Una opción para hacernos de una bicicleta es comprar una de segunda mano. Con paciencia y un poco de suerte uno puede hacerse de una muy buena bicicleta a una fracción de lo que costaría comprar una nueva. A continuación les compartimos 5 consejos que nos serán de gran utilidad al buscar una bicicleta usada.

1. El tipo de bicicleta

Lo primero que tenemos que considerar antes de adquirir una bicicleta, ya sea nueva o usada, es dedicar un tiempo a pensar que tipo es el que se adapta mejor a nuestras necesidades.
Para encontrar nuestra bicicleta tenemos que buscar entre una gran gama de estilos, modelos, número de velocidades, tipo de freno, talla, etc.
Una buena manera de descartar algunas opciones es respondiendo 4 preguntas:

  1. ¿Qué uso le voy a dar a la bici?
  2. ¿En dónde la voy a usar?
  3. ¿Qué tan seguido la voy a usar?
  4. ¿Cuánto dinero puedo invertir?

Lo más importante al elegir nuestra bicicleta es:

  • Que nos guste.
  • Que se adapte a nuestras necesidades.

Podrás encontrar más información en nuestro post: “Lo que todo mundo debe saber antes de comprar una bicicleta”.

Bicicletas antiguas

2. Dónde buscar una bici usada

Existen varios lugares en los que podemos buscar una bicicleta de segunda mano.

  • Internet.
  • Conocidos y/o amigos.
  • Existen tiendas que toman bicicletas usadas a cuenta de una nueva y venden las usadas.
  • Puedes rescatar piezas de diferentes bicicletas ya sea en algún deshuesadero, taller comunitario, etc.
  • Trueques de bicicletas. Cada vez es más común que varios aficionados a las bicicletas se reúnan a intercambiar o vender piezas o bicicletas completas.
Trueque de bicicletas en la Ciudad de México.

Trueque de bicicletas en la Ciudad de México.

3. Asegúrate de que no sea robada

Una vez que ya encontramos una bicicleta que nos guste hay que asegurarnos de que no sea robada. Al comprar bicicletas robadas se esta fomentando el robo. ¡Si sospechas que una bicicleta es de dudosa procedencia no la compres!

Lo ideal es que quien te la vende te entregue la factura. Sin embargo, existen casos en los que la bicicleta fue un regalo o se compro hace muchos años y el vendedor no cuente con una factura. Alternativamente lo que puedes hacer es preguntar acerca de la historia de la bicicleta. También es bueno pedir que te muestre algunas fotos en las que aparezca él con la bicicleta.

4. Estado general

El estado general de la bicicleta es muy importante. El hecho de que la bicicleta esté oxidada, con las llantas desinfladas y con la pintura raspada es una clara señal de que la bicicleta no fue cuidada y muy probablemente tendrá otros problemas ocultos.
Si la bici se ve bien, con las llantas infladas y uno que otro rasponcito lo más seguro es que el dueño la trato bien y hay menos probabilidad de que traiga otros problemas.

Bicicletas viejas.

5. Costo – beneficio

Antes de comprar una bicicleta usada es importante evaluar qué tanto trabajo necesita y qué refacciones y partes son las que hay que cambiar.
Esto varia en función de el cuidado y mantenimiento que le dio el dueño. Una bicicleta con un buen mantenimiento puede durar una vida y más.
Es importante considerar el uso que le vamos a dar a nuestra bicicleta. Esto determinara la calidad de las refacciones que hay que cambiar.

Pedales de bicicleta

Cuando se evalúa el estado general de la bicicleta hay que considerar que algunas piezas como: Pedales, asiento, manubrios, chicotes, cadena, llantas, cámaras etc. son relativamente económicos de cambiar. Ósea que si sólo hay que cambiar o reparar componentes baratos el costo-beneficio puede ser bastante bueno.

En caso de que los platos, sprockets, desviadores estén dañados habrá que invertir un poco más ya que estos componentes son más costosos. En estos casos habrá que evaluar la calidad del cuadro y ver si se justifica la inversión. En ocasiones nos podemos hacer de una muy buena bicicleta. Al igual que con una bicicleta nueva la inversión deberá de ir en función de tus necesidades.

Espero que estos consejos te sean útiles en la búsqueda de tu bicicleta. Nos gustaría que nos dejaras tus comentarios y nos comentes como te fue. Si tienes más dudas con gusto te las resolvemos.

A continuación te presentamos una lista con puntos clave para evaluar el estado general de una bicicleta.

Checklist para revisión general

Llantas

El estado de las llantas dice mucho sobre el cuidado que se le ha dado a la bicicleta, sin importar que tan vieja sea.

  • Presión
  • Estado del dibujo y superficie de rodamiento
  • Estado de los costados

Ruedas

  • Alineación de los aros
  • Presencia de oxido en aros de acero
  • Estado de las masas
  • Estado de los rayos

Frenos

  • Desgaste de las zapatas (en caso de frenos de disco revisar el estado de las balatas y de el disco)
  • Estado del mecanismo (Palancas, chicotes, forros, varillas, dependiendo del tipo)
  • Revisa que las zapatas no rocen la llanta
  • Revisa que los frenos sean adecuados a la geometría del cuadro

Telescopio

  • Estado de las tasas y rodamientos
  • Revisa el ajuste de las piezas (no debe existir juego entre ellas)

Cadena

  • Presencia de oxido
  • Mide el desgaste de la cadena (Si la cadena esta muy estirada es posible que los dientes de platos y sprockets estén desgastados)

Platos y Sprockets

  • Checa el desgaste de los dientes en platos y sprockets (Si los dientes tienen forma de aleta de tiburón es muy probable que haya que cambiar todo el sistema de potencia, lo cual es costoso)

Eje de Centro

  • Revisa si existe juego en el eje
  • Revisa que tan suave giran las palancas

Pedales

  • Revisa que tan suave giran los pedales sobre su eje
  • Revisa si presentan juego en su eje
  • Revisa si hacen ruido o se atoran al girar

Cuadro y Tijeras

  • Asegúrate que el cuadro es de talla adecuada
  • Revisa que no haya abolladuras o fracturas en los tubos que conforman el cuadro y tijeras
  • Revisa el estado de la pintura
  • Revisa los ángulos del cuadro asegúrate que no este deforme
  • Ve el cuadro de frente y asegúrate que no este torcido
  • Revisa que ambas patas de la tijera sean simétricas

Manubrio

  • Revisa que no este doblado
  • Revisa que no este oxidado
  • Sujeta la rueda delantera para ver si existe algún juego o si el manubrio esta flojo
  • Vigila que el manubrio gire suavemente

Asiento

  • Revisa que el poste del asiento no este pegado
  • Revisa que la longitud del poste del asiento sea suficiente para ajustarlo a tu medida
  • Revisa que el asiento este firme y que no se gira ni se inclina