Desde su invención, la bicicleta ha sido un vehículo que no ha dejado de evolucionar. Y uno de esos grandes cambios tecnológicos que ha experimentado, precisamente han sido los cambios de marcha o velocidades. Y desde entonces, nada volvió a ser igual.

Sin duda, uno de los grandes cambios que experimentó la bicicleta y que permite concebir el ciclismo como lo conocemos hoy en día, es la invención del sistema de cambios o velocidades en su trasmisión.

Primero fueron los cambios internos, que el fabricante británico de bicicletas Raleigh, patentó 1895. Éstos consistieron de tres velocidades o cambios dentro de la maza; algunos años más tarde, vinieron los cambios externos que, han sido los más usados por los pedalistas en el ciclismo de ruta y competición y cuyo origen le adjudicamos al ingenio del italiano Francesco Ghiggini en 1941 –por esos años, Tullio Campagnolo, también comenzó a desarrollar varios sistemas de cambios-.

Los cambios de velocidades o marchas en la bicicleta, en realidad han sido el mecanismo que ha hecho más eficiente nuestro pedaleo, llevándonos sin importar cuestas o pendientes, más lejos y más rápido con un menor esfuerzo. Y sin embrago, no todos sabemos usarlos correctamente.

Así que si ¿estás aprendiendo a usar los cambios de tu bici? o ¿aprendiste a andar en ella hace poco tiempo?, te cuento cuáles son los errores más comunes que cometemos cuando no los sabemos usar, y te enseñó que debes hacer para no caer en esos errores.

1. Hacer los cambios con la bicicleta estática (sin que esté en movimiento)

De traje en bicicleta

Algunos cometemos el error de realizar los cambios con la bicicleta detenida. Los cambios siempre se deben hacer con los pedales de la bicicleta en movimiento, y cuando los realices, disminuye la frecuencia e intensidad de tu pedaleo para ayudar a que los cambios se efectúen con mayor suavidad.

2. Hacer los cambios en el momento inadecuado

Este es uno de los errores que con mayor frecuencia cometemos al utilizar los cambios de marcha de nuestra bicicleta.

Para evitar un momento inadecuado al realizar los cambios de velocidades, deberás observar el camino y anticipar el cambio de marcha antes de que realmente lo necesites, es decir, si estás por entrar en una cuesta, realiza el cambio de marcha antes de entrar a ella.

Sí podrás hacerlos mientras estás enfrentando la cuesta, pero siempre sin poner tención en la cadena. Prepárate colocando la cadena en el plato pequeño y ve subiendo gradualmente –según lo vayas necesitando- a los piñones más grandes, pero siempre procurando hacerlo de uno en uno para evitar forzar la cadena y que ésta se salga o incluso que se rompa.

3. Cruzar la cadena demasiado

Crank de bicicleta

Al realizar los cambios de velocidades, nunca deberás utilizar el plato pequeño en conjunto con el piñón más pequeño, así como nunca, usar el plato grande con el piñón más grande.

El cruzar la cadena de nuestra transmisión en estas posiciones forzará el funcionamiento de todo el sistema de transmisión, eso no es bueno porque lo desgasta, e incluso puede obligar a la cadena salirse del plato, o del piñón y bloqueará toda la transmisión.

Lo recomendable es cruzar lo menos posible la cadena al hacer algún cambio de marcha.

4. Cambiar de velocidades de forma rápida

Cuando comentes este error, estás propiciando que ocurran saltos en la cadena, lo que puede producir que la transmisión se obstruya con el descarrilamiento de la cadena o que el desviador trasero se atore con los rayos de la rueda, pudiéndote ocasionar una caída. Ten cuidado con esto y recuerda hacer los cambios de uno en uno y de manera suave.

Si la cadena se sale de los platos, así como de alguno de los piñones, puedes ayudarle a regresar a su posición correcta, pedaleando en forma inversa pero despacio hasta destensar la cadena. Si la cadena queda obstruida entre los dientes del engranaje o el desviador trasero se atora con los rayos de la llanta, desmonta de la bici y tira de la cadena lentamente para evitar daños mayores en las piezas. Si esto no funciona será momento de usar el corta cadena para liberarla.

5. No utilizar la velocidad adecuada en el momento indicado

ciclista de ruta pedaleando a pie
Para evitar esto, es necesario que conozcas –al menos de manera general- la marcha adecuada para pedalear en bajadas, subidas y a toda velocidad.

En subidas

Deberás usar plato chico y piñón grande como base, y de ahí, dependiendo de la cadencia de tu pedaleo realizaras el ajuste que vayas requiriendo en el cambio de marchas. Esa combinación o relación de engranajes también te servirá para emprender la marcha sin mayor esfuerzo.

En bajadas

Plato grande y piñón chico y el mismo proceder.

A toda velocidad

Plato grande con piñón chico y buenas piernas.

También será bueno que le eches una leída a este texto, donde se explica con mayor detalle qué son los cambios o velocidades de tu bici en: “Conoce el sistema de cambios de tu bicicleta”. Así como también a este otro: “Cómo usar los cambios de tu bicicleta”.