En algunas ciudades más que en otras, día a día la bicicleta cobra mayor protagonismo. Si no, que lo digan las compañías y gobiernos que se han embarcado en proyectos monumentales alrededor del mundo, en donde la bici es la gran protagonista.

No se trata solamente de obras de arquitectura e ingeniería, sino de un cambio de paradigma. En algunas ciudades ya no se construye para una cultura que pone al automovilista antes que peatones y ciclistas, sino para nuevas generaciones que valoran el medio ambiente y saben que la vida es mucho más que una carrera sin tregua.

Estos son 5 de esos proyectos monumentales que se adelantan en diversos lugares del planeta, para facilitar y mejorar la vida de los y las ciclistas.

1. La ciclovía en Polonia que brilla en la oscuridad

Esta ciclovía es una perfecta combinación entre estética, funcionalidad y sostenibilidad. Se trata de un carril de 100 metros que de noche se ilumina con un azul muy brillante. El proyecto abarcará una longitud más amplia, pero este primer tramo servirá de prueba para el desarrollo futuro.

La pista está inspirada en la ciclovía “Noche estrellada”, de los Países Bajos. Sin embargo, la ciclovía polaca aporta una gran innovación: no funciona con luces LED como la de Holanda, sino con energía solar. En otras palabras, la ruta no necesita de alimentación externa. Gracias a unas micropartículas de Luminophore que están en el asfalto, absorbe la energía solar durante el día y proyecta luz de noche.

Esta ciclovía se instaló en una zona rural, cerca de un río. La luz azul se eligió porque forma un extraordinario contraste con el resto del paisaje. Se abrió el pasado 23 de septiembre y lo que se pretende es observar su comportamiento durante el invierno. Si pasa la prueba, se hará un tramo más largo.

2. El Great Trail en Canadá

El “Great Trail” o “Gran Camino” es el sendero recreativo más largo del mundo. Tanto, que a lo largo de su recorrido podrás observar diversos paisajes canadienses, urbanos, rurales y silvestres. Algunos tramos corren paralelos a ríos navegables. En total son 24,000 kilómetros, que van del Atlántico hasta el Pacífico y desde este hasta el Ártico.


El camino comenzó a construirse en 1992 y a la fecha se ha completado en un 86%. Se pretende que esté totalmente concluido en 2017, cuando Canadá celebre su 150 aniversario. Son muchos los gobiernos locales, instituciones, organizaciones y comunidades que están comprometidas con el mantenimiento de este magnífico sendero.

Muchos lo consideran un “paraíso ciclístico”, ya que todo el trayecto puede ser recorrido en bicicleta. En ningún tramo se permiten los automóviles y los paisajes son de ensueño.

3. El Hovenring en Países Bajos

El “Hovenring” es un puente circular colgante, ubicado en la ciudad holandesa de Eindhoven. Este puente está destinado exclusivamente para el uso de los ciclistas. Tiene una arquitectura fascinante, en forma de anillo, como un platillo volador. Esta obra es en sí misma un homenaje a los amantes de la bici, ya que su principal propósito es el de protegerles y garantizarles un recorrido fantástico.

Eindhoven es también llamada “La ciudad de la luz”, ya que es el hogar de la poderosa compañía Phillips. De ahí que el Hovenring tenga una iluminación espectacular, que hace perfectamente visibles todos sus tramos en la noche.

4. Bike Autobahn en Alemania

Alemania fue pionera en la construcción de autopistas de alta velocidad en el mundo, a las que genéricamente se denominó “Autobahn”. Ahora quieren repetir la hazaña, pero esta vez enfocándose en los ciclistas. Por eso, en 2016 abrieron el tramo inicial de la primera “Bike Autobahn”, un trayecto de 10 kilómetros, destinado exclusivamente para ciclistas.

A largo plazo, los alemanes pretenden construir una gran red de estas autopistas para ciclismo, de 100 kilómetros en total, que conectaría a cinco ciudades. Se trata de vías rápidas, que cuentan con ancho de 4 metros, perfectamente iluminadas y sin semáforos o intersecciones. Tienen varios desniveles por lo que expertos piensan que funcionará excepcionalmente bien para las bicicletas eléctricas.

5. Estacionamiento de bicis Eco-cycle en Japón

Los japoneses son excelentes detectando los problemas y mejores aún aportando soluciones. Prueba de ello es el “Eco-cycle”, primer estacionamiento urbano subterráneo para bicicletas. Está completamente automatizado y ofrece una respuesta adecuada a la dificultad de estacionar la bici en una gran ciudad, sin ocupar grandes áreas o entorpecer el acceso a los diferentes lugares.

Eco-Cycle fue desarrollada por la compañía Gike. Tiene capacidad para almacenar hasta 204 bicicletas. Esta construcción antisísmica tiene una altura de 11.6 metros y un diámetro de 8.5 metros.

En la puerta de acceso al Eco-Cycle hay un sensor que lee el tag de la bicicleta, cuando se ubica allí. Luego se abre un compartimento en donde se debe colocar la rueda delantera. El ciclista tiene que alejarse antes de presionar el botón de “Carga”. Finalmente, se abre la puerta de entrada y la bicicleta es transportada hasta el estacionamiento. Para recuperarla simplemente se activa un botón y el aparato queda a disposición en no más de 13 segundos.

Esperamos que estos proyectos sirvan de inspiración a profesionistas, autoridades y ciudadania en general en tu comunidad. Y sí, somos conscientes de que “no estamos en Holanda”. Pero, esto no es un impedimento para que tú y yo trabajemos para generar las ciudades que queremos.