Ya sea como estilo de vida, ejercicio o como una actividad recreativa el ciclismo de montaña está lleno de buenas razones para practicarlo. A continuación te compartimos 6 sorprendentes razones para que te decidas de una vez por todas.

1. Conoces lugares increíbles

Ciclismo de montaña
El ciclismo de montaña te saca de la caótica ciudad. Te interna en la naturaleza, abrazándote con toda su energía para que disfrutes de paisajes inigualables, lugares que jamás imaginaste llegar rodando.  Incluso te puede llevar a otros países para descubrir senderos en lugares nuevos.

2. Haces amistades entrañables

Amistades en el ciclismo de montaña
Podemos tener personalidades distintas; le podemos ir a un equipo deportivo contrario; podemos ser incluso seguidores de partidos políticos que no comparten las mismas ideas; pero en el ciclismo de montaña se crean lazos entrañables. La hermandad ciclista es muy grande y en los senderos se olvida todas esas ideologías y sólo nos une el gusto por disfrutar de la tranquilidad, aventura y toda la magia que la montaña, sierra, cerro, selva o bosque nos ofrece a los ciclistas.

3. Mejoras tus habilidades en otras modalidades deportivas

Habilidades del ciclismo de montaña
El ciclismo de montaña sin duda es un deporte muy completo. Te ayudará a mejorar tus habilidades. Tendrás mejor equilibrio y coordinación. Más fuerza en músculos que probablemente no desarrolles en tu deporte cotidiano.  Además el ciclismo de montaña mejora tu pedaleo y tu condición cardiovascular.

4. Proteges tus articulaciones

Bicicleta MTB
Quien te diga que no hace bici porque tiene lastimada las rodillas; no ha investigado bien.

El ciclismo de montaña es generalmente un deporte sin impacto, nuestras articulaciones no se someten a sacudidas o tirones con demasiada tensión. Por lo tanto es una modalidad que se recomienda mucho a personas que por problemas de rodilla no pueden correr o trotar.

Eso sí, si te duelen las rodillas al pedalear, es porque la altura del sillín está mal posicionado y esto sí puede lastimarte las rodillas.

Este dolor le pasa muy a menudo a las ciclistas mujeres, porque suelen usar el asiento muy bajo para “poder alcanzar el suelo”. El usar la altura del sillín demasiado bajo hará que te duela la parte frontal de la rodilla.  Y si te duele la parte de atrás es que el sillín está más alto de lo que deberías usarlo.  Para evitarlo, siempre se debe colocar el sillín aproximadamente a la altura de la cadera. En otro post hablaremos de los tips para el ajuste del sillín en tu bicicleta de montaña.

5. Mejoras tu concentración e improvisación

Concentración en el ciclismo
En otras modalidades del ciclismo o en general del deporte no hay tal cantidad de obstáculos que nos hagan improvisar.

En el ciclismo de montaña está lleno de éstos, por lo tanto en la ruta que hagas siempre deberás ir alerta.  Los single tracks, o senderos te sorprenderán con veredas llenas de raíces o surcos de agua, ramazos, empinados que no te esperabas y miles de piedras que esquivar. Todo te permite desarrollar instintos muy precisos para actuar en caso de situaciones inesperadas.

6. Te divertirás infinitamente

Ciclista en el lodo
Al hacer ciclismo de montaña, volverás a disfrutar del lodo, de la lluvia, de las caídas; de convivir y reír; de las largas excursiones, de los viajes al bosque. De equivocarse y probar de nuevo hasta que te salga. De trabajar en equipo y salir con los amigos. Hacer cosas nuevas cada salida. Sí; y aunque la ruta sea pesada, te hayas caído y estés muy cansado; tu sonrisa será el grato recuerdo de lo divertido que fue rodar en montaña.

Si ya escuchaste el llamado del ciclismo de montaña, ¿qué otras razones para practicarlo nos puedes compartir? Déjanos tus comentarios aquí abajo.