La bicicleta plegable no es algo nuevo. Los primeros reportes oficiales de una bicicleta portátil datan de 1978, una Penny-Farthing la cual contaba con una rueda delantera plegable y un cuadro desarmable. Sin embargo, la primer patente registrada de una bicicleta plegable, propiamente dicho, fue a cargo del americano Emmit G. Latta en Febrero de 1888.

Dibujos de patente de Emmit G. Latta de 1888.

A pesar de esto, no ha sido hasta épocas más recientes que la bicicleta plegable ha comenzado a abrirse camino en el mundo del ciclismo urbano. Yo me considero un amante de estas bicicletas y a continuación les comparto 5 de las tantas razones por las que amo mi plegable.

1. Van a Donde tu Vas

Una de las cualidades más valiosas de una bici plegable es que son sumamente convenientes. Las puedes echar en la cajuela, en el autobús sin importar a donde vayas no te perderás la oportunidad de salir a pedalear.

First ride of 2008: Coastal Park Connector
Foto: Mr. Brown

2. Seguridad

Con una plegable los candados, y cadenas son cosas del pasado. Vayas a donde vayas no hay necesidad de encadenar la bicicleta en un poste rezando para que un amante de lo ajeno no decida llevársela a dar la vuelta. Una buena bicicleta plegable te permitirá doblarla y meterla a tu destino final. En algunas ocasiones habrá que negociar un poco para meter la bici pero como dice el dicho: “hablando se entiende la gente”.

3. Es un Vehículo Intermodal por Naturaleza

Una bicicleta plegable te ofrece el servicio puerta a puerta más eficiente. No importa la distancia que tengas que recorrer para ir al trabajo o a la escuela. Una bicicleta plegable te brinda la oportunidad de utilizar diferentes modos de transporte. Si tu bici es compacta y no se enteran que es una bicicleta la podrás subir al transporte público sin ningún problema.

Bike by Tube
Foto: Stevecadman

4. Cabe Junto tu Escritorio

Al llegar a tu destino podrás guardar la bicicleta en cualquier rincón. No pasara desapercibida ya que una plegable siempre llama la atención, pero por lo menos estará segura en un rincón o a un lado de tu escritorio sin estorbar a nadie. En el hogar es una maravilla, especialmente si vives en un departamento ya que no ocupan mucho espacio.

5. Una de las Mejores Maneras de Conocer una Ciudad es En Bicicleta

Una de las cosas que más disfruto de mi bici es que puedo viajar con ella. Ya sea en auto, en autobús, en barco o en avión mi bicicleta siempre viaja conmigo. Con una plegable hasta un viaje de trabajo se puede transformar en toda una aventura.

A diferencia de lo que muchos piensan, hoy en día las bicicletas plegables son bastante eficientes y cómodas para moverte en la ciudad. Puedes encontrar bicicletas de diferentes rodados, con velocidades y de todos los estilos. Si estas interesado en una bicicleta plegable, pero no sabes por donde empezar a buscar te invito a que leas ¿Cuál es la Mejor Bicicleta Plegable?

¿A ti por qué te gustan las bicicletas plegables? ¿Haz viajado con ella? Si tienes una plegable seguramente tendrás una que otra anécdota. Te invito a que la compartas con nosotros.