. Si lo está, probablemente sea difícil que el ajuste de tus frenos quede bien. Así que toma un tiempo para checarlos y determinar si quieres seguir adelante con el ajuste o si una alineada es urgente.

También checa si tu rueda está correctamente montada, para asegurarte de que los ajustes a los frenos sean los correctos. Solamente necesitas revisar que cada rueda esté centrada respecto a la tijera y vainas traseras y que se encuentre completamente sentada sobre los drops.

Ajuste de los frenos de cangrejo

Paso 1 – Retira y lija las zapatas

imag0963
Comienza dándole una lijadita leve a las zapatas para que tengan mayor agarre al frenar. Ten cuidado, si tus zapatas están muy desgastadas, tal vez lo mejor sea cambiarlas.

Para esto, desmonta tus zapatas utilizando la llave española del 10. Lija la parte de la goma que entra en contacto con el aro hasta que notes que la superficie se torna opaca.

Paso 2 – Limpia el aro

Moja un pedazo de tela o algodón con un poquito de agua o alcohol y pásalo por toda la superficie del aro que entra en contacto con las zapatas. La ventaja de usar alcohol es que no deja residuo alguno y se evapora rápidamente.

Paso 3 – Lubrica el chicote

Lubrica el chicote
Ponle aceite a los chicotes y de paso revisa su estado. Primero, con la llave española del 10 vas a liberar el chicote de la terminal que se sujeta al cáliper.

Luego, desde las palancas de freno, tira del forro para liberarlo y muévelo para ver el chicote. Posiblemente notarás que se ve blanco, reseco, con óxido, sucio, etc. Esto es normal si tenías mucho tiempo sin darle servicio a tu bici. Limpia el chicote; si tiene óxido o muchos residuos, utiliza tu lija pero talla muy suave, muy, muy suave, no te pases de fuerza porque te lo echas. Pasa un trapito seco por el área que lijaste o que quieras limpiar. No uses el algodón porque pueden quedar residuos en el chicote. Ya que esté limpio, pon unas cuantas gotitas de aceite al inicio del chicote y al final; recuerda poner el aceite en ambos extremos del forro y luego moverlo hacia atrás y adelante para que el aceite resbale por el chicote. Ya que hayas hecho esto con ambos chicotes, regresa los forros a su lugar y volverás a asegurar el chicote con el tornillo.

Paso 4 – Nivela la altura de las zapatas

Sujetando el chicote
Regresa las zapatas a las patitas del freno, atornilla, y cuida que ambas gomas entren en contacto con el aro. Puedes apretar con una de tus manos las patitas del freno para verificar la altura de las zapatas respecto al aro y moverlas hacia arriba o abajo, según lo necesites.

Paso 5 – Centra el mecanismo

imag0971
Una vez acomodadas las zapatas, pasamos al ajuste de los frenos. Éste tipo de frenos se montan al centro de la tijera (en el caso de los traseros, se montan al puente de unión entre las vainas), a diferencia de los v-brake que se montan de los lados. Tienen un tornillo que atraviesa la tijera de lado a lado – una tuerca los fija por la parte de atrás y otra tuerca y su contratuerca* los fijan por la parte de adelante.

Centra el mecanismo

Aquí harás dos cosas:

  1. Con las llaves españolas del 10, aprieta la contratuerca del frente para evitar que en el siguiente ajuste se mueva todo el mecanismo. Utilizarás las dos llaves, una para mantener fija la tuerca de abajo y la otra para apretar. Ten cuidado de no mover la llave que está fijando y aprieta con cuidado, pero no demasiado.
  2. Ahora, hay que centrar el freno utilizando nuevamente ambas llaves. Vamos a sostener la contratuerca* del frente y a colocar la otra llave en la tuerca de atrás. Sin mover la llave del frente, solo mueve ligeramente la otra llave – notarás que todo el freno se moverá. Ahora solo hay que centrar con respecto a la llanta.

imag0973

Paso 6 – Ajusta la tensión del chicote

Paciencia, ya casi terminas. En este paso, vas a ajustar el chicote en caso de que hayan quedado muy pegadas o abiertas las patitas del freno. Si están muy pegadas al aro, la llanta no girará libremente, si están muy alejadas, tus palancas de freno quedarán muy cerca de los puños del manubrio y tu frenado no será nada bueno ni seguro. Para ajustar, solo necesitas liberar el chicote, tensionarlo ligeramente mientras cierras las patas del freno con la mano y volver a aprisionarlo con la tuerca.

Paso 7 – Dale un ajuste fino

Ajuste fino frenos de cangrejo
En caso de que tus zapatas hayan quedado ligeramente despegadas del aro pero no demasiado como para ajustar el chicote, utiliza las tuercas cilíndricas de las palancas de freno. Al aflojar estas tuercas, las patitas del freno se van a cerrar un poco, y al apretarla, se abrirán. Este ajuste es muy ligero y no va a funcionar si tus frenos están demasiado abiertos. Sin embargo, te puede sacar de problemas si andas en la calle sin herramientas.

¡Tus frenos están listos para una buena rodada! Si tienes dudas, puedes escribirnos o dejarnos tus comentarios aquí abajo.

*Contratuerca: es una tuerca que aprieta a otra y la asegura para evitar que ésta se afloje.