Un gran número de ciclistas urbanos son padres y en algún momento tendrán que la opción de transportar a sus hijos en la bicicleta. Llevar a tus pequeños a la escuela, a la guardería o simplemente disfrutar de un paseo es una forma maravillosa de convivir con tu hijo y fomentar el uso de la bicicleta como un medio de transporte sustentable y divertido. Sin embargo, no todas las veces lo hacen de la manera más segura. Recuerda que los niños son más frágiles y una caída puede terminar en lesiones severas e inclusive la muerte. Por eso, debes tener mucho cuidado en cómo transportas a tu hijo. A continuación les compartimos cuatro errores bastante comunes al pasear con niños pequeños y tres alternativas más seguras de viajar.

1. Sentados en Poste Superior del Cuadro

Muy probablemente éste sea uno de los errores más comunes. En este caso el niño va sentado en poste superior del cuadro de la bici. Algunas veces el adulto sujeta con uno de los brazos al pequeño. Otras veces el niño se equilibra solo apoyando sus manos en el manubrio.

Riesgos:

  • Es fácil que el niño pierda el equilibrio al pasar algún tope o bache y caiga.
  • A pesar de que en ocasiones se utilice alguna almohada en el poste, esta posición puede resultar incomoda, especialmente en trayectos largos o con demasiado brincotéo.
  • Dependiendo de la estatura del niño y la geometría de la bicicleta, existe la posibilidad de que sus pies o piernas se atasquen o se raspen con la rueda.
  • El llevar al niño en el poste del cuadro puede llegar a afectar la maniobrabilidad y control de la bicicleta, especialmente cuando se sujeta al niño con una mano.

Niño sentado en cuadro de bicicleta

2. Sentado en el Manubrio

En numerosas ocasiones he visto niños (y adultos) que van sentados en el manubrio de la bicicleta.

Riesgos:

  • El peso en el manubrio reduce considerablemente la maniobrabilidad y el control de la bicicleta.
  • Al frenar de manera repentina, el niño puede perder el equilibrio o salir proyectado hacia el frente.
  • Dependiendo de la estatura del niño y la geometría de la bicicleta, existe la posibilidad de que sus pies o piernas se atasquen o se raspen con la rueda.
  • Ir sentado en el manubrio es bastante incomodo.

Niño sentado en manubrio de bicicleta

3. Sentado en la Pierna

A pesar de que se ve bastante incomodo, este error lo vemos muy seguido. Básicamente, el niño va sentado en la pierna del padre mientas éste va pedaleando y lo sujeta con uno de los brazos. Pudiera parecer bastante divertido para el niño. Subiendo y bajar, subir y bajar. En realidad el llevar al pequeño de esta manera puede ser peligroso.

Riesgos:

  • En caso de una situación sorpresiva, la reacción del ciclista generalmente es sujetar el manubrio con ambas manos. Esto puede ocasionar que el adulto suelte al niño.
  • En trayectos largos puede ser cansado para el adulto.
  • Al ir sujetando al pequeño con un brazo se reduce el nivel de maniobrabilidad y control de la bicicleta.

Error al pedalear con tus hijos.

4. Parados en el Portabultos

La verdad es que se ve bastante divertido y cómodo ir parado sobre el portabultos de la bici. El adulto puede sujetar con ambas manos el manubrio mientras que el niño se sujeta a los hombros del padre.

Riesgos:

  • Al pasar por algún tope, bache o alguna maniobra repentina el niño puede perder el equilibrio con facilidad.
  • En trayectos largos puede resultar cansado para el niño.

Niño parado en portabultos de bicicleta

Alternativas para Llevar a los Pequeños en la Bici

1) Asientos Portabebé ($)

Si los trayectos serán más frecuentes y el niño es pequeño la manera más cómoda y segura de transportarlo es utilizando un asiento portabebé. Existen algunos modelos que se sujetan a la parte trasera de la bicicleta y otros que se sujetan en la parte delantera como el asiento WeeRide LTD Kangaroo. Estos asientos están diseñados de tal manera que impiden que las piernitas del pequeño entren en contacto con las ruedas de la bicicleta. Además permiten asegurar al niño de manera bastante cómoda por medio de correas. Otra ventaja de estos asientos es que puedes instalar uno en la parte frontal y otro en la parte trasera de la bici. Así puedes llevar a tus dos hijos en tu bicicleta.
Existen asientos que se sujetan al portabultos trasero ideales para niños más grandes e inclusive adultos.

Portabebé trasero para bicicleta

Ejemplo de portabebé trasero.

Portabebé delantero para bicicleta

Ejemplo de asiento portabebé delantero.

Sugerencias

  • Edad recomendada 6 meses – 5 años (Consulta siempre las recomendaciones de la marca y modelo específicos).
  • Se sugiere que uso de casco para el niño.
  • No olvides asegurar al niño con las correas de seguridad.
  • Si se usa el asiento trasero únicamente te recomiendo usar un cuadro con un poste superior bajo. Esto te permite bajar y subir de la bici sin patear a tu hijo.
  • Los asientos frontales generalmente soportan menos peso.

2) Remolque ($$$)

La segunda alternativa es utilizar un remolque. Existen modelos especialmente diseñados para llevar a los pequeñines que incluyen cinturones de seguridad. Los hay de una o varias plazas. Por ejemplo el Remolque InStep Take 2 (2 plazas). Al igual que los asientos portabebé, permiten asegurar a los niños de manera confortable con la ventaja de que en el remolque puedes llevar desde a un recién nacido hasta niños ya más grandes.

Remolque para bicicleta.

Ejemplo de un remolque para niños.

Sugerencias

  • Edad recomendada 6 meses – 6 años (Consulta siempre las recomendaciones de la marca y modelo específicos).
  • Se sugiere que uso de casco para el niño.
  • No olvides asegurar al niño con las correas de seguridad.
  • Puedes utilizar alguna cobija o almohada para mayor confort.
  • Puede ser una buena inversión ya que se puede vender cuando los hijos crezcan o se puede usar para transportar otras cosas.

3) Extensiones ($$)

Si tu hijo ya comienza a andar en bicicleta quizá lo más divertido puede ser una extensión para la bici como el Co-Pilot Bike Trailer de WeeRide que aparece en la foto. Ésta es una buena opción para pedalear en familia ya que conviertes tu bici en una tandém de manera rápida y sencilla. Si tu hijo ya tiene una bicicleta, existen modelos que permiten sujetar y remolcar su bici.

Extensión para bicicleta

Ejemplo de una extensión para la bicicleta

Sugerencias

  • Edad recomendada 4 – 9 años (Consulta siempre las recomendaciones de la marca y modelo específicos).
  • Se sugiere que uso de casco para el niño.
  • Puede ser una buena inversión ya que se puede vender cuando los hijos crezcan

Al igual que cuando seleccionamos una bicicleta, es necesario analizar las diferentes opciones que podemos encontrar para transportar a los pequeños y evaluar cuál es la que más se adapta a nuestras necesidades. Toma en cuenta que si tienes más de un niño puedes combinar varias de estas alternativas. Por ejemplo, un asiento portabebé con remolque o con una extensión.

Utilizando cualquiera de estas alternativas te permite disfrutar de un paseo de manera segura y cómoda, además de fomentar el uso de la bicicleta en tus hijos.

Si estas interesado en ver más productos para pedalear con tus hijos te invito a leer sobre los mejores accesorios para pedalear con tu hija o hijo.