Se acercan las épocas de lluvia. No hay nada más hermoso que ver llover en el bosque, las plantas crecen, la tierra del suelo se compacta, todo se llena de verde. Y no hay forma ni poder humano de controlar este clima, por lo tanto vamos a tener que aprender a rodar con lluvia.

Prepárate para conocer 9 tips para rodar en montaña en esta época de lluvias.

1. Usa chamarra impermeable, NO rompevientos

Mucha gente cree que un rompevientos nos puede servir como impermeable. ¡Grave error! El rompevientos como su nombre lo indica solo corta el viento, hay algunas marcas que manejan cierto grado de repelencia al agua, sin embargo sólo aguanta unos 5 minutos bajo la lluvia. Poco a poco el agua comienza a penetrar y terminarás completamente empapado al final de la rodada.

Lo que necesitas es una chamarra impermeable que sea waterproof. Hay diferentes materiales y diseños, desde el más básico que es de plástico hasta telas más elaboradas con diferente tecnología y aguante.  Escogerlo podrá depender de tu economía y el presupuesto que le tengas asignado. Pero, escojas lo que escojas, guiate por la duración del mismo, ya que al rodar en la montaña las condiciones se vuelven más severas; las ramas pueden rasgar el impermeable de plástico o si es demasiado largo (un poncho, por ejemplo) puede enredarse en la llanta o en la transmisión de tu bicicleta.

La mejor inversión si vas a frecuentar la montaña, es conseguir una prenda de tela especial que cuente con un nivel de wateproof (En otro artículo solo hablaremos de la selección de chamarra). La podrás identificar sobre las demás en los cierres de la chamarra; ya que éstos no son como los cierres normales, generalmente tienen un recubrimiento plástico para evitar que el agua penetre. Sobre todo al comprarla deberás tener en mente que la chamarra es lo más importante para disfrutar de la rodada en montaña sin sufrirle.

2. Evita cualquier prenda de algodón o mezclilla.

Ya lo hemos dicho muchas veces a lo largo de esta sección de ciclismo de montaña, pero son cosas que luego se nos pasan y terminamos pagando las consecuencias en el disfrute de la rodada. Sí sabes que vas a rodar en un clima susceptible a las lluvias evita toda prenda de algodón, esto incluye desde tu ropa interior hasta tus calcetas. El algodón absorbe el agua y se tarda en secar, en cambio, la ropa de poliéster la puedes quitar y exprimir y notarás la diferencia enseguida.

3. Guarda tus guantes en la subida

Este es uno de los mejores tips al practicar ciclismo de montaña bajo la lluvia; y pocos lo conocen.

Generalmente todos los ciclistas suben con los guantes puestos mientras llueve, no digo que esté mal, ni mucho menos. Usar guantes mientras vas subiendo en la montaña podrá servirte para sentir menos frío, sin embargo, bajo lluvia constante este error puede costarte la diversión en el descenso e incluso tu seguridad. Cuando llegues a la cima o punto de bajada, tus guantes estarán empapados. Al comenzar el descenso agarraras velocidad y tus manos van a sentir un frío garrafal. Tus dedos se te van a “engarrotar” y, por ende te va costar trabajo usar tus frenos, bueno incluso agarrar los puños te va costar trabajo.

En cambio, si mientras subes pedaleando guardas tus guantes en plena lluvia y los sacas para iniciar el descenso, verás que tus manos recuperarán pronto el calor necesario y no tendrás ningún problema de frío en ellas.

4. Usa goggles antiempañantes


En el ciclismo de montaña nos hacemos amigos del lodo, no queda de otra. Debemos aprender a manejar en él para salir victoriosos en nuestras rodadas. Para proteger tus ojos de ese lodo que alza tu llanta delantera es importante usar goggles antiempañantes o lentes con mica transparente.

Hay algunos goggles que incluso tienen un accesorio de acetatos que vas quitando conforme tus goggles se van llenando de lodo.

En caso de no contar con este sistema, es recomendable conseguir unos buenos goggles que tengan una tecnología antiempañante. En su defecto puedes aplicar y embarrar un poco de shampoo para que las gotas resbalen.

5. No te enfríes

Sí estás rodando y empieza la lluvia, mantente en movimiento, de esta forma evitarás que tu cuerpo se enfríe. No es necesario llevar una chamarrota ni miles de prendas.Ya que al hacer ejercicio tu cuerpo aumenta su temperatura y si traes una chamarra impermeable ésta no deja salir el calor tan rápido y estarás calientito si te mantienes en movimiento.

6. Lleva las cosas importantes en bolsas herméticas

Básico; lleva bolsas herméticas para guardar tus cosas de valor como celulares, cartera, papel de baño e incluso tu herramienta para que esta no se oxide. Si usas mochila algunas tienen una funda impermeable y si la tuya no la tiene, puedes elaborar alguna con un impermeable roto que por ahí tengas guardado.

7. Alejarse de las zonas abiertas

En el bosque uno corre el riesgo de ser objetivo de un rayo. Es por eso que si la lluvia empieza a caer con más fuerza o se convierte en una tormenta eléctrica deberás detenerte o incluso regresar. Mantente lejos de zonas abiertas y tampoco te resguardes debajo de árboles que estén solos.

8. Aplica aceite para bebé en brazos y piernas

Hay algunos tipos de pieles delicadas que no toleran el exceso de humedad.

Para evitar algún tipo de salpullido se recomienda  proteger la piel aplicando un poco de aceite para bebés en brazos, piernas y cualquier otra zona de nuestro cuerpo expuesta a la lluvia. De esta manera el agua resbalará sobre el aceite protegiendo mejor nuestra piel.

9. Asegúrate de llevar cambio de ropa para después de la rodada

Lleva un cambio de ropa completo en tu automóvil. Así cuando termine tu rodada, podrás cambiarte y rápidamente estar seco para evitar posibles enfermedades respiratorias.

No olvides llevar  entre esa ropa extra una pequeña toalla, calcetines y zapatos. Muchas veces olvidamos que el frío también entra por nuestros pies.