Una de las mejores cosas que me han pasado en esta vida ha sido encontrarme con personas que comparten mi pasión por la bicicleta. Así yo descubrí un mundo que antes para mí era desconocido…rodar en grupo. A continuación te comparto 6 excelentes razones para salir a rodar en grupo.

1. Desarrollas confianza

Si apenas comienzas a usar la bici, el salir a rodar en grupo te ayudará a desarrollar tu confianza y descubrir la dinámica de tu ciudad.

Foto por José Daniel Kiser

2. Conoces nuevos lugares

Rodando en grupo conocerás lugares que muy probablemente ni te imaginabas que existían. Si ya los conocías te aseguro que los vivirás de manera muy diferente.

3. Aprendes a navegar tu ciudad

La ciudad se vive de manera muy diferente cuando se recorre en bicicleta. Comenzarás a ubicar calles, avenidas, negocios y personas que de otra manera pasarían desapercibidas. Esto te ayudará a no perderte, vayas o no en bici.

4. Llegas más lejos de lo que imaginas

El destino y las distancia de las rodadas en grupo siempre es diferente. En ocasiones te llevarán a lugares más lejanos, a los que tal vez jamás te imaginaste que llegarías en bicicleta (sin duda rodar en carretera es más fácil y seguro si vas en grupo).

5. Compartes conocimiento

Las rodadas siempre reúnen una gran diversidad de personas que te brinda la oportunidad de aprender cosas nuevas y compartir tu conocimiento con lxs demás. Aprendes más sobre la bici, sobre mecánica, sobre accesorios y eventos.

6. Haces amigxs

Una de las cosas más valiosas que me ha dejado rodar en grupo son las amistades. El grupo con el que ruedas se vuelve tu grupo de amigxs y a veces más que una familia pues tú los escoges.

Foto por José Daniel Kiser

Si ya has experimentado una rodada en grupo, sabrás que no exagero e incluso podrás pensar que me hacen falta razones. Si todavía no has vivido la experiencia de rodar en grupo aquí te comparto unas recomendaciones para que disfrutes más tu primer rodada:

  • Ten presente que no son competencias. Recuerda que no todos tienen la misma condición y resistencia. Es importante mantener una velocidad adecuada para que nadie se quede atrás.
  • Respeta las indicaciones del guía, él o ella es quien encabeza la rodada, sabe la ruta para llegar al destino y marca el ritmo de la rodada. Sigue sus indicaciones y no rebases al o la guía.
  • Revisa tu bici antes de salir. Además, lleva contigo parches, cámara de repuesto, herramientas, un pequeño botiquín y todo lo que consideres necesario. No sabes cuando tú o algún compañero necesitará ayuda. Ya sé lo que estás pensado “es una rodada en grupo obvio alguien más debe de llevar” y es cierto pero posiblemente el viaje de regreso a casa lo hagas solo y hay que estar preparado para cualquier imprevisto y poder llegar con bien.
  • Recuerda que si todxs salimos juntxs todxs regresamos juntxs, esto es lo que marca la diferencia de rodar en grupo a rodar solo. Al principio cuesta trabajo detener la rodada por algunos minutos cuando alguien se poncha, una cadena se zafa o cuando pasa cualquier inconveniente mecánico. Recuerda que son un grupo y que tarde o temprano puedes ser tu quien se encuentra en esa situación y el grupo también te va a esperar y te ayudará.
  • Quizá estos consejos ya los has escuchado muchas veces pero son súper importantes, ya sea en grupo o solo:
    • Usa casco
    • Hazte visible (luz roja atrás y luz blanca adelante)
    • Tal vez serán necesarios unos guantes
    • Recuerda que hay gente que te espera en casa

Lee nuestro artículo cómo andar en bicicleta de noche para más información.

Me atrevería a decir que todos los días hay gente que se junta para compartir esta pasión y salir a tomar las calles en bicicleta. Por eso, encontrar un grupo que se acomode a tu día, horario y ubicación no será difícil. Puedes buscar en redes sociales o a lo mejor ya detectaste un grupo que se junte cerca de donde vives, así que ¿qué estás esperando? ¡Ya sea solo o en grupo, no dejes de rodar!