El invierno esta a la vuelta de la esquina y en muchas ciudades de México el frío ya se comienza a sentir. Si la bicicleta es tu principal medio de transporte aquí te comparto 7 útiles consejos que te ayudarán a disfrutar de tus rodadas en estos meses de invierno.

Vestimenta Adecuada

1. Utiliza diferentes capas.

La manera más eficiente de mantenernos abrigados cuando salimos a pedalear es hacerlo en capas. La finalidad de utilizar varias capas es atrapar y mantener el calor al mismo tiempo que repelemos el frío del exterior.

  • La primer capa es básicamente nuestra playera o camisa. Para viajes largos, en los que puede que se sude un poco, les recomiendo comprar alguna prenda de materiales especiales que absorben el sudor de la piel y lo evaporan.
  • La segunda capa debe ser una prenda con propiedades térmicas. Lo ideal es un chaleco o suéter delgado de poliéster.
  • La tercer capa tiene la finalidad de repeler el frío del exterior por lo que un rompevientos de nylon es ideal.

Chaleco de poliéster y rompevientos de nylon con bandas reflejantes en las mangas.

2. Que no se te enfríe la cabeza.

Cerca del 30% del calor corporal es liberado por la cabeza debido a la gran cantidad de sangre que circula por ella. Si la mantenemos abrigada mantendremos más calor.
Dependiendo de que tan baja sea la temperatura podemos simplemente utilizar alguna banda en la frente o cubre orejas. Si el frío es un poco más extremo podemos utilizar algún gorro.

Otro mecanismo a través del cual despedimos calor es la respiración. Un Buff es una alternativa excelente ya que podemos cubrir las orejas, boca y cuello usándolo como un pasa montañas. Si no tenemos un Buff podemos usar un paliacate para cubrir la boca y nariz.

Un buen par de lentes son especialmente útiles en los meses de invierno así como en temporada de lluvias. El aire frío sobre nuestros ojos ocasiona la secreción de lagrimas que pueden afectar nuestra visión. Además, un buen par de lentes protegerá nuestros ojos de otras partículas.
Asegúrate de buscar unos lentes que no sólo te protejan los ojos, sino que también tengan una buena ventilación para evitar que se empañen.

Muy bien abrigado con gorro, buff y lentes.

3. Un buen par de guantes.

Cuando vamos a salir a rodar con frío siempre es buena idea usar unos guantes. Es importante asegurarnos de que éstos nos permitan frenar adecuadamente y que no afecten nuestro agarre.
Lo ideal es hacernos de un buen par de guantes para ciclismo. Estos guantes tienen palmas acolchonadas para garantizar una buena circulación,  protegernos las palmas en caso de alguna caída y brindarnos un buen agarre.

Winter cycling gloves
Foto: Neilfein

 

Durante y Después del Viaje

4. Comienza despacio.

Hay que salir solamente con un poquito de frío ya que con la pedaleada entraras en calor. Comienza a pedalear despacio para ir calentando los músculos, conforme vayas entrando en calor puedes acelerar el ritmo. Con las bajas temperaturas nuestros músculos están un poco más tiesos que de costumbre y nos podemos lastimar si queremos salir pedaleando a toda velocidad. Se recomienda tomar una buena tasa de café o té antes de pedalear en una mañana fría.

Melbourne cyclist café
Foto: Velovotee

5. Mantente visible.

Especialmente en días muy fríos los conductores, por alguna extraña razón, no esperan ver ciclistas rodando por las calles de la ciudad. Por tal razón es importante mantenernos visibles en todo momento.
Recomendaciones:

  • Usa ropa con colores llamativos (Existen algunas prendas especialmente diseñadas para el ciclista urbano con motivos reflejantes)
  • Utiliza luces delanteras y traseras.

A cyclist braves the snow in west London
Foto: Gluemoon

6. Regula la temperatura.

Dependiendo del frío que haga, la distancia que vayas a recorrer, el tipo de terreno y la cadencia de tu pedaleo es probable que tengas que hacer unos ajustes a tu vestimenta, durante el trayecto, para regular la temperatura de tu cuerpo.
Si utilizas varias capas esto es muy sencillo, basta con desabrochar la capa exterior para permitir la entrada de algo de aire fresco o quitar alguna de las capas según sea necesario.

Melbourne Cyclists
Foto: Velovotee

7. Al llegar no te quites todas las capas de una sola vez.

Al llegar al trabajo, escuela o a cualquiera que sea nuestro destino, no te quites todas las capas de una sola vez. Debido a la actividad física nuestro cuerpo esta caliente, si nos descubrimos totalmente corremos el riesgo de enfermarnos. Lo ideal es mantener por lo menos una de las capas ligeras y permitir que nuestro cuerpo se aclimate a la temperatura del lugar en el que estamos.

La vestimenta va en función de que tanto baje la temperatura en tu ciudad. En algunos casos un simple rompe vientos puede ser suficiente, sin embargo en algunas ciudades habrá que cubrirse un poco más. Espero que estos consejos te sean de utilidad para rodar todo el año.