Alix Aylen y Bobby Gadd, también conocido como a Tall Bike Bobby, son dos cicloturistas que comenzaron su viaje en el verano del 2012 en Vancouver, Canada.
Si los encuentras en el camino no será difícil reconocerlos ya que ambos viajan en bicicletas bastante peculiares. Alix pedalea en una bicicleta extra larga y Bobby pedalea en una extra alta.
En su paso por la Ciudad de México tuve la oportunidad de charlas con ellos y platicar de su aventura.

Una de las cosas que muchos se preguntan al conocer a alguien que se encuentra realizando un viaje largo es, ¿qué hacía antes de comenzar su viaje?

Bobby creció en Portland. Después se mudó a Los Ángeles, donde vivió por cinco años. Aquí trabajó con la LA Bicycle Coalition como coordinador de un programa de estacionamiento de bicicletas en eventos. También, fue voluntario en la Bicycle Kitchen, colaboró en la creación del taller comunitario Bici Libre. Además fue co-fundador de la CicLAvia.

Antes del viaje Alix vivió en Toronto hasta que decidió irse a continuar sus estudios en San Francisco. Antes de dejar Toronto, trabajaba para Evergreen, una organización ambiental canadiense. Allí Alix administraba un programa de becas para grupos escolares trabajando en proyectos de desarrollo comunitario y agricultura urbana en Canadá. Además colaboraba como voluntaria de varios jardines comunitarios en Toronto.

Aunque no lo crean Bobby comenzó a involucrarse en el tema de la bicicleta hasta cuando se mudó a Los Ángeles. Al llegar, con su carro, se dio cuenta que era bastante difícil encontrar un lugar para estacionarse y una manera poco práctica de moverte en la ciudad.
Bobby: “Cuando me mudé a “Los Angeles Eco-Village” conocí a varios activistas de la bicicleta que también vivían ahí. Andar en bici era simplemente divertido, conocer gente, paseos en bici, sentir que estaba haciendo la diferencia. Así fue como me enamore de esto”.

Alix siempre se ha movido en su bicicleta a todas partes. Sin embargo fue hasta el viaje cuando comenzó a visitar talleres comunitarios y grupos que promueven el uso de la bicicleta.
Alix: “Yo empecé a usar la bici porque me pareció lo más lógico. Además no quería sacar mi licencia. La bicicleta siempre me pareció la opción más económica de moverme por mi ciudad”.

Alix y Bobby comenzaron su viaje en el verano del 2012, cada uno por su cuenta. Ella quería mudarse a San Francisco para continuar estudiando, como ya lo mencionamos, y el decidió que sería buena idea regresar en su tall bike a Los Ángeles después de asistir al Bike! Bike! el cual se celebraría en la ciudad de Vancouver.

Alix: “Yo no sabía mucho sobre el cicloturismo. Quería irme a San Francisco, como no podía, ni quería manejar decidí tomar la bicicleta que había estado usando durante años para viajar de Vancouver a San Francisco”.

Bobby: “Termine de soldar mi bicicleta pocas antes de subirme al avión. La terminé, la desarmé, la metí a una caja y me fui al aeropuerto rumbo al Bike! Bike!”.

Alix y Bobby se conocieron al cruzar la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Después de viajar juntos por un tiempo ella siguió su camino por la costa y él se desvió tierra adentro. Después de varios kilómetros el destino los volvió a unir.

Permanecieron algún tiempo en Los Ángeles y en San Francisco. Durante este tiempo estuvieron trabajando. Alix termino un curso y armo su bicicleta extra larga mientras Bobby perfeccionaba la Tall Bike para continuar el viaje.

Para la segunda etapa de su viaje salieron de San Francisco el 1 de octubre del 2013. Hasta ahora su  plan es llegar hasta Cancún. De ahí buscarán la manera de cruzar el Golfo de México de regreso a Estados Unidos, pedalear al Bike!Bike! en Columbus y llegar a Toronto en octubre de este año.

Las Bicicletas

La bicicleta de Alix fue armada con piezas de cuatro bicicletas diferentes y una extensión Xtracycle. Entre otras cosas transporta en ella su amada trompeta. En la canastilla delantera experimenta germinar algunas semillas y secar chiles.

Bobby soldó él mismo su tall bike para su viaje de Vancouver a Los Ángeles. Poco a poco la ha ido reforzando y adaptando para viajar. Entre otras cosas transporta su Banjo, una flauta transversa y una flauta dulce.

Después de un poco de la historia de estos dos viajeros, ¡lo que todos ustedes esperaban! Aquí les comparto los 5 consejos de Alix y Bobby para tu primer viaje en bicicleta.

1. No necesitas una bici cara.

Alix: “Solamente consigue una bicicleta, la que sea. Nuestras bicicletas fueron prácticamente gratuitas. La mía es una bicicleta Frankenstein con piezas de 4 bicicletas y una extensión Xtracycle”.
Bobby: “No necesitas una Surly ni otras bicicletas caras. Cualquier bicicleta se puede adaptar para un viaje”.

2. Familiarízate con tu bicicleta.

Bobby: “Aprende lo básico. Por ejemplo, cómo parchar una cámara”.
Alix: Primero prueba tu bicicleta en viajes cortos. El chiste es conocer bien tu bicicleta antes del gran viaje”.

3. No necesitas invertir todo tu dinero en equipo.

Alix: “En el camino me di cuenta que vale la pena invertir en unas buenas cubiertas y un buen saco de dormir. Fuera de eso depende de con que te sientas cómodo. Nosotros viajamos con casa de campaña, pero conocemos personas que viajan sin una”.

4. Fija un objetivo para tu viaje.

Bobby: “Piensa en tu viaje en términos de qué quieres hacer y adónde quieres ir. No se trata solamente de recorrer grandes distancias. Yo prefiero interactuar con las personas que voy conociendo en el camino, no sólo pedalear todos los días”.
Alix: “La bici es el medio cómo haces el viaje, pero no es el viaje. Nos gusta tener hobbies mientras viajamos. Es un buen momento para aprender algo nuevo”.

5. Trabaja con el presupuesto que tengas.

Alix: “No te esperes a ahorrar grandes cantidades de dinero. Toma lo que tengas y con eso ves para que te alcanza”.
Bobby: “Hay dos tipos de viajes. El primero es en el que tomas vacaciones del trabajo y regresas a tu vida normal después del viaje. El segundo, es en el que renuncias a tu trabajo y viajas hasta dónde puedas. Es muy diferente. Es difícil en el sentido que tienes que decidir hasta dónde voy, cómo lo voy a lograr y cómo voy a regresar pero sin duda es bastante divertido”.
Alix: “Por eso es importante tener metas y objetivos para tu viaje. ¿Por qué lo haces? Si no estas muy seguro del porque, está bien, lo descubrirás en el camino. Es una experiencia que cambia tu vida”.