Llegó la temporada de calor y nuestras rodadas no debe detenerse. Es por ello que aquí te vamos a dar unos pequeños trucos para disfrutar tus salidas a la montaña durante el clima cálido.

 1. Protégete contra los rayos del sol

La protección solar debe ser diario, no importa que sea un dia nublado o sea otoño, ya que los radiación UV incluso puede atravesar las nubes y quemarte aunque tú no lo sientas.

El protector solar se debe aplicar al menos 20 minutos antes de la exposición al sol. La recomendación es usar un protector solar con 30+ SPF. Dependerá de tu tipo de piel la elección más adecuada para tu piel, recuerda que nuestra cara es más delicada que el resto del cuerpo, por ello te recomendamos tener un protector para cuerpo y otro para cara; no querrás llenarte de barritos por usar un protector no adecuado para tu rostro.

2. Re-aplica cada 4 horas el protector solar

Si lo haces en la playa por que sudas, lo debes de hacer de la misma manera cuando estás pedaleando. Recuerda que los rayos solares son más fuertes entre las 10am y las 4pm, en este horario deberás prestar más atención a la aplicación del protector solar.

3. Utiliza lentes solares con protección UV

En condiciones cálidas es muy importante contar con unos lentes de buena calidad y que tengan protección UV.
Muchas veces pensamos primero en la economía y usamos lentes de plástico para seguridad, sin embargo estos están diseñados para interiores o exposición no directa al sol. Si estos lentes los sacamos al sol, en lugar de protegernos, se volverán un peligro para nuestros ojos.
Por ello es importante adquirir unos lentes con buena protección UV y será un plus que estuvieran polarizados.

4. Hidratarse previo al pedaleo.

Hidratarse antes de rodar nos puede ayudar mucho. Te recomendamos consumir 500 mlts de agua isotónica o con minerales. Ya que durante el pedaleo perdemos gran cantidad en nuestra sudoración.

No consumas alcohol 48 horas antes de tu actividad, pues el alcohol es una bebida diurética y hará que te deshidrates más rápido. Es de vital importancia conservar el agua en tu cuerpo.

5. Usa ropa fresca y adecuada

Lograr quitarnos un grado centígrado hace una gran diferencia en la rodada en clima cálido.
Usa ropa fresca, ligera, que permita la transpiración. Lleva rompeviento o mangas largas extraíbles.

6. Adáptate al calor

Tu cuerpo deberá aclimatarse al calor. Deberás tener una exposición gradual al pedalear en clima cálido. Sí tienes que competir en zonas calientes y nunca has rodado, tu cuerpo experimentará cambios a los cuales no sabe cómo adaptarse y el rendimiento se verá comprometido.

Te recomendamos ir a rodar a una zona cercana a donde vives que sepas que su clima es más intenso o que el calor este con todo ( claramente siguiendo las recomendaciones anteriores). Realiza rodadas cortas y menos intensas y ve aumentando progresivamente para que tu cuerpo se vaya adaptando. Verás que tu rendimiento incrementará poco a poco, lo que significa que tu cuerpo se está adaptando a las condiciones climáticas, lo cual se traduce que cuando llegues a tu competencia o a tu rodada en clima caliente veas un mejor rendimiento.

Sí de plano tu zona es más fría y es imposible encontrar una zona caliente, te recomendamos hacer una rutina sencilla de ejercicios dentro de un sauna o vapor.

7. Hidrátate durante la rodada

Es de suma importancia mantenerse hidratado durante la rodada. Darle pequeños sorbos cada 10 o 20 minutos mantendrá hidratados a tus músculos. Sí durante la rodada comienzas a sentir sed, es porque ya es demasiado tarde y tu cuerpo ya empezó a deshidratarse.

La mejor recomendación para mantenerse hidratado durante la rodada en clima cálido es llevar dos ánforas; una con agua simple y la otra con agua isotónica. De esta forma podrás intercambiar sorbos y tu saciedad de sed disminuye.
Trata de evitar en las rodadas en clima caliente el uso de geles de carbohidratos, ya que estos para funcionar retrasa en exceso el proceso de hidratación de tu cuerpo.

8. Identifica los síntomas de la deshidratación y de la insolación solar.

La deshidratación presenta muchos síntomas muy reconocibles: Sensación de sed, irritabilidad, debilidad muscular, mareos y náuseas, calambres musculares, dolor de cabeza e insolación que es el síntoma más peligroso, ya que esta requiere atención médica inmediata. Cuando un cuerpo está insolado alcanza una temperatura corporal de 40.5 grados centígrados o más. Uno de los síntomas más notorios en la insolación solar o en un golpe de calor es la confusión mental y el letargo.

Una recomendación es NO tomar agua helada en un golpe de calor o insolación, esto puede provocar un infarto.
Si has identificado alguno de estos síntomas y no sabes donde hay un punto de hidratación, pide ayuda tus compañeros o a quien pase en tu ruta. Verás que encontrarás ayuda y no hay porque sentir pena de pedirla en una rodada o competencia.

Para poder bajar la temperatura corporal, los expertos recomiendan humedecer las muñecas, el interior de las rodillas y codos, en el interior de la entrepierna. Y la más efectiva es humedecer la nuca la cual conseguirá recuperar la adecuada temperatura corporal.

9. Hidrátate después de la rodada o competencia.

Felicidades, terminaste la ruta en condiciones extremas para tu cuerpo. Recuerda que debes empezar cuanto antes la rehidratación para que sea efectiva la recuperación muscular. Se recomienda reponer 1.5 veces lo que se perdió a través de la sudoración, de preferencia con agua con minerales o isotónicas.

¿Conoces otros tips que nos puedas compartir ?