La bicicleta plegable es una bicicleta que poco a poco ha ido recobrando su popularidad. Especialmente, en el mundo del ciclismo urbano. A pesar de esto aun existen bastantes mitos relacionados a su desempeño, comodidad y eficiencia. Tengo que confesarlo, hasta finales del 2007 yo creía que las bicicletas plegables eran sólo un juguete. Ahora soy un amante de esta familia de bicicletas y hoy vamos a desenmascarar 7 de los mitos más comunes acerca de las bicicletas plegables.

1. En una plegable hay que pedalear más.

La gran mayoría de las bicicletas plegables suelen tener rodados considerablemente más pequeños que las bicis convencionales. A simple vista parece imposible que una bicicleta rodado de 16” pueda recorra la misma distancia que una de 26” con las mismas pedaleadas.
Si bien es cierto que entre más pequeña sea la rueda ésta recorre una distancia menor, las bicicletas plegables, para contrarrestar el tamaño de sus ruedas, están diseñadas con una relación de velocidades diferente a la de sus primas. Una buena bicicleta plegable generalmente utilizara un plato más grande que una bicicleta convencional. Con esto se logra que por cada revolución del plato la bici cubra una mayor distancia. Por lo tanto no hay que pedalear más que con cualquier bicicleta.

Relación de velocidades bicicleta

El uso de un plato de mayor diámetro permite que la bicicleta cubra una mayor distancia por cada revolución de éste y por lo tanto permite generar mayor velocidad.

2. Las bicicletas plegables no son veloces.

Si vamos a hablar de velocidad volvemos al tema de la relación de velocidades. En términos físicos la velocidad esta definida por la distancia que se recorre en cierto tiempo. Si nuestra bici nos permite recorrer una mayor distancia por cada pedaleada y pedaleamos a un buen ritmo podremos alcanzar muy buena velocidad. En pocas palabras, la velocidad que puede alcanzar una bicicleta dependerá de que tan alta sea su relación de velocidades y la cadencia que logre el ciclista.

Bicicleta plegable Brompton

3. Las bicicletas plegables no sirven en subidas.

La habilidad de subir colinas o remolcar carga con la bicicleta esta directamente relacionada con que tan baja sea su relación de velocidad.
Entre menor sea la distancia que recorre nuestra bicicleta, por cada revolución del plato, será más fácil subir una colina o mover carga. Al igual que las bicicletas convencionales, se pueden encontrar plegables con un gran rango en su relación de velocidades.

4. Las bicicletas plegables son de juguete.

Existe la creencia de que las bicicletas plegables no son duraderas. Ciertamente los puntos débiles de una plegable son las bisagras y uniones que permiten que la bicicleta se doble. Los fabricantes de bicicletas plegables de buena calidad como Brompton, Tern, Dahon, por nombrar algunas, están conscientes de esto y utilizan materiales y tecnologías de última generación para garantizar que sus bicicletas duren toda una vida. Podrán parecer de juguete, pero una buena plegable es bastante resistente.

Tern

5. Una plegable solo sirve para viajes cortos.

Sin duda las bicicletas plegables son una maravilla para movernos en el día a día dentro de la ciudad. Pero su potencial va mucho más allá. Como ya lo vimos anteriormente las prestaciones de una buena plegable no le piden nada a una bici convencional. Son rápidas, eficientes y muy resistentes, características importantes para viajes largos. Con una bicicleta plegable adecuada es posible recorrer largas distancias. Recientemente tuvimos la oportunidad de realizar un viaje de 4 días, de Guadalajara a Morelia, en una Brompton y la verdad se porto de maravilla. Pero eso no es nada, inclusive hay quienes se han aventurado a recorrer el mundo en una plegable.

Cicloturismo en Brompton

6. Las bicicletas plegables son muy caras.

Es verdad que las bicicletas plegables suelen ser más costosas que los modelos convencionales. ¡Ojo! Esto no quiere decir que una sean caras. Si nos ponemos a pensar en el servicio que nos brindará una buena plegable pronto nos daremos cuenta que vale la pena la inversión.
Algunas ventajas de las plegables:

  • Se reduce el riesgo de robo ya que no es necesario dejarla en la calle.
  • Con una plegable es más fácil combinar la bici con otros medios de transporte.
  • No ocupa mucho espacio por lo que es fácil de guardar en cualquier rincón de la casa, escuela u oficina.
  • Puedes tomar un taxi o pedir un aventón en cualquier momento.
  • La puedes llevar en tus viajes de trabajo o de placer.

Si quieres conocer un poco más de las ventajas de una plegable no olvides echarle un ojo a nuestro artículo “5 Razones para Usar una Bicicleta Plegable“.

7. Sólo las puedes usar en la ciudad.

Al igual que sus primas convencionales, las hay de diferentes estilos, cada uno con un objetivo particular. Dentro de la familia de las plegables no sólo hay bicis para la ciudad. También podemos encontrar bicicletas de ruta y de montaña, muchas de ellas de tamaño convencional. Un muy buen ejemplo de este tipo de bicicletas son las Montague.

080925_014
Foto: Yuan-Chou Lo

Como pueden ver, este tipo de bicicletas son bastante versátiles. Sin embargo, esto no quiere decir que sean las mejores, ni que sean para todos. Al igual que con cualquier tipo de bicicleta, es necesario pensar en nuestros objetivos y el uso que le vamos a dar. Con esto en mente podremos encontrar cual es la mejor bicicleta para nosotros. ¿Crees que una plegable es una buena opción para ti?