Lo has decidido, vas a comprarte una bicicleta de montaña. Vas a varias tiendas y descubres que hay un mundo de bicicletas, de marcas, de estilos, de colores. No sabes exactamente lo que quieres o necesitas y empiezan los problemas.

Esta será tu guía básica para comprar una bici de montaña justo para lo que la necesitas.

1. Elige que modalidad quieres practicar

Ciclista de MTB en camino rocoso
Lo primero que debes hacer es definir el estilo o la modalidad del MTB que quieres practicar. Muchos queremos una bicicleta todo terreno. Pero si has decidido hacer del ciclismo de montaña un pasatiempo será necesario tener una bicicleta adecuada. Y aunque queramos abarcar todas las modalidades no se puede totalmente.

Si estás empezando en el ciclismo de montaña te recomendamos comprar una bicicleta de acuerdo a tus posibilidades económicas y que además te permita aprender y tener una experiencia placentera en la montaña.

Si tu decisión es incursionar en el ciclismo de montaña no tan extrema te recomendamos que tu primer bicicleta sea una para la modalidad XC o para Trail.

Las bicicletas para XC las puedes encontrar en su mayoría con suspensión delantera y algunas con doble suspensión, no mayor a 110mm. Estas bicicletas se componen de un cuadro de aluminio y componentes desde los más básicos hasta los tope de gama. La geometría y configuración de esta bicicleta está diseñada para tener una posición más cómoda para subir.

Las bicicletas para Trail son de doble suspensión y sus recorridos varían entre 120mm y 140mm. La geometría de esta bicicleta es una mezcla tanto para subir como bajar cómodamente.

Pero si quieres entrar de lleno a practicar Downhill, por ejemplo, lo ideal es hacerlo con una bicicleta adecuada para este propósito. Recuerda, no tiene que ser la mejor ni la más costosa, pero sí diseñada para esta disciplina (o la que decidas practicar) para tener una mejor experiencia.

2. Busca la talla de cuadro adecuada

Ciclista de MTB principiante
Uno de los errores más grandes que podemos hacer al comprar nuestra primera bicicleta es escoger una talla inadecuada para nosotros. Este error hará que nuestra experiencia en montaña no sea la mejor. Si la bicicleta es demasiado grande o pequeña no podremos sacarle el potencial a nuestra compra. Conocemos mucha gente que fue convencida por el vendedor de llevarse otra talla y arrepentirse tiempo después de esta decisión.

Las marcas tienen sus propias tallas, pero la mayoría utilizan pulgadas y se basa en la distancia de la base de la altura del tubo del cuadro vertical. Muchas veces creemos que solo nuestra altura es la que va a definir nuestra talla, pero no es del todo cierto, ya que algunas personas pueden tener más largo el tronco y las piernas cortas o al revés, es por eso importante que la medida real para escoger nuestra talla debe ser del largo de nuestra entrepierna.

Tabla de tallas MTB

Fórmula para obtener una aproximación adecuadamente a tu talla:

T = talla del cuadro (en pulgadas)
L = longitud de entrepierna (en centímetros)
A = altura del sillín (en centimetros)

Talla del cuadro

T = L x 0.22 (obtendrás la talla del cuadro en pulgadas)

Altuta del sillín

A = L x 0.885 (obtendrás la altura del sillín en centímetros)

3. Selecciona el sistema de frenado

Freno de disco para bici
En el ciclismo de montaña los frenos son sumamente importantes. Se necesita un sistema de frenado efectivo, eficiente y seguro. Las bicicletas más sencillas en componentes y por ende en costo traen frenos v-brake. Sin embargo estos nos pedirán más fuerza para apretar las palancas y frenar a tiempo. Estos frenos nos complican sobre todo en las bajadas ya que estamos más preocupado en frenar que en lo que viene frente a nosotros. Otra desventaja de los v-brake es que al rodar por terreno muy mojado o enlodado, tanto las zapatas como el rin se mojan o enlodan afectando el frenado. Además otras de las desventajas que tienen los frenos V-brake es cuando tengas necesidad de quitar las llantas de tu bici, tendrás que estar ajustando la zapata cada vez para que quede centrada y ajustada.

Es por ello que se recomiendan mejor que sean frenos de disco. Las bicicletas varían en precio dependiendo del freno de disco que tengan ya sea mecánico o hidráulico, desde el más básico hasta el tope de gama.

Como ciclista de montaña considero que los frenos de disco hidráulicos son bastante cómodos y eficientes al frenado. Nos piden menos fuerza de presión en las palancas, e incluso éstas tienen un botón de ajuste para acercarlas y alejarlas dependiendo del largo de nuestra mano. Otra gran ventaja es que por un poco de dinero extra, al comprarla ya con ellos, estarás evitando cambiar tus frenos mecánicos por unos hidráulicos en poco tiempo y no estarás pagando el precio de menudeo.

4. Determina la suspensión que necesitas

Suspensiones de bicicleta
La suspensión es otro factor que varía de bicicleta a bicicleta y dependerá del tipo de terreno en el que constantemente vas a rodar, o la modalidad que escojas. Y lo primero que debes saber es que existen dos tipos de suspensiones:

  • Suspensiones de resorte
  • Suspensiones de aire

Las suspensiones de resorte, se conforman interiormente por un resorte que las hará trabajar. Y las suspensiones de aire, traen un cartucho cargado de aire a cierta presión y éste es el que la hace trabajar. Las bicicletas más básicas traen suspensiones de resorte y mientras vaya subiendo la gama se les encuentra con suspensiones de aire.

Ambas suspensiones funcionan como debe ser: para ir amortiguando el camino accidentado y absorber los impactos, sin embargo las de aire tienen una configuración más detallada para los diferentes tipos de manejo además del bloqueo o liberación de la suspensión. Mientras que la suspensión de resorte sólo tiene para bloquear o abrir el sistema de suspensión.

Como bien hemos dicho, si lo que quieres es subir mucho y bajar poco o por zonas no tan accidentadas una buena alternativa es una bicicleta para XC, con solamente suspensión delantera. Podrás escoger entre los 80mm y 110mm. Hay que considerar que si principalmente vamos a rodar en territorios planos, la suspensión trasera nos penalizará el pedaleo lo cual se traduce en mayor esfuerzo físico.

Si tu territorio es más accidentado y además te gusta tanto subir como bajar te recomendamos una bicicleta de trail. Las bicicletas para trail las puedes identificar porque la mayoría son de doble suspensión con un recorrido entre 120mm y 140mm. Podríamos decir que este tipo de bicicleta es el más versátil para iniciarse ya que es buena para subir al tener la suspensión trasera con bloqueo y buena para bajar porque no es nerviosa como una de XC. Además, una gran ventaja de invertir en esta bicicleta es que no vas a tener que cambiar de bicicleta en un buen rato y le podrás ir mejorando los componentes en caso de ser necesario.

5. Invierte en los componentes que realmente necesitas

Bicicleta MTB
Para iniciarse en el ciclismo de montaña es importante saber invertir bien nuestro dinero a la hora de comprar una bicicleta. La variación del precio de una bicicleta de montaña depende, en gran medida, de la calidad de sus componentes.

Generalmente las gamas bajas (las más baratas) traen componentes que utilizan en su estructura materiales plásticos lo que hará que el desgaste sea más rápido y con más probabilidades de romperse en caso de mal uso o un golpe directo en el componente. Al elegir una gama mayor contamos con la calidad para enfrentar el uso cotidiano sobre todo si estamos aprendiendo.

Te aconsejamos que no busques nada demasiado complejo o superior al uso que le vayas a dar a tu nueva bicicleta de montaña. Es conveniente verificar e investigar que componentes trae tu futura bicicleta y si estás entre marcas esto podrá ayudarte a tomar la mejor decisión de compra sobre calidad y precio.

6. Si vas a comprar de segunda mano verifica que no sea robada


El robo de bicicletas se ha incrementado y el mundo del ciclismo de montaña también se ha visto sumergido en este problema. Muchas bicicletas de montaña robadas son vendidas en portales web de venta, mercados, tianguis o de persona a persona. Te pedimos que no apoyes el comercio de bicicletas robadas.

Para ello, en caso de comprar una bicicleta de segunda mano, es importante que preguntes o que sepas de dónde proviene la bicicleta. Pide al vendedor la nota de venta o una factura donde vengan las especificaciones de la misma, pregúntale por qué la vende. Verifica que el número de serie (generalmente viene en el cuadro, en la caja del eje de centro) no esté borrado o tallado. Si el precio es demasiado bajo con respecto a los precios generales duda un poco y hazle todas estas preguntas. Si no tiene cómo comprobar la pertenencia de la bicicleta con una nota, pídele que te enseñe fotos de la bicicleta con el usándola (por supuesto que todos tenemos fotografías de nuestra bicicleta). Ya dependerá de tu criterio para la compra de la bicicleta.

¿Te sirvieron estos consejos? ¿Nos falto alguno? ¿Qué otro consejo te gustaría compartir con nosotros?